El Grupo EPM vendió $6,3 billones en el segundo trimestre

En general, todos los negocios y filiales internacionales de la compañía registraron balances positivos en el lapso comprendido entre abril y junio.

El Grupo EPM consolida su operación en Colombia y en otros países de la región.

Portafolio

El Grupo EPM consolida su operación en Colombia y en otros países de la región.

Empresas
POR:
agosto 11 de 2015 - 05:36 p.m.
2015-08-11

Durante el segundo trimestre del año el Grupo EPM generó resultados financieros positivos en su gestión operativa:
Los ingresos consolidados fueron de $6,3 billones de pesos con un crecimiento del 11%.
El Ebitda ascendió a $2 billones con una variación del 15 % y un margen Ebitda del 32 %. El resultado integral del período ascendió a $853.781 millones con una disminución del 2 %.
"Los incrementos en los ingresos y en el Ebitda se debieron a un mejor comportamiento operativo de los diferentes negocios del Grupo", señala la empresa.
Con respecto al año anterior, los ingresos presentaron un aumento por $603.964 millones, explicados por varios factores.

En primer lugar, los servicios de energía aumentaron $481.498 millones (10 %), donde se destacó: en EPM matriz, los ingresos aumentaron en $219.070 millones, donde el negocio de distribución presentó un crecimiento por $103.697 millones, debido a un mayor ingreso unitario promedio (creció el 6 %) y una mayor demanda de 75 GWh en el mercado regulado.
Los ingresos de generación presentaron un aumento en $45.061 millones, debido al aumento de obligaciones de energía en firme del cargo por confiabilidad, aumento del precio de venta de energía en contratos y al aumento en la generación real.
La filial ENSA de Panamá presentó un crecimiento por $88.620 millones, asociado a mayor energía transportada (107 GWh) y por mayores ingresos producto de la conversión a pesos por la mayor TRM.
El Grupo Deca, en Guatemala, y Delsur, en El Salvador, presentaron un incremento por $60.968 millones, debido a los ajustes tarifarios por las revisiones del quinquenio, mayores GWh vendidos (56.6 GWh en EEGSA y 13.2 GWh en COMEGSA), y adicionalmente por el mayor reconocimiento de ingresos producto de la conversión quetzal -dólar- pesos, por la mayor TRM en Colombia.
Los servicios del gas combustible presentaron un crecimiento por $71.283 millones (29 %), producto de un mayor crecimiento en clientes, por aumento en ventas en más municipios de la región, y en tarifas, por una mayor TRM.
Los servicios de provisión de aguas y saneamiento presentaron un crecimiento por $51.933 millones, destacándose los ingresos de la nueva filial ADASA por $26.005 millones, mayores ingresos de las filiales del Grupo Ticsa en México por $15,749 millones, y un incremento en EPM Matriz por $12.908 millones, por incremento en usuarios, ingreso medio y consumos.

Con respecto a otros ingresos, estos ascendieron a $103.666 millones con una dismunición del 6 %, donde se destaca una

disminución por $31.064 millones producto de mayores recuperaciones presentadas el año anterior por la provisión de litigios y demandas, deudores, entre otras.
En cuanto a los costos y gastos, estos presentaron un crecimiento del 8 %, que se explica por un mayor costo de la operación comercial y mayores impuestos, donde se destaca el impuesto a la riqueza en Colombia.
Los gastos financieros netos presentaron un aumento del 13 %, explicado por mayores gastos por intereses en $35.313 millones, debido a los mayores créditos de deuda contratados menores ingresos por rendimientos en $10.561, producto de un menor portafolio de inversiones.
En los ingresos netos asociados a las inversiones se obtuvo un incremento por $6.436 millones, presentándose un efecto combinado de ingresos y gastos, donde aumentó el ingreso por dividendos en $38,427 millones provenientes de ISA e Isagen y un crecimiento en los gastos por método de participación en $34.049 millones.
El resultado integral del periodo se vio afectado principalmente por el gasto de diferencia en cambio por $159.722 millones, producto de una mayor exposición de la deuda contratada del Grupo y mayores gastos por intereses por $35.313 millones, debido a los bonos locales emitidos durante este año y a los desembolsos de créditos. Asimismo, se vio afectado por una mayor provisión del impuesto a la renta por $28.545 millones.

Los activos totales del grupo ascendieron a $37,9 billones de pesos con un aumento del 5 %, en el cual se destacan las mayores inversiones en la compra de Aguas de Antofagasta y los proyectos de la Hidroeléctrica Ituango y la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales Bello.
Los pasivos del grupo ascendieron a $19,9 billones con aumento del 8 %, producto de la emisión nacional de bonos y la consolidación de la deuda de ADASA, que equivale a $303.000 millones.
En cuanto a los indicadores, tenemos: el endeudamiento total del Grupo ascendió al 53 % (un punto porcentual por
encima con respecto a 2014).

El endeudamiento financiero fue del 32 % (seis puntos porcentuales por encima de 2014). Los indicadores de cobertura de deuda al final del trimestre fueron: Ebitda/gastos financieros 6,49 veces y el deuda/ebitda 3,47 veces.
El negocio de Energía representa un 87 %, tanto de los ingresos como del Ebitdadel Grupo, y un 84 % del resultado integral del período. Se destaca que el segmento de Distribución presentó un crecimiento por $103.697 millones, gracias a un mayor ingreso unitario promedio (creció el 6 %) y una mayor demanda de 75 GWh en el mercado regulado.

Por otro lado, los ingresos del segmento de Generación presentaron un incremento en $45.061 millones, debido al aumento de
obligaciones de energía en firme del cargo por confiabilidad, así como al alza en el precio de venta de energía en contratos y al aumento en la generación real.
El negocio de Gas representa un 5 % de los ingresos y un 2 %, tanto del Ebitda como del resultado integral del período del grupo. Se destaca que el incremento en los ingresos y en el Ebitda es producto de un mayor crecimiento en clientes, así como del aumento en las ventas en más municipios de la región y en las tarifas por mayor TRM.
El incremento de los ingresos y del Ebitda, presentado en los servicios de provisión de aguas y saneamiento (que representan el 8 % y 12 %, respectivamente), se debió a la inclusión de la nueva filial Adasa en Chile y a mayores ingresos de las filiales del Grupo Ticsa en México, así como de EPM Matriz por crecimiento en usuarios, ingreso medio y consumos.
El resultado integral del periodo se vio afectado principalmente por el gasto de diferencia en cambio en los negocios de Energía y Aguas, debido a la mayor exposición de la deuda y a la inclusión del endeudamiento del vehículo de inversiones utilizado para la compra de ADASA.

Con información de EPM