Grupo Chaidneme, en megaproyecto inmobiliario en Bogotá

En construcción, la primera fase de la obra que le cambiará ‘la cara’ a la zona del Centro de Convenciones.

50.000 metros cuadrados estarán disponibles para oficinas.

Archivo particular

50.000 metros cuadrados estarán disponibles para oficinas.

Empresas
POR:
febrero 25 de 2015 - 04:30 a.m.
2015-02-25

En diciembre pasado empezaron las excavaciones preliminares de la primera etapa del megaproyecto inmobiliario del centro de Bogotá, con una inversión de 250 millones de dólares.

En el grupo de inversionistas de este plan llamado Atrio están el Grupo Chaidneme, hoy Grupo < a >, Arpro (firma de este conglomerado dedicada a la promoción, estructuración, gerencia y construcción de Proyectos Inmobiliarios) y QBO Constructores, que también promueve y gerencia la obra.

Álvaro Torres, gerente del proyecto, explica que esta construcción tiene particularidades que la convierte en el desarrollo inmobiliario más importante del país en la última década.

Respecto al grupo de inversionistas involucrados, Torres dice que si bien es importante la participación del Grupo Chaidneme, todos los inversionistas aportan según sus capacidades, tras precisar que faltan otros socios que más adelante se darán a conocer porque son jugadores muy importantes. Paralelo a esta obra, cada compañía tiene proyectos independientes, algunos relacionados con la revitalización del centro.

“Esta vez nos unió un ícono arquitectónico que transformará el centro”, dijo Torres.

Esta primera torre, que se espera que esté lista a finales del 2018, es parte del desarrollo que contempla la remodelación de la zona del Centro de Convenciones Gonzalo Jiménez de Quesada, en el centro internacional, cuyo uso se definirá más adelante. Está en la intersección de la Calle 26 y la Avenida Caracas.

La torre norte tiene 200 metros de altura y 44 pisos. Contará con más de 50.000 metros cuadrados de oficinas, 4.600 metros cuadrados de servicios y 1.800 metros cuadrados de comercio.

“Este es un proyecto que está concebido desde su nacimiento no solo como una propuesta inmobiliaria de gran altura, sino que tiene un enfoque muy importante en el desarrollo del espacio público. El énfasis en el espacio público ha sido la premisa fundamental desde que iniciamos, en el sentido de otorgarle a la ciudad y al país no solo un ícono arquitectónico, sino un espacio para que la que gente pueda compartir”, dice el ejecutivo.

Se estima que esta nueva zona de tránsito que comunicará a la Avenida Caracas con la Calle 13 puede atraer unas 72.000 personas diarias, entre estudiantes, empresarios y empresas vecinas.

Otra particularidad es que Atrio fue diseñado por Richard Rogers, ganador del Premio Pritzker de Arquitectura en 2007 (considerado el Nobel en la Arquitectura) y creador de importantes proyectos mundiales como el Centro Pompidou en París, la T4 del Aeropuerto de Barajas, el Edificio LLoyds en Londres, y el edificio Leadenhall en Londres, entre otros.

En cuanto al modelo de negocio, Álvaro Torres destaca como novedad que Atrio está pensado para dar renta.

“Es el proyecto más grande que hay dedicado solo a la renta, en el que unos inversionistas construyen un activo y arriendan a distintas empresas por el resto de su vida. Es un modelo americano y europeo bastante probado que en Colombia no ha empezado con esos volúmenes”, indica.

Esta enfocado a empresas que quieren buscar un espacio de calidad para concentrar sus operaciones en un solo sitio. Cada piso es de 1.800 metros cuadrados, lo que permite -según estándares internacionales- la ubicación de 180 personas por planta.

“Nuestro modelo de negocio es distinto en el volumen y en la forma en que se trabaja en Bogotá en el sentido de que, al ser un solo operador para el edificio, nuestro mayor interés es buscar el costo beneficio del arrendatario. Hablaremos con los interesados sobre cómo les podemos generar mayor valor agregado”, explicó.

PROYECTO DE CLASE MUNDIAL CON ACTORES LOCALES Y EXTRANJEROS

Según Álvaro Torres, Atrio es un proyecto de clase mundial a nivel arquitectónico y de ingeniería.

Para consolidar el concepto exterior e interior que lo caracteriza, la obra se ha estructurado tras un trabajo de varios años, en el que han participado las firmas más reconocidas del mundo, acompañadas de un aliado local, representado en empresas colombianas de trayectoria.

A continuación, la lista de las compañías nacionales y extranjeras que hacen parte del megaproyecto.

- Diseño: Rogers Stirk Harbour + Partners (Londres) + el equipo de Mazzanti (Colombia).

- Promotor y Gerente Proyecto: QBO Constructores

- Estructuras: ARUP (Casa de la Ópera de Sidney) + PyD (Nuevo Aeropuerto El Dorado)

- Fachada: ARUP (Centro Acuático de los Juegos de Beijing 2008)

- Construcción: consorcio formado por Arpro (Colombia) y EllisDon (Canadá)

- Sistemas mecánicos, eléctricos: ARUP + POCH

- Consultoría de costos: Aecom.

 

Constanza Gómez G.

Economía y Negocios