Grupo Energía de Bogotá inaugura subestación en Huila

Tesalia fue un proyecto construido en un tiempo récord de 14 meses, su fase inicial costó US$ 20 millones.

El proyecto dará mayor confiabilidad en el suministro de energía eléctrica en el suroccidente del país.

Archivo particular

El proyecto dará mayor confiabilidad en el suministro de energía eléctrica en el suroccidente del país.

Empresas
POR:
febrero 25 de 2015 - 04:09 a.m.
2015-02-25

Si este año, como está previsto, entra en operación el proyecto hidroeléctrico El Quimbo, ya es posible conectar la energía que genere con el Sistema Interconectado Nacional.

Esto puede ser gracias a la inauguración de la subestación de Tesalia y a la línea de transmisión conexa, construida por el Grupo Energía de Bogotá y ubicada en el departamento del Huila.

De acuerdo con el grupo empresarial, el tiempo que tardó la construcción de toda la infraestructura fue récord, si se tiene en cuenta que solo fueron 14 meses.

La empresa construyó, además de la subestación, una línea de transmisión de 49,7 kilómetros a 230 kilovatios entre Tesalia y Altamira. También cambió la configuración de la línea existente entre Betania y Jamondino, que tiene una extensión de 1,45 kilómetros.

Esta primera fase del proyecto tuvo un costo de 20 millones de dólares, unos 45 mil millones de pesos.

Para la construcción de la subestación y de la línea se contrataron 134 personas, todas de los municipios de influencia, aseguró la empresa.

En la siguiente fase del proyecto la compañía deberá construir una línea de 191 kilómetros de longitud, también a 230 kilovatios, entre Tesalia y Alférez (Valle del Cauca) y la ampliación de la subestación Altamira, a 230 kilovatios.

“Estamos cumpliéndole al país al elevar la confiabilidad del sistema eléctrico nacional, al Gobierno porque cumple con la calidad y eficiencia exigida y a los colombianos porque podrán contar con un servicio de energía más estable”, señaló el presidente del Grupo Energía de Bogotá, Ricardo Roa Barragán.

El área de influencia del proyecto cobija a once municipios del Huila (Tesalia, Paicol, Gigante, El Agrado, El Pital, Tarqui, Altamira, Iquira, Teruel, Palermo y Santa María), dos municipios del Tolima (Planadas y Río Blanco) y tres del Valle del Cauca (Florida, Candelaria y Cali).

La empresa también es la encargada del desarrollo de otras obras públicas, como la construcción de una línea a 500 kilovatios en la zona suroccidental del país.