Habría un menor consumo este año

Estudio de Raddar plantea un escenario moderado, con una reducción en el nivel de las compras.

No existe una crisis, sino un cambio en el entorno que ha influido en el consumidor, dice Raddar.

Archivo particular

No existe una crisis, sino un cambio en el entorno que ha influido en el consumidor, dice Raddar.

Empresas
POR:
abril 24 de 2015 - 02:59 a.m.
2015-04-24

La dinámica de la compra de los colombianos, que en marzo se situó en una variación de 5,6 por ciento, puede llegar a 4,3 por ciento al cierre del 2015.

Ese es el estimativo que hace la firma Raddar sobre el comportamiento del consumo de los hogares, en un análisis sobre el entorno económico. Evidentemente, la desaceleración se siente y la confianza del consumidor ha caído, dice Camilo Herrera, presidente de la firma de investigación de mercados. Punto de vista que advierten Fedesarrollo y Fenalco, el gremio del comercio.

Añade que el consumo se ha desacelerado según lo esperado debido a factores como la devaluación, el aumento en las tarifas de energía, los ajustes en los arriendos y el incremento en alimentos básicos como la papa y el arroz.

Pese a un fenómeno de contención en las compras que se nota hoy, en todo caso, el indicador del consumo estará por encima del PIB.

Agrega el experto, que aunque el entorno que se ha planteado para la economía no es favorable, el comportamiento de las importaciones no será un factor en contra.

Si China es un representativo importador de combustible y se beneficia de los bajos precios internacionales, sus costos de producción bajan y factores como los fletes para traer productos desde ese país deben bajar, subraya Camilo Herrera.

Igualmente, dice que las mayores exportaciones y los beneficios de la devaluación también deben derivar en mayor empleo y, por esa vía, mayor demanda interna.

Sobre cómo deben actuar las empresas ante la nueva realidad, el estudio propone que el mercado debe aprovechar los segmentos de mayor capacidad de compra y enfoncarse a crear productos-servicios personalizados, que generen en el comprador la sensación de bienestar y esto permita redinamizar el mercado, por un efecto de percepción de aumento de capacidad de compra.

“Para esto quizá se deban bajar precios un poco y crear productos en producciones cortas y limitadas”, comenta.

EXPECTATIVAS A LA BAJA DE LOS COMERCIANTES

Según Fenalco, son muchos más los comerciantes que tienen expectativas negativas para sus negocios en los meses que vienen.

Pasan de 7 a 16 por ciento entre marzo del 2014 y el mismo mes de este año, según la encuesta mensual del gremio.

Por su parte, los optimistas caen de 67 a 56 por ciento entre un período y otro.

Las previsiones de los empresarios están en línea con lo que han experimentado en el primer trimestre del año y con la posibilidad cierta de que el consumo se comprima, dice el gremio.