¿Puede el Gobierno bloquear a Uber?

Se indagan opciones para inhabilitar 'apps' de transporte especial. Uber responde que decisiones en ese sentido sacrifican la libre competencia en el país.

Aún se espera que se pueda arreglar el conflicto entre taxistas y Uber.

Archivo particular

Aún se espera que se pueda arreglar el conflicto entre taxistas y Uber.

Empresas
POR:
julio 17 de 2015 - 02:12 p.m.
2015-07-17

La polémica entre taxistas y las aplicaciones móviles que permiten a usuarios contratar servicios especiales de transporte, como Uber, al parecer tendrá un capítulo complejo. EL TIEMPO pudo establecer que la Policía de Tránsito y Transporte indaga con empresas del sector tecnológico opciones técnicas que permitan bloquear el uso de estas aplicaciones móviles.

Dicha orden sería impartida al Ministerio de las TIC para su ejecución con el sector. Así el Gobierno zanjaría las exigencias del gremio taxista bogotano, el cual tiene programado un paro el próximo 29 de julio como protesta contra aplicaciones móviles que permiten la contratación de servicios especiales (carros blancos) y de autos particulares como transporte individual de pasajeros, actividad que, dicen los taxistas, está expresamente prohibida en la ley actual.

Para Uber y otras plataformas similares dicho servicio no está reglamentado.

En ocasiones anteriores el gremio taxista ha intentado obtener la orden judicial que indique el bloqueo de Uber. Una tutela fue interpuesta este año en tal sentido pero fue negada.

En internet circula la versión de la inminente promulgación de un supuesto régimen sancionatorio, incluido en el Decreto Único Reglamentario del Sector Transporte (1079 de 2015), el cual contemplaría multas contra usuarios de sistemas como Uber.

EL TIEMPO indagó al respecto, analizando el articulado, y no encontró tal medida o similares. No obstante, existe en la Cámara de Representantes un proyecto de ley, el 101 del 2014, en cuyos artículos 23 y 25 se define que serán objeto de sanción “personas naturales o jurídicas que violen las normas o realicen ilegalmente actividades relacionadas con la prestación del servicio público de transporte”.

Para expertos, dichos artículos abren la puerta a multas contra personas naturales usuarias de sistemas como Uber. Las autoridades han venido adelantado operativos contra los conductores de carros blancos de servicio especial que prestan transporte a través de Uber y ya se han sancionado a 26 empresas.

El presidente de la Cámara Colombiana de Infomática y Telecomunicaciones, CCIT, Alberto Samuel Yohai, recalcó que“cualquier medida de bloqueo tecnológico contra aplicación alguna constituye un atentado contra la libertad de uso de internet, contemplada en normas de la República relacionadas con la neutralidad de la red promulgadas por el mismo Gobierno”.

POSICIÓN DE UBER

Tras estos rumores de supuesto bloqueo a la aplicación, Uber responde que "la regulación de la movilidad y el futuro del libre uso de Internet en Colombia no pueden definirse bajo la amenaza de las vías de hecho y en favor de viejos monopolios que controlan y se lucran de los cupos de taxis".

 

Agrega la comunicación de Uber que "el camino que pretenden tomar el Ministerio de Tecnologías de la Información, el Viceministro, Enrique Nates y el Superintendente, Javier Jaramillo, no sólo sacrifica la libre competencia, sino que condena la innovación tecnológica en el país a un futuro de incertidumbre jurídica. De bloquear cualquier aplicación de internet el MinTIC atentaría contra el libre uso de la red y el futuro del emprendimiento tecnológico en Colombia".

 

"Es preocupante la sola pretensión de una Ley, como la impulsada por el Viceministro y el Superintendente de Transporte, que persiga al ciudadano por ejercer su derecho a escoger libremente una alternativa de movilidad segura, confiable y eficiente.

 

Invitamos al Ministerio de Transporte a que reconsidere esa iniciativa y en su lugar escuche a los cientos de miles de colombianos que claman por una regulación para alternativas como Uber. Una vez más, nos ponemos a su disposición para aportar en la construcción de un nuevo marco reglamentario, como lo hicimos recientemente en colaboración con el Gobierno de la Ciudad de México".

 

TECNÓSFERA