‘Primero la gente, luego la estrategia’: Corona

El presidente saliente del Grupo Corona, Francisco Díaz, cuenta su experiencia.

Archivo Portafolio.co

Francisco Díaz

Archivo Portafolio.co

POR:
mayo 07 de 2011 - 01:28 a.m.
2011-05-07

 

Se va satisfecho a cumplir sus planes empresariales. 

En los próximos meses, Francisco Díaz dejará la Presidencia del Grupo Corona después de seis años de gestión, en los cuales el trabajo por el recurso humano es lo que más destaca.

Como parte de un fondo de capital privado chileno-argentino, el ejecutivo se prepara para asesorar empresas colombianas de gran tamaño para llevarlas a la Bolsa. 

¿Cumplió con sus objetivos en Corona?

Desde el principio quería tres cosas. Una, reforzar toda la base de talento. En innovación, queríamos acelerar nuestro ciclo de desarrollo de productos y lo logramos, porque en los últimos tres años los productos nuevos son más del 37 por ciento de las ventas.

Además, quería volver la empresa más multinacional, y exportamos a 45 países, tenemos operaciones en China, en México. Eso lleva a un resultado económico: en los 6 años casi triplicamos lo que es el Grupo. 

¿Qué le faltó?

Me hubiera gustado y, espero que algún día venga, llevar esta compañía o algunas de las compañías a bolsa. 

¿Su mayor éxito?

El equipo que se ha desarrollado en Corona. La gestión del talento. Creo que ese es el fondo de todo. Primero la gente, después la estrategia.

¿El momento más complejo?

La crisis del 2008 fue muy dura porque fue la tormenta perfecta. Se nos cayó Estados Unidos, que era nuestro mejor mercado, se cayó Venezuela, que era nuestro segundo mayor mercado, subió el precio del gas, subió el precio de la electricidad y hubo revaluación.

Por primera vez vimos una pérdida y nos tocó entrar a reestructurar. En el 2010 cosechamos todos los frutos y pudimos pasar de la peor crisis de la historia a tener los mejores resultados de la historia, algo con lo que quedo muy satisfecho.

¿Cómo resolvió esa crisis?

Lo primero fue involucrando a la gente. Esa crisis no se resuelve desde la oficina con dos o tres vicepresidentes. Esas reuniones se tuvieron, pero la verdad fue un proceso que viene desde muchos empleados viendo qué podíamos hacer diferente y qué tipo de proyectos nos iban a dar caja. 

¿Ser gerente de un grupo es distinto a serlo de una empresa?

Sí, porque se trata de adaptarse a distintos entornos. En nuestro caso, son ocho negocios y es ver cómo salgo de esta empresa y voy a otra, y ver qué tengo que hacer para encontrar sinergias. Es mucho lo que hemos hecho y ha sido muy divertido hacerlo. Por lo general, los presidentes de los grupos se quedan por largo tiempo.

¿Por qué no fue ese su caso?

La oportunidad que hay en Colombia es única y voy a hacer algo que me apasiona; voy a tener participación en todo lo que voy a hacer. Aquí soy un empleado muy contento y bien compensado pero, al fin y al cabo, no me llega a mi ‘ADN’ de empresario. Es el momento de hacerlo.

Constanza Gómez G. 

Redacción de Economía y Negocios 

 

Siga bajando para encontrar más contenido