‘Hay que resistir la tentación de cambiar las normas legales

Antonio Sanclemente, socio de la firma Sanclemente Fernández Abogados habla de lo que está pasando en el sector petrolero del país y advierte que los cambios que se están gestando pueden convertirse en un freno al auge inversionista en el sector.

Está en riesgo el auge inversionista en sector petrolero.

Archivo / Portafolio

Está en riesgo el auge inversionista en sector petrolero.

Empresas
POR:
noviembre 10 de 2014 - 03:32 a.m.
2014-11-10

El Gobierno colombiano ha tenido una evolución muy interesante en el sector petrolero, logró hacer una política competitiva que lo puso en el mapa y varias compañías llegaron seducidas por el potencial y el esquema regulatorio. Eso es innegable, afirma Antonio Sanclemente, Socio Senior de la firma Sanclemente Fernández Abogados S.A., al tiempo que advierte que la inversión es sensible a dos factores que tiene el país: problemas de orden público y cambios frecuentes en las regulaciones.
¿Cómo ve la estructura oficial?
La eficiencia de las entidades del Estado en el sector es buena.
¿El país aún tiene yacimientos potenciales?
Hace poco Portafolio publicó un informe en el que se muestra la riqueza de la Amazonía y la verdad es que allí puede haber mucho más. Además, tenga en cuenta el potencial de los crudos no convencionales, allí hay una gran oportunidad, pero estamos actuando demasiado lento. Y aparece el tema de orden público, sin control del Estado no se pueden llevar a cabo operaciones de exploración y producción.
¿Cómo va la inversión petrolera?
Hasta este año iba bien. Pero se vislumbra una desaceleración por factores legales y de política o de funcionamiento del Estado. Además una reforma tributaria que les cambia las reglas del juego a los inversionistas. Por ejemplo, las regalías eran descontables, el impuesto de industria y comercio no se le aplica a las compañías exploradoras, ahora vendría una modificación al impuesto al patrimonio y el CREE resultó ser una carga pesada y compleja.
Mire el promedio mundial de impuesto de renta está entre el 15 y el 25 por ciento. En Colombia el Gobierno rebajó el año pasado el impuesto de renta del 33% al 25%, pero inmediatamente nace el CREE que aumenta en 9 puntos la carga fiscal, que supuestamente había bajado y por tanto el impuesto de renta real queda en 34%.
Del CREE como impuesto no se pueden hacer deducciones como antes en el impuesto de renta. Pero además se liquida mensualmente, lo que obliga a las empresas a hacer un enorme esfuerzo de caja.
A eso súmele que si no se pueden cumplir los tiempos contractuales porque no se puede entrar a las áreas petroleras contratadas, la situación se torna aún más compleja y la inversión extranjera no aguanta tanto y busca nuevos destinos.
¿Y cuáles son los problemas?
Hay que reconocer que la política de Estado en torno en materia de hidrocarburos ha mejorado últimamente, no obstante con algunas fricciones en el tema ambiental, pero el problema fundamental es el orden público en las áreas contratadas en búsqueda de petróleo. Actualmente nuestra firma representa alrededor de 15 compañías del sector petrolero y todas tienen problemas de inseguridad, hay ataques, existen zonas vedadas, y si a ese tema no se le pone un alto, por más contratos buenos que existan, la inversión extranjera se va.
Bueno, pero el país ha hecho las cosas bien…
Colombia tuvo un periodo petrolero malo hasta 1974, cuando el presidente Alfonso López acabó las concesiones, porque eran equivocadas congelaban áreas inmensas, departamentos congelados por décadas porque se las asignaban a compañías que no hacían nada.
López crea los contratos de asociación y ello generó un cambio que desemboca en un primer gran hallazgo Caño Limón en 1982. Ese campo fue la salvación del país, porque en 1982 Colombia estaba importando petróleo. En esa época nos gastamos la plata de la bonanza cafetera comprando crudo.
En esos momentos Ecopetrol sacaba fiado, para refinación, a seis meses, el petróleo a las compañías que producían hidrocarburos en el país.
El esquema era bueno: seis años de exploración y 22 años de producción. Además Ecopetrol pagaba la mitad de los pozos productores. En esa época nosotros éramos asesores legales de OXY. Luego llega Cusiana, allí nosotros fuimos abogados de Triton y la producción petrolera aumentó. Pero eso que era bueno, lo cambio para mal, una Ministra de Minas quien impuso más gravámenes a la producción, puso las regalías escalonadas y la inversión se frenó.
Luego llega el cambio de paradigma en el país, con el decreto 1760 del año 2003. El presidente Álvaro Uribe escinde a Ecopetrol y crea la Agencia Nacional de Hidrocarburos. Así el mensaje es claro para la petrolera estatal: póngase a trabajar y compita, libere todas las áreas. Es lo mismo que México está haciendo actualmente.
Llegan las Rondas petroleras en el 2007, que es un mecanismo que demostró sus bondades y se han adjudicado zonas importantes. Toda esa política trajo como consecuencia que el país esté rondando el millón de barriles de producción diaria.
¿Y Ecopetrol?
Qué vemos hoy, un Ecopetrol que se dio cuenta de la importancia de producir y de refinar, ya casi está lista la ampliación de Reficar en Cartagena y se alista la reconversión y modernización de Barrancabermeja.
Observe los cambios, antes era impensable tener una Ecopetrol por acciones y hoy la petrolera está en la bolsa de Nueva York.
¿Qué es Sanclemente Fernández Abogados S.A.?
Es un proyecto que nace en 1942, con el abogado Álvaro López Holguín. Yo me vinculé a esta firma en 1965. López, un hombre brillante fallece a muy temprana edad en 1972, yo continué con la persecución de ese sueño, con muchas dificultades, pero con la solidaridad de los clientes.
Luego conozco a José Gabriel Fernández en 1985 y la firma modifica el nombre por el actual.
Sanclemente Fernández Abogados S.A. es una firma de 60 personas, entre abogados y funcionarios de soporte; por sus clientes el 80 por ciento es inversión extranjera y se mueve en los sectores de petróleo, minas, financiero, cambios internacionales, farmacéuticos, litigio, derecho laboral: somos una firma one stop-shop, pues abarcamos todos los servicios legales.
Somos una firma que le ofrecemos a nuestros abogados un plan de carrera, actualmente tenemos seis socios. Hoy en el ranking de los 208 mejores abogados petroleros a nivel mundial, estamos 10 colombianos y dos de esta lista pertenecen a nuestra firma: mi hija Diana Sanclemente y el suscrito.