‘Hay que ver dónde se falla en impuestos’: Sarmiento

El banquero habla de los tributos, luego de sugerencias del FMI. Destacan resultados del Banco de Bogotá.

‘Hay que ver dónde se falla en impuestos’: Sarmiento

Archivo Portafolio.co

‘Hay que ver dónde se falla en impuestos’: Sarmiento

POR:
marzo 15 de 2014 - 01:18 a.m.
2014-03-15

Casi 24 horas después de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) le recomendó al Gobierno Nacional adelantar una nueva reforma tributaria que le ayude al país a no depender tanto de los ingresos petroleros, Luis Carlos Sarmiento Angulo, presidente de la junta directiva del Grupo Aval, advirtió que este es un tema que se debe mirar con mucho cuidado.

En el marco de la asamblea del Banco de Bogotá, Sarmiento señaló que “el país debe estudiar con mucho cuidado cómo aplica o concibe la tributación para lograr los recursos que necesita sin matar la gallina de los huevos de oro. Tiene que mirar dónde está fallando, dónde no se pagan los impuestos. No es que aquí la tarifa impositiva sea baja, lo que pasa es que hay mucha gente que no paga impuestos teniendo que hacerlo”, dijo.

También se refirió a la evolución que traen los precios de la vivienda en el país y que ha llevado a algunos centros de estudios, como Anif, a prever que los precios podrían terminar bajando 20 por ciento en los próximos dos años.

En su opinión, ese es un fenómeno que se está presentando sólo en los precios de las viviendas de estratos altos y no en las de menores precios, donde la competencia es muy fuerte.

Sarmiento Angulo no cree que esta situación, por lo menos en Bogotá, se haya originado solo por la escasez de suelo para construir, sino también, como él mismo lo dice, “porque obtener una licencia de construcción en el Distrito es hoy casi imposible debido a la actual administración”.

Durante la asamblea de accionistas del Banco de Bogotá, controlado por el Grupo Aval, se aprobó el pago de un dividendo de 200 pesos por acción y por mes, entre abril y septiembre del 2014.

Significa que los accionistas recibirán un pago total de 1.200 pesos por cada título de la entidad en su poder.

Esto, gracias a las utilidades obtenidas por el banco, las cuales rondaron los 822.000 millones de pesos en el segundo semestre del 2013, y más de 1,4 billones para el año completo, según explicó a los accionistas el presidente de la entidad, Alejandro Figueroa Jaramillo.

En general, al banco le fue muy bien, y en ese desempeño fueron claves tanto sus filiales como las inversiones en el exterior.

Luis Carlos Sarmiento Gutiérrez, presidente del Grupo Aval, destacó que, en la coyuntura que vivió el país el año pasado, esos resultados lucen muy positivos.

“Se incrementaron las utilidades (del banco) en una proporción mayor que las del sistema. Las adquisiciones del Banco Reformador y del BBV Panamá, sumadas al crecimiento interesante (del BAC) en Centroamérica, lo dejan preparado para un muy buen 2014”, explicó el banquero.

Por eso, los esfuerzos estarán encaminados, este año, a consolidar la entidad, terminar de absorber las nuevas adquisiciones, sin descuidar las oportunidades en nuevos mercados, aunque advirtió que en ese sentido no hay ningún plan concreto.

Como tampoco lo hay para salir al mercado a conseguir más recursos previendo una mayor demanda de dinero para financiar las grandes obras de infraestructura que viene para el país.

“No hay planteadas emisiones de bonos ni de acciones. Tenemos una relación de solvencia fuerte y contamos con una posición ideal para crecer con la estructura patrimonial actual”, dijo.

ESTAMOS LISTOS PARA ATENDER LA DEMANDA DE RECURSOS DE LAS MEGAOBRAS DE 4G’

El presidente del Grupo Aval, Luis Carlos Sarmiento Gutiérrez, dijo que no van a estar ausentes de los proyectos de 4G que se avecinan en el país, pero advirtió que será muy importante conocer cómo será que se financiarán dichas obras, tanto con recursos nacionales como extranjeros.

En su opinión, el sistema financiero está en capacidad de proveer hoy los recursos para financiar los proyectos.

“Se necesitará mucha plata, pero hay que tener en cuenta que en realidad no toda se demandará al mismo tiempo”, precisó.

Los bancos habían pedido un tiempo más para entender las implicaciones financieras de las concesiones, saber cuánto dinero se necesitaría y las capacidades financieras de los proponentes, pero esos pasos se están sorteando.

Siga bajando para encontrar más contenido