‘Nunca había visto tantas oportunidades como ahora’

Mauricio Rodríguez, embajador de Colombia en Londres, dice que el país debe hacer un mercadeo más sofisticado, innovando con productos que puedan diferenciarse en segmentos y nichos especiales de consumo, en los que su valor agregado les permita posicionarse de manera rentable.

Mauricio Rodríguez Múnera, embajador en Londres

Portafolio.co

Mauricio Rodríguez Múnera, embajador en Londres

POR:
febrero 14 de 2013 - 11:53 p.m.
2013-02-14

Mauricio Rodríguez Múnera, embajador en Londres, asegura que Europa es optimista sobre Colombia. Agrega que, en los últimos cuatro años, el país ha mejorado el ambiente para el emprendimiento público y privado. En entrevista con Portafolio, afirmó que la producción nacional no debe competir a punta de tasa de cambio.

Usted acaba de terminar una gira por varias ciudades del país. ¿Qué opinión tiene de lo que pasa fuera de Bogotá?

Me alegró notar mucho entusiasmo, y dinamismo que se traducen en proyectos empresariales y de mejoramiento de la calidad de vida en las ciudades que visité – Bucaramanga, Pereira, Barranquilla, Cartagena, Cali y Medellín –.

¿Notó preocupaciones especiales?

Algo de inquietud por la revaluación del peso y en algunos sectores preocupación por los TLC, pero fueron mayores y más frecuentes las manifestaciones de confianza por las buenas oportunidades que la demanda local y el mercado externo les están ofreciendo a los empresarios.

¿Y las tensiones políticas no están perjudicando el ambiente empresarial?

Mucho menos de lo que algunos creen. Lo cierto es que los empresarios, líderes gremiales y demás ciudadanos del común con los que conversé no le paran tantas bolas a esos ruidos porque, afortunadamente, están concentrados en sacarle jugo a las buenas y múltiples oportunidades que ahora ofrece Colombia.

¿Regresó más o menos optimista?

Más optimista. Nunca antes había notado en Colombia tan buen ambiente para el emprendimiento privado y público.

Su objetivo era hablar del acuerdo comercial con la UE, ¿Fueron receptivos los empresarios?

Mostraron gran interés por aprovechar un mercado de 500 millones de consumidores, con un ingreso per cápita anual cercano a los 40 mil dólares. Y todos los embajadores en Europa seremos sus vendedores de maletín, de la mano de Proexport les ayudaremos a los empresarios nacionales a conquistar esos nuevos mercados que el TLC abrirá.

En los últimos años se han obtenido logros importantes, pero lo mejor está por llegar con este TLC.

Existe la impresión de que no estamos haciendo las tareas, ya sea a nivel interno o externo. ¿La comparte?

Es cierto que en algunos frentes las cosas no marchan tan velozmente como todos quisiéramos , pero el país avanza a buen paso y creo que en los próximos meses el progreso se acelerará.

¿Cuál es el principal cuello de botella?

La infraestructura es un gran lastre para la competitividad pero, por fortuna, la ANI (Agencia Nacional de Infraestructura) ya corrigió los graves errores del pasado y la inversión pública que se hará en Colombia en esta materia en los próximos años – cercana a 100 billones de dólares – solucionará este gran cuello de botella.

Otro tema que me inquieta mucho es la calidad de la educación. En años recientes el país ha hecho un gran avance en cobertura, pero la calidad sigue siendo muy mala. Sin buena educación será difícil aprovechar al máximo las enormes potencialidades de Colombia.

¿Y algo bueno, nuevo, que usted haya visto en Colombia y que no se conozca bien?

Gracias a la Ley de Regalías, Colciencias tiene más de 5 billones de pesos para invertir en los próximos dos años en Ciencia, Innovación y Tecnología en proyectos productivos a lo largo y ancho del país, con especial preferencia por los departamentos más necesitados.

¿Nos falta más capacidad de mercadeo a nivel internacional?

Tenemos que crear un mercadeo más sofisticado, innovando con productos que puedan diferenciarse en segmentos y nichos especiales de consumo, donde su valor agregado único les permita posicionarse de manera rentable. Competir a punta de precio y de tasa de cambio no es una alternativa viable para el futuro exportador del país.

De la labor de los países latinoamericanos que exportan a Europa ¿qué ejemplo merece ser imitado?

Chile y México tienen casos exitosos en diversos sectores (ejemplos: salmón, frutas, confecciones con diseño especial, metalmecánica ligera) que los exportadores colombianos deberían estudiar. Pero también Colombia tiene ejemplos estupendos para enseñarle al resto del mundo, como es el caso de las flores.

¿Cómo analiza
la crisis económica en el Viejo Continente?

La esencia de sus crisis es bastante sencilla: gastaron durante década mucho más allá de sus posibilidades reales, al debe -se endeudaron excesivamente, y les llegó una enorme cuenta que los obliga a amarrarse el cinturón durante mucho tiempo para poder pagarla-. Pero no solo a punta de austeridad podrán superar sus problemas, necesitan crecer, generar ingresos. Oportunidades de comercio e inversión como las que ofrece Colombia ayudarán a enderezar sus economías.

¿Qué escucha sobre Colombia?

Me complace y enorgullece mucho escuchar y leer, cada vez con más frecuencia y a más alto nivel, comentarios positivos sobre el progreso del país en todos los frentes.

Siga bajando para encontrar más contenido