Hay que construir el país desde la ruralidad

Amylkar Acosta, asegura que con el censo agropecuario y la misión rural se podrán hacer políticas públicas para el campo. 

Amylkar Acosta, ministro de Minas y Energía.

El presidente de la Federación Nacional de Departamentos, Amylkar Acosta.

Empresas
POR:
Portafolio
mayo 04 de 2016 - 07:56 p.m.
2016-05-04

Entre este jueves y viernes se llevará a cabo la cumbre de gobernadores, cuyo tema central es el rural, semejante al primer punto de los acuerdos de La Habana entre el Gobierno Nacional y las Farc.

Amylkar Acosta, director de la Federación Nacional de Departamentos, habla de este evento que se desarrollará en la ciudad de Montería.

¿Por qué la temática rural en la cumbre de gobernadores?

Porque cada cumbre tiene una temática distinta. El año anterior estuvo dedicada al tema del cambio climático y la problemática del agua. Hubo otra que estuvo centrada en el tema del proceso de paz y el posconflicto.

Esta es la primera con los nuevos mandatarios departamentales y está dedicada a la ruralidad en Colombia.

¿Cuáles son las temáticas dentro de la ruralidad?

En el país hace más de 45 años no se hacía un censo agropecuario, y el año pasado se concluyó uno que puso al desnudo la realidad que enfrenta el campo colombiano, y que desconocíamos.

Nos hizo ver que las políticas públicas en materia agropecuaria se estaban trazando como quien vuela, como por instrumentos, porque no se tenía un conocimiento cabal de esa realidad.

Por ejemplo, siempre se hablaba de que el área cultivada del país era de cinco millones de hectáreas; gracias al censo agropecuario, se sabe que está en 7,4 millones de hectáreas.

¿En qué influirá ese nuevo conocimiento?

En que las políticas públicas van a tener una base, un fundamento y vamos a estar sobre las cifras oficiales; ya pasamos de los estimativos con que se trazaban las políticas públicas sobre una base cierta.

También estará el tema de la misión rural...

El presidente Juan Manuel Santos, consciente de la importancia del tema rural para la construcción de la paz en el país, vio que era indispensable establecer cuáles eran esas políticas públicas por implementar para hacer una reforma integral del campo colombiano.

Esa hoja de ruta la dio José Antonio Ocampo, quien también hizo una serie de recomendaciones de las políticas a seguir para esa transformación.

¿Y en tierras qué se va a discutir?

En el país el tema ha sido una fuente generadora de conflictos, empezando porque no hay un ordenamiento del territorio. Lo que ocasiona que se dé un conflicto de usos y de ocupación del territorio.

El instituto Agustín Codazzi ha venido realizando un trabajo para tener un mejor conocimiento de ese ordenamiento territorial que va a permitir actualizar el catastro, lo que va a significar mayores ingresos a los territorios, en la medida que el impuesto predial está en función del valor catastral al que se le aplica el impuesto.

¿Qué otros temas se van a tratar?

Se va a hablar de las zonas consideradas como baldíos y de saneamiento de títulos con expertos en esta problemática como es Alejandro Reyes.

El Ministerio del Trabajo va a hablar de un programa de empleo temporal rural que ha permitido generar trabajo formal en el campo con seguridad social y prestaciones sociales, con pagos que se hacen a través de cuentas con tarjetas débito para que puedan hacer sus retiros. También se va a aprovechar la oportunidad para mostrar algunos ejemplos exitosos en materia de incorporación a la actividad productiva de desplazados y víctimas de la violencia.

De la misma manera se van a exponer ejemplos para establecer unos mecanismos a través de los cuales se pueda acabar con la intermediación entre el campesino y las grandes superficies, y que las ganancias no se queden a lo largo de otros eslabones de la cadena.

¿Sobre el posconflicto, cómo lo van a abordar con los nuevos mandatarios?

La paz es territorial, hay que construirla desde el territorio y por eso es importante abordarla en esta cumbre.

Que nos aprestemos y nos vayamos preparando para construir la paz, porque en La Habana se va a firmar ponerle término al conflicto armado, pero la paz tenemos que construirla desde ya.

Este proceso de paz es inédito en el mundo porque en Colombia no se está esperando a que se firme el acuerdo para que haya reparación de víctimas y restitución de tierras, sino que ya se está dando.

Los resultados esperados

“Que quede claro el papel que los gobernadores están llamados a jugar como gestores de paz en su territorio y también que el Gobierno Nacional entienda la necesidad de empoderar aún más a las regiones a través de la consolidación y profundización de los procesos de descentralización, de modo que las políticas públicas para el posconflicto se construyan desde el territorio y no desde un escritorio de Bogotá”.

pedvar@eltiempo.com