‘Hay que ser eficiente para aguantar desafíos'

La compañía invertirá US$100 millones en el fortalecimiento del mercado colombiano durante los próximos cuatro años. Además, el directivo anuncia que el país se alista para venderle carros a Brasil.

Barry Engle, presidente de General Motors para Suramérica.

Archivo particular

Barry Engle, presidente de General Motors para Suramérica.

POR:
noviembre 05 de 2015 - 04:09 a.m.
2015-11-05

Pese a que la economía colombiana no atraviesa su momento más dinámico, General Motors Colmotores anunció que en los próximos cuatro años invertirá en sus operaciones en el país US$100 millones, parte de los cuales estarán orientados a exportar vehículos al mercado de Brasil.

Barry Engle, presidente de General Motors (GM) para Suramérica, le contó a Portafolio que Colombia ofrece oportunidades notables para que la industria automotriz crezca de la mano del fortalecimiento de la clase media y del mejoramiento de la infraestructura.

La Presidencia de la República dijo que ustedes se comprometieron con inversiones por US$100 millones adicionales en Colombia…

En los próximos 4 años, donde haremos la planeación de la compañía, tenemos inversiones estimadas de US$100 millones. La mitad de eso está en un par de programas; uno de ellos alineado con ventas a Brasil.

La otra mitad es lo que hemos venido haciendo desde hace cuatro años. Hemos invertido US$200 millones en seguir mejorando procesos de manufactura y de producción.

El mensaje de todas maneras es que la compañía tiene una senda a la internacionalización. ¿Cierto?

Hay que seguir apostándole a la manufactura en Colombia. Creemos en la industria y en el país. Tenemos una inversión bien grande en infraestructura y una planta.

Como dijo Jorge Mejía, presidente de GM Colmotores: ‘Vamos a continuar invirtiendo’. Pienso que tenemos una oportunidad bien interesante en este momento, porque el país está creciendo. Hay una posibilidad para que la industria automotriz se expanda.

El porcentaje de personas que en Colombia tienen un carro es pequeño en comparación con otros países.

Las inversiones del Gobierno en infraestructura, sumadas al crecimiento de la clase media, son las bases que necesitamos para que esta industria crezca.

¿El tamaño del mercado en Colombia, más allá de lo que ha sucedido en estos meses de caída, será mayor?

La caída es algo de corto plazo. Vamos a tener en este país un crecimiento más fuerte.

¿Cuántas unidades al año?

Tenemos una industria en Colombia de 300.000 vehículos por año, pero esta continuará creciendo entre el 3 y el 4 por ciento.

Debemos crecer mucho más que eso. Sería bueno crecer al doble de la economía (5 o 6 por ciento). Parece que hay una oportunidad grande en el mercado local y con los acuerdos comerciales firmados, hay opciones para poder exportar.

Este año ha sido complejo. Hablemos un poco de lo que está pasando en América Latina…

Toda la región pasa desafíos y hay países que se han visto más impactados que otros. Brasil, por ejemplo, es el que más ha sufrido. Tenemos una industria en Brasil que va a crecer 30 por ciento menos que el año anterior. Parece que la situación no mejorará pronto.

El año que viene, se verá en ese país una caída del 20 por ciento. Es algo muy fuerte.

Eso quiere decir que el mercado brasileño, de 3 millones de unidades al año, ¿llegará a 2 millones?

Llegará a cerca de 2,3 millones de unidades. Llegó a 3,8 millones, cayó a 3,5 millones y este año será de 2,3 millones. Para el 2016, estamos hablando de apenas 2 millones de carros.

¿Y en otros países de América Latina se han visto caídas similares?

Todos los demás en este momento también están cayendo un poco, pero nada comparado con lo que pasa en Brasil.

¿Y eso qué implica para General Motors?

Tenemos que tener un negocio más eficiente cada día para poder aguantar desafíos como estos. Seguiremos investigando; no podemos ponerle freno porque sería un gran error. Vamos a seguir en ello para el largo plazo.

Ustedes tienen plantas en México, Brasil, Ecuador, Argentina, Colombia y Venezuela. ¿Esas inversiones tendrán énfasis en ciertos países?

Durante muchos años tuvimos una política de producir carros donde vendemos y, por eso, tenemos fábricas en los países mencionados. Esa estrategia no cambia, porque seguimos produciendo donde vendemos.

Esta región, que antes le aportaba utilidades a GM, ¿le está generando pérdidas?

Un factor mayor es el de volumen, como en Brasil. El segundo problema sería que, en términos de dólares, tenemos mucha menos rentabilidad. Estos son los dos mayores desafíos en este momento.

Tal y como usted mencionó para Colombia en términos del potencial de crecimiento, ¿en el caso de América Latina ese potencial también existe?

Claramente. Hicimos un análisis recientemente en el caso de Brasil y estudiamos los últimos 35 años. Durante ese lapso hubo un crecimiento promedio anual del 5 por ciento. No conozco ningún otro país en el mundo donde se hayan visto durante un tiempo tan largo crecimientos tan fuertes.

Uso a Brasil como un ejemplo para el resto de la región. Para General Motors, mirando el mundo entero, China también muestra un crecimiento de más corto plazo.

Los vehículos sufren cambios tecnológicos muy acelerados. ¿Qué prevén ustedes al respecto? Por un lado, están los carros tradicionales, y por el otro, híbridos y eléctricos…

Notamos y entendemos bien los cambios que están ocurriendo. Pensamos que tenemos una oportunidad bien interesante. Debemos estar al frente de los cambios, liderándolos. Nuestra CEO, Mary Barra, ya habló de esto con los analistas y ya mostró nuestros planes.

Nosotros, como GM, tenemos dentro de la casa varias iniciativas en todas estas áreas. Estamos enfocados en sistemas de propulsión alternativos y somos los líderes en vehículos eléctricos.

En cuanto a vehículos autónomos, tenemos muchas actividades y esfuerzos. Vamos a ser líderes en esa área. Asimismo, en conectividad y en poner tecnología dentro del auto, ofrecemos hace 20 años un producto llamado On Star. En Colombia, tenemos la versión Chevy Star, que ya la exportamos a Brasil.

Da la impresión de que en América Latina los vehículos híbridos o eléctricos tienen una porción menor del mercado que en otros países. ¿Por qué?

Hasta el momento, son productos que cuestan más. En un futuro, bajaremos sus costos y eso dará más oportunidades.

¿No está lejano en día en el que se ofrezcan en el país carros híbridos y, también, eléctricos?

En países donde el volumen es más o menos importante, estos vehículos son altamente subsidiados. La mayoría de los gobiernos de los países emergentes no tienen la capacidad fiscal para subsidiarlos. De tal manera que se hace difícil darles viabilidad comercial.

‘UN ASUNTO DE SERVICIO ÓPTIMO Y DE EXPERIENCIA’

Barry Engle, presidente General Motors para Suramérica, manifestó que más allá del esfuerzo del fabricante para ofrecer a sus clientes el mejor producto, se busca dar un servicio óptimo y, por supuesto, una experiencia total.

“Ya existe un servicio personalizado que es algo único que ofrece la marca. El número de clientes satisfechos es impresionante. Vamos a continuar enfocándonos en esta área. Pero también, en la experiencia. Chevy Star hace una parte importante de eso. Es una manera de conectar a más personas y ofrecer más servicios para formar parte de la vida de los clientes”, dijo Engle.

Y aunque la marca es fuerte, señaló, General Motors se encargará de reforzar a los distribuidores en Colombia y, también, la línea de productos y la calidad de los mismos.

Ricardo Ávila Pinto

Director de Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido