‘No hay suficiente gas para generadores térmicos’: Celsia

La energética recibió su primer cargamento de diésel para el inicio de operaciones de su planta de central termoeléctrica Zona Franca Celsia, que entrará en operación a partir de agosto.

Germán García Valenzuela, vicepresidente comercial y de operación de Celsia.

Archivo particular

Germán García Valenzuela, vicepresidente comercial y de operación de Celsia.

Empresas
POR:
julio 02 de 2014 - 12:23 a.m.
2014-07-02

En mayo de este año, el Gobierno Nacional suspendió las exportaciones de gas a Venezuela con el objetivo de garantizar el suministro de este combustible a las plantas de generación térmica del país.

Sin embargo, aun con esta medida, el país no tiene el gas suficiente para cubrir toda la demanda necesaria en caso de necesitar activar todas las plantas térmicas del país ante una emergencia como el fenómeno de ‘El Niño’, que se avecina.

Y, como aún no hay planta de regasificación, que permita importar gas, esto implica que las generadoras necesitarán diésel para encender sus plantas.

Precisamente por esto, la energética Celsia, que hace parte del Grupo Argos, adelanta un proyecto de 44 millones de dólares para que su central termoeléctrica Zona Franca Celsia, ubicada en Barranquilla, pueda funcionar también con diésel.

Justo ayer, la generadora anunció la importación de su primer buque con 60 mil barriles de diésel que llegó desde el Golfo de México hasta el puerto de Compas, en Barranquilla, y que será transportado a la Zona Franca mediante un sistema de tuberías de 1,7 kilómetros de longitud.

Si bien a partir de agosto la empresa podrá utilizar este combustible líquido para generar energía, lo cierto es que es seis veces más caro que usar gas.

El vicepresidente comercial y de operación de Celsia, Germán García Valenzuela, en diálogo con Portafolio, explicó en qué consiste el proyecto y cómo se prepara la empresa para afrontar el fenómeno de ‘El Niño’

¿Por qué es importante tener esta planta funcionando a gas y a diésel?

Para la generación térmica: la disponibilidad de combustible líquido, cuando se requiere por falta de gas, no es muy expedita y hay que garantizar la generación de energía. Por eso desarrollamos un proyecto que incluye almacenamiento en el puerto y una logística para traer diésel desde el Golfo de México, por barcos, para procesarlo en la planta térmica de Celsia.

¿Cómo avanza el proyecto?

Se está terminando de construir esa infraestructura de almacenamiento, con conexiones a la Zona Franca. En este momento, con probabilidades de ocurrencia de ‘El Niño’ es importante tener ese respaldo almacenado ya y listo en caso de que nos falle otra alternativa de combustible.

¿Cuántas termoeléctricas tiene Celsia y cuánta capacidad tiene cada una?

Tenemos dos termoeléctricas: Zona Franca Celsia, que tiene 610 megavatios instalados, y Meriléctrica, en Barrancabermeja, que es de 160 megavatios. Esta última solo usa gas.

Si se supone que hay suficiente oferta de gas en el país, ¿para qué necesitan diesel?

Realmente, la oferta de gas en el país está 100 por ciento garantizando la demanda, excepto la térmica. Los generadores térmicos no tenemos suficiente gas para nuestras plantas.

Precisamente, el Ministerio de Minas dio unos incentivos a los generadores térmicos para construir una planta de regasificación que se va a hacer en Cartagena, con el fin de importar gas para nuestras centrales térmicas en caso de que no aparezcan nuevas reservas de gas.

Pues, el problema con la generación con líquidos es que vale de seis a siete veces más que con gas.

Es decir, ¿suspender las exportaciones de gas a Venezuela no fue suficiente para las térmicas?

Así es, de esas exportaciones a Venezuela una parte importante está llegando a las térmicas, pero esto no es suficiente, ni para Celsia, ni para todos los térmicos.

¿Qué tanto pesa la generación de energía con diesel en la canasta de combustibles que ustedes manejan?

Ya desde la operación normal en el país no hemos tenido una exigencia grande de generación con líquidos, solamente de momentos coyunturales, ante todo por restricciones de gas o por condiciones de hidrología.

Pero en un momento dado en el que se exija el gas y tengamos una hidrología peor, como podría ser con el fenómeno de ‘El Niño’, podríamos tener una generación con líquidos del orden de 15 a 20 gigavatios en el país.

LA OPCIÓN TÉRMICA CONTRA ‘EL NIÑO’

En el país, 31 por ciento de la oferta de energía eléctrica proviene de plantas térmicas, operadas principalmente con gas y con carbón.

Sin embargo, la mayor parte de la electricidad proviene de hidroeléctricas, que, aunque es más económica, en periodos de bajas lluvias, reducen su capacidad instalada.

Particularmente, en Celsia, 44 por ciento de la capacidad proviene de las plantas térmicas de Barrancabermeja y la de Barranquilla, que sumadas generan 777 MW.

Nohora Celedón

Economía y Negocios