No habrá vigencia provisional del TLC con la UE

El Gobierno descartó que vaya a poner en vigencia el Tratado de Libre Comercio (TLC) negociado con la Unión Europea (UE) antes de que sea aprobado por el Congreso y recibido el visto bueno de la Corte Constitucional.

El acuerdo con Europa ha tenido, desde la fase final de la negociación, una fuerte oposición del sector lechero colombiano,

Archivo Portafolio.co

El acuerdo con Europa ha tenido, desde la fase final de la negociación, una fuerte oposición del sector lechero colombiano,

POR:
febrero 07 de 2013 - 01:25 p.m.
2013-02-07

El ministro de Comercio, Sergio Díaz-Granados, rechazó esa posibilidad y aseguró que ni siquiera ha estado en los planes del Ejecutivo, como equivocadamente informó el presidente de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán), José Félix Lafaurie. “El año pasado, el proyecto de ley del acuerdo surtió el trámite en el Senado.

Aspiramos, sí, a que la Cámara de Representantes lo apruebe en las sesiones que inicia en marzo, a que pase el examen de rigor en la Corte y entre en vigencia en este primer semestre”, indicó el Ministro.
Es tal la desinformación que se ha querido crear sobre el tema, que, manifestó el funcionario, se llegó a afirmar que el TLC entraría provisionalmente en vigencia el 28 de enero.

Esa fecha pasó hace más de una semana y, por supuesto, no ha sucedido tal cosa.
El acuerdo con Europa ha tenido, desde la fase final de la negociación, una fuerte oposición del sector lechero colombiano que considera que su aplicación será la debacle para esta actividad y arruinará a miles de productores.
Por ello, el viernes de la semana próxima el Gobierno comenzará a hacer foros en todo el país con la Cámara de Representantes (con el Senado se realizaron ocho) en un proceso que irá hasta marzo. Esto, explicó Díaz-Granados, para debatir “con toda la franqueza las medidas que estamos tomando para ayudar al sector lácteo, los esfuerzos para ayudar a las transformaciones en sectores industriales y todo lo que se requiera hablar sobre el tratado”.
El 31 de diciembre de este año se vencen las preferencias arancelarias que tienen la mayoría de los productos colombianos para ingresar al mercado europeo. Si el TLC no está en vigencia, a partir del primero de enero del 2014 tendrán que pagar aranceles con el consiguiente riesgo muy alto de perder compradores en la UE.
Lo ideal es que el acuerdo comercial entre en vigencia en este primer semestre, porque hay que hacer trámites de preparación del tratado (normas, ajustes, canje de notas, etc.) que, advirtió, van a tardar por lo menos tres meses “y no puedo darme el lujo de llegar al 31 de diciembre con el TLC engavetado esperando un trámite” y este les signifique pérdidas a los exportadores.
El Gobierno colombiano descartó que vaya a poner en vigencia el Tratado de Libre Comercio (TLC) negociado con la Unión Europea (UE) antes de que sea aprobado por el Congreso y recibido el visto bueno de la Corte Constitucional.
El ministro de Comercio, Sergio Díaz-Granados, rechazó esa posibilidad y aseguró que ni siquiera ha estado en los planes del Ejecutivo, como equivocadamente informó el presidente de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán), José Félix Lafaurie.
“El año pasado, el proyecto de ley del acuerdo surtió el trámite en el Senado.

Aspiramos, sí, a que la Cámara de Representantes lo apruebe en las sesiones que inicia en marzo, a que pase el examen de rigor en la Corte y entre en vigencia en este primer semestre”, indicó el Ministro.
Es tal la desinformación que se ha querido crear sobre el tema, que, manifestó el funcionario, se llegó a afirmar que el TLC entraría provisionalmente en vigencia el 28 de enero. Esa fecha pasó hace más de una semana y, por supuesto, no ha sucedido tal cosa.
El acuerdo con Europa ha tenido, desde la fase final de la negociación, una fuerte oposición del sector lechero colombiano que considera que su aplicación será la debacle para esta actividad y arruinará a miles de productores.
Por ello, el viernes de la semana próxima el Gobierno comenzará a hacer foros en todo el país con la Cámara de Representantes (con el Senado se realizaron ocho) en un proceso que irá hasta marzo.

Esto, explicó Díaz-Granados, para debatir “con toda la franqueza las medidas que estamos tomando para ayudar al sector lácteo, los esfuerzos para ayudar a las transformaciones en sectores industriales y todo lo que se requiera hablar sobre el tratado”.
El 31 de diciembre de este año se vencen las preferencias arancelarias que tienen la mayoría de los productos colombianos para ingresar al mercado europeo.

Si el TLC no está en vigencia, a partir del primero de enero del 2014 tendrán que pagar aranceles con el consiguiente riesgo muy alto de perder compradores en la UE.
Lo ideal es que el acuerdo comercial entre en vigencia en este primer semestre, porque hay que hacer trámites de preparación del tratado (normas, ajustes, canje de notas, etc.) que, advirtió, van a tardar por lo menos tres meses “y no puedo darme el lujo de llegar al 31 de diciembre con el TLC engavetado esperando un trámite” y este les signifique pérdidas a los exportadores.

Siga bajando para encontrar más contenido