'Han sido ejemplarizantes sanciones de la Superindustria'

El mandatario fijó la posición del Gobierno respecto a las multas impuestas a los ingenios.

La más reciente multa de la Superindustria fue a los ingenios y alcanza los 320.000 millones de pesos.

Archivo particular

La más reciente multa de la Superindustria fue a los ingenios y alcanza los 320.000 millones de pesos.

Empresas
POR:
octubre 22 de 2015 - 02:12 a.m.
2015-10-22

“Cada pequeña subida artificial de un precio -producto de un cartel o de un abuso de la posición de dominio- implica denegar el acceso de una parte de la población a un producto básico, lo cual ayuda a perpetuar la trampa de la pobreza”, en esos términos se refirió a los carteles empresariales el presidente Juan Manuel Santos, durante el III Congreso Internacional de Libre Competencia.

Al respaldar las actuaciones de la Superindustria, agregó que “Mi gobierno cree en la libre competencia y en la libertad de mercado y por eso está absolutamente comprometido a combatir este flagelo que hasta hace unos años era invisible, e incluso socialmente aceptado en algunos casos”.

Dijo que su instrucción única a los superintendentes en general ha sido proceder con rectitud, carácter y decisión.

“Y, en el caso de la Superintendencia de Industria y Comercio, investigar las conductas anticompetitivas, y sancionar de forma ejemplarizante a quienes desafíen a la sociedad violando un derecho que la propia Constitución define como colectivo”, dijo.

El Jefe de Estado también señaló que en Colombia se debe entender que la economía debe estar al servicio de todos y no de unos pocos.

“En la Superintendencia de Industria y Comercio, se han tomado decisiones sin precedentes, decisiones que ayudan a construir una política pública de protección de la competencia en Colombia. Hemos promovido y defendido la libre competencia -tomando decisiones muchas veces duras- en sectores como las EPS, los pañales, los cuadernos, el papel higiénico, el arroz, el cemento, la telefonía móvil, algunos servicios públicos domiciliarios y, últimamente, el azúcar.

“Señor superintendente, doctor Pablo Felipe Robledo: A usted lo designé en su cargo para que cumpla con una responsabilidad y una misión que son muy importantes para el buen desarrollo de la sociedad. Siga cumpliéndolas, con decoro, con independencia, con apego a la ley… que para eso lo nombré”, puntualizó.

CUESTIONAN EL MONTO DE LA SANCIÓN

La Procuraduría radicó un concepto en la Superindustria sobre la sanción a los ingenios por más de $320.000 millones por presuntas irregularidades. El organismo, no controvierte la responsabilidad de los sancionados, pero cuestiona la sanción impuesta, “pues no se evidencia la rigurosidad fáctica y jurídica que sustente y soporte la gradualidad y dosimetría de la sanción”.