Globalstar elige a Colombia como ‘hub’ para atender Latinoamérica

La compañía líder en comunicación satelital ha encontrado varias oportunidades de negocio en el país, como son la localización GPS.

Javier Pinilla Gómez

Javier Pinilla Gómez, director Comercial de Globalstar para Latinoamérica, resaltó el gran potencial de los países de la región para hacer negocios con la tecnología satelital.

Foto: Cortesía Globalstar

POR:
Portafolio
junio 05 de 2017 - 10:05 p.m.
2017-06-05

Globalstar, una de las tres compañías líderes de comunicación satelital del mundo, establecerá su hub para Latinoamérica en Colombia, con el que atenderá toda la operación y distribución de sus equipos en los países de la región.

Tal como afirma Javier Pinilla, director Comercial de la compañía para América Latina, esta es una región en la que están realizando grandes inversiones por las importantes oportunidades de negocio que les está ofreciendo en sectores como la minería, la pesca o los deportes outdoor.

¿En qué consisten las operaciones de GlobalStar?

Nosotros hacemos comunicación satelital con tres áreas de negocio: una que llamamos dúplex, que es el típico teléfono vía satélite; otra que se llama Spot, que es un producto único y exclusivo que lleva varios años funcionando en Colombia por ejemplo para temas de seguridad y, por último, Simplex, que sirve para mandar información a través del satélite, por ejemplo una boya del mar para conocer el nivel.

¿En qué segmentos están trabajando hoy en día?

Nosotros nos hemos enfocado en varios nichos, pero nos queremos expandir. Por ejemplo, en Colombia, por el problema de minería ilegal, salió una ley para que toda la maquinaria amarilla, tenga un dispositivo GPS reportando, esa es una gran oportunidad y la estamos atacando. También estamos usando GPS para motores fuera de borda para los pesqueros de Ecuador o Panamá, tanto para evitar robos de motor, como para control de las zonas de pesca. Nos estamos diversificando en nichos donde la gente no nos veía.

¿Cómo operan en Latinoamérica?

Tenemos operaciones en toda la región. Lo que queremos hacer es que Colombia sea nuestro hub para hacer toda la distribución de estas soluciones en Latinoamérica. Por supuesto, las operaciones dependen del país, ya que también tenemos operaciones en Panamá. En estos momentos, toda la carga operativa, comercial y administrativa la manejamos en Colombia, vemos que es mejor recibido el producto colombiano y, por eso, estamos moviendo todo a este país. La idea es cerrar Panamá y que Colombia sea el centro para la región.

¿Por qué han escogido el país?

Sencillamente porque es mucho más atractivo comercialmente. Varios de nuestros equipos tienen arancel 0 para exportar a otros países. Por ejemplo, en Venezuela tenemos un negocio de teléfono satelital gigante, en el que el año pasado despachamos más de 2.000 unidades. También tenemos negocios grandes en Ecuador yo Perú; estamos entrando en Chile y seguimos en Argentina. Lo que vemos con esto es que lo mejor es tener la operación en Colombia.

¿Qué línea de negocio es la más rentable en estos momentos?

El teléfono satelital nos da menos rentabilidad que los otros aparatos, pero este es el que hay que mostrar, ya que es el producto más conocido. Los dispositivos para hacer tracking mundial por ejemplo para temas de rescate u otros que ofrecen un modem con conexión en cualquier parte del mundo. Esos son los que más aportan.

¿Qué estimaciones manejan en cuanto a ventas?

Nosotros como compañía hemos invertido más de US$190 millones en satélites de segunda generación y tenemos 24 lanzados, una configuración que nos da mayor cobertura para Latinoamérica. La región está en cuarta posición en ventas, pero está peleando con Europa y Asia, incluso en el cuarto trimestre los superamos. La compañía apuesta a estos países y esperamos tener mayor presencia en muchos países.
Estimamos crecer el negocio en un 52% hasta finales de 2018.

¿Y en el caso concreto de Colombia?

Colombia es un país muy importante para nosotros porque ya se ha creado la demanda. Antes era un mercado solo para equipos de localización del ejército, pero ahora con la minería y otras oportunidades, cada vez hay más gente que cree en los beneficios que ofrece esta tecnología. El año pasado crecimos 12% solo en Colombia en equipos de rastreo.

¿Cuáles son los segmentos en los que creen que pueden ser más fuertes?

Hay muchos segmentos en los que se puede aplicar la tecnología. Como mencioné, estamos atacando el sector de minería, además de gas y petróleo. También, vienen leyes en Colombia como la de transporte especial con la que estos vehículos deben tener dispositivos de seguimiento para hacer un mayor control. De igual forma, estamos en deportes outdoor como cuatrimotos y todo lo relacionado con la pesca, tanto artesanal como profesional. Por otro lado, nos hemos metido en geología y en aviación para controlar las zonas de fumigado.

¿La paz en Colombia puede mermar las ventas en temas de seguridad?

Pensé que ese iba a ser el efecto, pero no pasó. Estos aparatos se usan para muchas cosas, no solo para inteligencia, y por eso el ejército se ha mantenido en un nivel estable en los últimos años.

¿Estos productos llegarán a tener un mercado masivo?

Hoy ya tenemos una línea de dispositivos GPS de bajo costo, que pueden costar $80.000 al mes, algo muy interesante sobre todo para zonas con poca cobertura o para otros usos más exclusivos como podría ser un carrito de golf o bicicletas. Hay el espacio para venderlo, pero creemos que el volumen vendrá por otros segmentos.

Siga bajando para encontrar más contenido