Habrá medidas jurídicas para continuar venta de Isagén

Minhacienda pide a Consejo de Estado brevedad para continuar el proceso de enajenación que debería realizarse el 19 de mayo, y agrega que se interpondrán medidas jurídicas para que el negocio avance.

El Ministro de Hacienda dice que acatará cualquier fallo del Consejo de Estado.

Archivo / Portafolio

El Ministro de Hacienda dice que acatará cualquier fallo del Consejo de Estado.

Empresas
POR:
mayo 15 de 2015 - 11:23 p.m.
2015-05-15

El ministro de Hacienda de, Mauricio Cárdenas, pidió al Consejo de Estado "la mayor brevedad" para tomar una decisión sobre la venta de la participación del Estado en la compañía eléctrica Isagén, luego de que el alto tribunal suspendiera temporalmente la subasta.

"Esperamos que el Consejo de Estado, a la mayor brevedad, tome una decisión sobre las demandas que cursan contra la venta de Isagén, porque (...) la búsqueda de estos recursos son fundamentales para el empleo en Colombia", explicó Cárdenas a periodistas en Bogotá.

El jueves, el Consejo de Estado, máximo tribunal de lo contencioso administrativo, suspendió temporalmente la venta del 57,61 % de las acciones que tiene el Gobierno colombiano en la generadora y comercializadora de energía Isagén, que estaba prevista para el próximo martes.

El alto tribunal argumentó que la medida cautelar se tomó para "evitar posteriores y eventuales daños al interés público", pues actualmente hay una demanda interpuesta contra la venta de la participación estatal en la compañía eléctrica.

El ministro sostuvo que los recursos que dejaría la venta de la participación estatal en Isagén, calculados en 3.000 millones de dólares, "son cruciales" para financiar la construcción de obras de infraestructura, uno de los sectores que impulsan el crecimiento de la economía nacional.

"Nuestro llamado es para que se tome una decisión de fondo contra estas demandas (...) una vez se resuelvan estas circunstancias, esperamos retomar el proceso", sostuvo el jefe de la cartera de Hacienda de
Colombia.

Cárdenas resaltó que el Gobierno respetará el fallo del Consejo de Estado, independientemente de su resultado.

La venta de Isagén fue autorizada por el presidente Juan Manuel Santos, mediante un decreto de julio de 2013, aunque la transacción ha encontrado varias trabas jurídicas que han retrasado la subasta, inicialmente prevista para mayo de 2014.

La intención de venta de Isagen ha recibido fuertes críticas de la oposición y diversos sectores que consideran que el Gobierno no debe deshacerse de su participación accionaria en una empresa rentable, por ello han pedido estudiar alternativas para conseguir los recursos que se obtendrían con esta privatización. Según el senador Jorge Enrique Robledo, del Polo Democrático, entre 2000 y 2013 la empresa generó utilidades por 2,2 billones de pesos (920 millones de dólares) y aumentó su capacidad de generación de energía en un 37 %, lo que le permitiría aumentar ingresos y ganancias.

Cárdenas agregó que "La Nación consciente de la importancia del proceso de enajenación de activos de Isagén para el desarrollo de la infraestructura de transporte, la generación de empleo y el bienestar colectivo, y segura del estricto cumplimiento de la normatividad existente, interpondrá las acciones jurídicas necesarias para continuar con el proceso de enajenación de las acciones", dijo un comunicado del Ministerio de Hacienda.

El Gobierno anunció que, en consecuencia, aplazó la subasta entre los inversionistas interesados en la compra de Isagén.

Actualmente cursan tres demandas ante el tribunal para evitar la venta de la eléctrica. El fondo de inversión canadiense Brookfield Asset Management, la chilena Colbún y la francesa GDF Suez habían quedado habilitados para participar en la suspendida subasta después de que presentaron la garantía necesaria.

El Gobierno planea utilizar los recursos provenientes de la venta de Isagén para financiar parte de un plan de construcción de infraestructura vial de 20.000 millones de dólares previsto para los próximos seis años. Isagén es la segunda generadora más grande de Colombia, con la operación de siete centrales de generación de energía y una capacidad instalada total de 3.032 megavatios (MW) distribuidos en 2.732 MW hidráulicos y 300 MW térmicos. Las acciones de Isagén cayeron el viernes un 9,69 por ciento a 3.030 pesos.

Agencias