Groupe SEB quiere expandir la marca Imusa desde Colombia

Su meta es duplicar las exportaciones. El sello aporta 80% de sus ventas en el mercado andino.

POR:
marzo 07 de 2014 - 03:17 a.m.
2014-03-07

Tres años después de materializar la compra de la marca antioqueña Imusa, la firma francesa Groupe SEB se prepara para fortalecer su operación en Colombia, un mercado que ya se posicionó como el octavo de mayor relevancia entre las 150 naciones donde tiene presencia.

Para lograrlo, el foco será impulsar las ventas de productos colombianos en el exterior y duplicarlas en el mediano plazo. En este proyecto, Imusa tiene un rol protagónico, ya que aporta el 80 por ciento de los negocios que realiza la sucursal de la compañía en el mercado andino. “Creemos que el mercado de exportaciones es donde tenemos mayor potencial de crecimiento. En los próximos 5 años, queremos que las ventas al extranjero aporten el 20 por ciento del total de nuestro negocio”, señala Juan Guillermo Sánchez, gerente general de Groupe SEB en Colombia.

Por este motivo, a la reciente incursión de la marca en Cuba, se sumará la entrada a Costa Rica en los próximos meses. A la conquista de nuevos mercados (donde también se evalúan Chile y Brasil) se sumarán esfuerzos para fortalecerla en los países donde ya tiene presencia, entre los que se cuentan Ecuador, Estados Unidos, Perú, Panamá, Guatemala, República Dominicana y Puerto Rico.

Paralelamente al proceso de internacionalización, la multinacional ha venido trabajando para diversificar y robustecer la presencia de la marca en nuevas categorías. Aunque tradicionalmente el nombre Imusa se asociaba con productos de aluminio, ha venido reinventándose hasta convertirse en un sello multiproducto, que tiene en su portafolio desde ollas, implementos y recipientes para cocina, hasta pequeños electrodomésticos.

PANORAMA POSITIVO

El empeño de internacionalizar Imusa no es un hecho fortuito, ya que a la buena acogida que ha tenido la marca en mercados internacionales, se sumó el buen desempeño de las operaciones locales en los últimos años. “Colombia está de moda por varias razones. Las complicaciones económicas en el mundo han resaltado la confiabilidad que ha caracterizado al país en estos 15 años. Ellos están muy pendientes de nosotros”, explicó Sánchez.

Además del proyecto con Imusa, la multinacional francesa alista un plan de inversión para apalancar su crecimiento en el país este año. En este sentido, renovará su maquinaria, trabajará para reducir el consumo de energía y destinará capital para incrementar la productividad de sus equipos, todo por un total cercano a los 12 mil millones de pesos.

Y es que, aunque el 2013 fue difícil para Groupe SEB en Colombia, pues, como para muchas empresas, los paros y el precio del dólar impactaron negativamente sus finanzas, este año comenzó con buenas perspectivas.

Por este motivo, proyecta que el crecimiento de sus ingresos duplicará el proyectado para el producto interno bruto del país, y llegará al 8 por ciento.

Al cierre del 2013, Group SEB reportó ventas por 4.161 millones de euros globalmente (alrededor de 11,7 billones de pesos), lo que representó un crecimiento de 2,5 por ciento frente al año anterior. Del total de sus ingresos, aproximadamente 11 por ciento fue aportado por Latinoamérica, donde tiene 6 de sus 29 plantas.

En Colombia, las últimas cifras de la Superintendencia de Sociedades arrojan que al cierre del 2012 la compañía obtuvo ingresos operacionales por 297.743 millones de pesos y reportó activos por 377.720 millones de pesos.

OCHO DÉCADAS DE HISTORIA

El próximo 9 de agosto, la marca Imusa celebrará 80 años desde que fue fundada en Copacabana (Antioquia) bajo el nombre Industrias Metalúrgicas, momento en el que fue la primera industria productora de artículos de aluminio en el país. Sin embargo, no fue hasta un año después cuando fabricó su primera olla de aluminio, un producto que se convertiría en su ícono. En el transcurso de estos años, la compañía ha sido testigo de diversos momentos de la historia nacional. Por ejemplo, en 1945 introdujo su primera línea de productos plásticos como una respuesta a la escasez de materia prima debido a la II Guerra Mundial.

Pese a la cogida de la marca, pasaron casi 3 décadas desde su creación para que comenzara su proceso de internacionalización y tuvieron que pasar 20 años más para que llegara a los Estados Unidos. Años después, en el 2011, Groupe SEB, adquirío la compañía como parte de su plan de expansión en América Latina.

Cristina Bustamante

cribus@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido