Henkel, detrás de compras por US$ 100 millones en la región

En la zona andina facturó US$ 130 millones en el 2014. Busca subir al 10% hacia el año 2016.

La planta de belleza y cuidado personal, que funciona en Bogotá, es considerada la más eficiente de las de Henkel en el mundo.

Archivo

La planta de belleza y cuidado personal, que funciona en Bogotá, es considerada la más eficiente de las de Henkel en el mundo.

Empresas
POR:
marzo 19 de 2015 - 05:15 a.m.
2015-03-19

La multinacional alemana Henkel, especializada en productos de cuidado personal y adhesivos industriales, confirmó que dentro de su plan para mantener un crecimiento del 10 por ciento en la zona andina tiene en remojo dos adquisiciones para este año.

Y aunque su presidente para la Región Andina, Alfredo Morales, no precisó de qué marcas se trata, sí confirmó que la inversión superaría los 100 millones de dólares y que Colombia es uno de los países donde se están estudiando propuestas.

El año pasado, este conglomerado, que facturó 16.420 millones de euros, compró la marca Pert para varios países. “El flujo de caja del 2014 nos permite pensar en nuevas compras”, dijo.

Morales reveló que la otra vía para asegurar el auge del negocio es la innovación. De hecho, el propósito es que mínimo el 45% de las ventas provengan de productos introducidos en los últimos dos a tres años.

Hasta ahora el 60% del negocio de Henkel en el área andina (Colombia, Ecuador, Venezuela y Perú) se ha centrado en el campo del cuidado personal –frente a 40 % de adhesivos–, pero ahora ven potencial en productos para el cuidado del hogar. También, en adhesivos se habían focalizado en la industria, pero desde el año pasado ha crecido la venta de pegantes para la construcción y se espera una mayor oportunidad cuando arranquen las concesiones 4G.

Al crecimiento también contribuiría la reconversión tecnológica que hizo en la planta de Bogotá, dedicada a productos de belleza y cuidado personal, con inversión de unos 20.000 millones de pesos en cinco años. Esto le valió el reconocimiento como la más eficiente entre ocho sedes productivas del segmento que la multinacional tiene en el mundo. Y si bien apenas está formulando su plan al 2020, ya es claro que la idea es mantenerse creciendo más del 10%.

Un buen ‘grano de arena’

La Región Andina aporta el 5% de la facturación global de la compañía, pero se espera que llegue al 10% hacia el año 2016, aun con factores como la devaluación de las monedas en las que está inscrita (frente al dólar) y los bajos precios del petróleo, que afectan las economías locales y al final terminan siendo adversos para esta industria en particular.

“Estos factores no son una disculpa. Henkel va a llegar a sus metas independiente de los retos geopolíticos. Así ocurrió del 2008 al 2012, cuando cumplimos a pesar de la crisis”, añadió Morales.

En el 2014, Henkel vendió en la región andina 130 millones de dólares (cerca de 320.000 millones de pesos de hoy) y Colombia representó el 69,3% de la facturación.

Y aunque el crecimiento solo fue de 3,4% con relación al 2013 –el objetivo global era del 3% al 5%–, Morales asegura que se siente satisfecho con el resultado, pues en general el balance supera al de los sectores en los que se encuentran inscritos los productos de la firma.

PLANTA SUPERÓ METAS GLOBALES DE SOSTENIBILIDAD

De la fábrica de belleza y cuidado personal ubicada en Bogotá salen el 90 por ciento de los productos de esta línea que vende Henkel en Latinoamérica.

Aparte de los 20.000 millones que ya la empresa invirtió en ella en cinco años, en el 2015 destinará entre 5.000 y 6.000 millones de pesos más. “La sostenibilidad es muy importante para la empresa y la planta ha venido cumpliendo en este aspecto. La meta mundial de la empresa es que todos los indicadores de recursos que se consumen en el proceso y los desperdicios generados se disminuyeran en un tercio, y acá, con el proceso de reconversión tecnológica y la mejora en los procesos ya se ha logrado más del 41%”, indicó el presidente de Henkel Región Andina, Alfredo Morales.

En la fábrica trabajan 200 personas de las 600 que tiene vinculada la compañía en el área subcontinental. Los demás laboran en ventas y en la parte administrativa.