'Guerra' entre Starbucks y Dunkin' Donuts

Las dos compañías saben que el último trimestre del año y el inicio de las vacaciones en Estados Unidos, representan un momento ideal para sus lanzamientos. Por eso, guardan con reserva y expectativa, la hora de presentar sus nuevos productos.

Dos grandes cadenas lanzarán cafés con altas expectativas para fin de año.

Archivo / Portafolio

Dos grandes cadenas lanzarán cafés con altas expectativas para fin de año.

Empresas
POR:
noviembre 04 de 2014 - 03:21 p.m.
2014-11-04

Starbucks Corp. no es la única cadena de cafetería que sirve nuevas bebidas para las fiestas. A partir de este lunes, Dunkin' Donuts está vendiendo los snickerdoodle y sugar-cookie lattes, ambos nuevos para este año, dijo John Costello, presidente de marketing global e innovación para Dunkin' Brands Group Inc. con sede en Cantón, Massachusetts.

"Nuestros clientes aman la tradición junto con lo nuevo", dijo Costello. "Yo describiría nuestra estrategia para las fiestas como una familiar con un toque novedoso".

Los clientes de Starbucks en Estados Unidos tienen que esperar hasta el 12 de noviembre para su nueva bebida de vacaciones: el chestnut praliné latte. Esa bebida tomó cerca de tres años en crearse y es la primera nueva bebida de fiesta de la cadena en cinco años en los Estados Unidos y Canadá. La compañía también está trayendo de vuelta este año el café mocha de menta y el café caramel brulee. Las tiendas en el noroeste del Pacífico también servirán eggnog lattes, dijo Linda Mills, una portavoz.

Las vacaciones son un momento importante para los vendedores nacionales de café, que buscan atraer a los compradores en las paradas de recarga de combustible, y tal vez conseguir también que recojan una tarjeta de regalo mientras están en el interior. El año pasado, Dunkin' Donuts obtuvo el 27 por ciento de los ingresos de los Estados Unidos a partir del cuarto trimestre, cuando vendió red velvet lattes y chocolate caliente salted-caramel. Starbucks, con sede en Seattle, dijo que su línea de fiesta en 2013 ayudó a impulsar sus ingresos un 12 por ciento, en los tres meses hasta diciembre.

Las nuevas creaciones de ambas cadenas son indulgentes. Un cookie latte mediano de Dunkin, a base de leche entera, tiene 340 calorías, mientras que un caramel brulee latte mediano de Starbucks, con 2 por ciento de leche, tiene 430 calorías. Un chestnut praline latte pequeño tiene 270 calorías.

AMENAZA EN LÍNEA

Las últimas temporadas de vacaciones han sido más difíciles para los vendedores de café y restaurantes de comida rápida, ya que los consumidores renuncian cada vez más a visitar los centros comerciales en favor de la comodidad de comprar en línea. Starbucks el año pasado vio una "suavización" del crecimiento del tráfico en diciembre, ya que los consumidores recurrieron a Internet, lejos de las tiendas tradicionales.

"La gente está comprando más por Internet, pero también continúan visitando tiendas", dijo Costello de Dunkin. "Los consumidores están claramente en un estado de ánimo cauteloso, pero también están interesados en tener la mejores vacaciones que les sea posible".

Bloomberg