Guía práctica para llegar a la presidencia de una compañía

Los directivos de importantes empresas del país cuentan su experiencia y los aprendizajes obtenidos en el camino a la cima. ¿Cuáles son sus recomendaciones para los profesionales que buscan escalar hasta llegar al primer nivel de una organización?

Guía práctica para llegar a la presidencia de una compañía

Archivo Particular

Guía práctica para llegar a la presidencia de una compañía

POR:
septiembre 28 de 2013 - 12:24 a.m.
2013-09-28

Convertirse en el presidente de una compañía no es una tarea sencilla. Esta es la primera lección que se infiere luego de conocer las experiencias de diversos exponentes de la primera línea corporativa de importantes empresas del país, quienes se prepararon durante toda su carrera para ocupar la posición de líderes.

En primer lugar, y aunque suena básico, es necesario tomar la decisión. Algo que, de acuerdo con César Cheng, presidente de Deloitte, implica “entender que esta posición, lejos de representar un puesto lleno de privilegios, es la del servidor número uno de todos: los clientes, los trabajadores y la comunidad”.

A partir de allí, es importante crear una estrategia para escalar a la cima, pues, en un camino tan competido, dejar los pasos al capricho del destino puede ser un grave error. “Tenga un plan de desarrollo profesional que le permita alcanzar destacadas posiciones, con opciones de crecimiento dentro de la compañía. Lo ideal es tener 2 o 3 opciones pensadas, en diferentes ramas de la empresa, asumir roles diversos, y demostrar su capacidad para adaptarse y dar resultados en distintos ámbitos”, recomienda Jean F. Heno, quien está a la cabeza de Nokia en Colombia y Ecuador.

En este sentido, el primer factor común en los altos directivos empresariales es la trayectoria y la experiencia en diversos sectores y mercados. De hecho, muchos de quienes hoy ocupan la primera línea de mando han asumido, por algún periodo de tiempo, responsabilidades en el extranjero. “Estuve fuera con responsabilidades regionales y eso me permitió tener una visión de los negocios; creo que esta experiencia ha sido importante para poder entender y aportar al desarrollo de las estrategias de la compañía”, apunta Carlos López, director general de Herbalife Colombia.

Resultados: la palabra clave

Aunque la hoja de vida debe ser variada, Luis Fernando Quintero, director general de Belcorp Colombia, subraya que la experiencia relacionada con las áreas de mercadeo y ventas es muy importante en el momento de ser designado para dirigir una empresa.

Adicionalmente, los idiomas y posgrados cobran cada vez más relevancia, aunque no bastan si el profesional no es lo suficientemente flexible para adaptarse a las diversas situaciones que pueden presentarse en su camino. “Hay que planear, pero entender que el mundo se hace cada día más complejo y se requiere flexibilidad para ajustarse a él”, resume Santiago Osorio, presidente de Metlife Colombia.

Eso sí, aunque el profesional sea bueno, sus esfuerzos no serán suficientes si no gana el “derecho a figurar” y ser tenido en cuenta para desarrollarse profesionalmente al interior de la compañía. ¿Cómo lograrlo? De acuerdo con Francisco Thiermann, la respuesta está en la capacidad que la persona tenga para lograr resultados y ganar, de este modo, credibilidad dentro de una organización.

Más allá de la trayectoria, los directivos resaltan la importancia que tienen las características personales para construir el camino hacia el liderazgo empresarial. Santiago Botero, presidente de Team Foods, señala que es fundamental que se alineen los talentos y pasiones en pro de la carrera, pues “cuando los talentos y las pasiones se encuentran con las oportunidades, esta se hace una mezcla explosiva y positiva de crecimiento profesional y personal”.

Finalmente, recuerde que la pasión por su trabajo será su mejor herramienta de batalla, pues lo ayudará a mantenerse motivado para lograr su objetivo.

LAS CARACTERÍSTICAS DEL LÍDER EXITOSO

¿Cuáles son los atributos de un buen candidato a en presidente de una empresa?

Construir un liderazgo exitoso requiere equilibrar los conocimientos académicos, las habilidades personales y los objetivos de la compañía.

Sin embargo, aunque hay personas muy bien preparadas, no todos los perfiles se ajustan a esta necesidad. Entre las características que distinguen al buen prospecto, están su pasión y curiosidad por la industria en la que trabaja, un rasgo inherente a su personalidad.

Otro de los factores a tener en cuenta es la capacidad para superar las adversidades y lograr resultados que resalten frente a los de sus pares.

“La mejor forma de predecir el futuro es mirar el desempeño del pasado. Por esta razón, en muchas entrevistas para ser presidente se les pregunta a los candidatos cómo han lidiado con el fracaso en el pasado. De este modo, las empresas quieren saber si alguien es el tipo de persona que se apodera de los retos o comienza a buscar excusas”, reza un artículo escrito por Adam Bryant, editor senior del New York Times.

Del mismo modo, la perseverancia se convierte en un valor clave, pues es necesario que el líder sea una persona que no desfallezca en el camino para lograr las metas de la compañía que encabeza.

Adicionalmente, las organizaciones evalúan las capacidades del prospecto para trabajar en equipo y sus competencias de liderazgo dentro del grupo. En este sentido, la pericia para organizar las tareas y delegarlas es también un factor fundamental al momento de tomar la decisión, además de las actitudes que el personaje tiene para inspirar a sus pares.

Eso sí, aunque parezca irrelevante, el sentido del humor es siempre un punto a favor en el proceso, además del carisma y las capacidades de comunicación, ya que esta “es tanto o más importante que la estrategia”, sentencia Francisco Thiermann, gerente general de IBM.

Igualmente, se mide la capacidad de asumir riesgos y responsabilizarse por sus propias acciones. En este sentido, para mitigar el peligro, también se explora su olfato para los negocios y capacidades financieras. Por último, su habilidad para mantener la perspectiva en medio de cualquier situación también es importante.

10 ERRORES COMUNES EN LA CARRERA

1. No identificar sus fortalezas: Para competir es necesario conocer qué cualidades pueden diferenciarlo y hacerlo ganar ventaja en el camino a la presidencia.

2. No tener un plan de acción: la falta de estrategia a la hora de tomar decisiones profesionales puede llevarlo a un punto muerto de su vida laboral.

3. Permitir que el éxito le vende los ojos: sentirse en la cumbre cuando se acerca a la meta puede ser una trampa.

4. No aceptar consejos: siempre es importante contar con un mentor con experiencia como guía.

8. No asumir retos: quedarse estático en una zona de confort es la mejor manera para que su carrera profesional se estanque.

Cristina Bustamante

Redacción Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido