‘Sabemos de hidrovías y podemos ayudar a Colombia’

Hugo Aranda, presidente del ‘holding’ CIE SA-Astillero Chaco, asegura que Paraguay supo capitalizar esa experiencia y facilitar la navegación. 

Hugo Aranda

Hugo Aranda, presidente del holding empresarial CIE SA- Astillero Chaco Paraguayo SA.

Archivo particular

Empresas
POR:
Portafolio
abril 19 de 2016 - 07:48 p.m.
2016-04-19

La Embajada de Paraguay en Colombia presentó recientemente la industria de la construcción naval paraguaya en Bogotá, soportada en la experiencia que esta ha desarrollado con la Hidrovía Paraguay-Paraná.

El objetivo es ofrecer sus servicios con miras a explorar oportunidades en Colombia, a través de la recuperación de la navegabilidad del río Magdalena.

La principal arteria de comunicación fluvial y transporte de Paraguay se basa en la navegación de barcazas y remolcadores que facilitan la conectividad e incrementan la productividad de ese país.

El arquitecto Hugo Aranda, presidente del holding empresarial CIE SA-Astillero Chaco Paraguayo SA, habló con Portafolio sobre el tema.

¿Qué oportunidades para la industria naval paraguaya se abren con la recuperación de la navegabilidad del río Magdalena?

Con el inicio del proyecto de dragado del Magdalena y mejoras portuarias, se abre la posibilidad de hacer la navegabilidad aún más importante y en un futuro próximo poder transferir al río gran parte del comercio que hoy utiliza otros medios de transporte más costosos y con problemas de congestión y polución.

La iniciativa del Gobierno colombiano en la ejecución de este proyecto abre un potencial de negocios a la industria de construcción naval paraguaya, respaldada por más de 30 años de experiencia en el diseño, fabricación, operación y gestión de flotas fluviales para transporte de mercaderías en la Hidrovía Paraguay-Paraná, que ve con optimismo la posibilidad de contribuir con sus conocimientos al indudable crecimiento de la flota y así poder participar con la oferta de sus productos a las navieras que operan en esta hidrovía colombiana.

¿Colombia tiene un faltante significativo de barcazas, barcos y remolcadores?

En nuestro modesto entender, una vez que la Hidrovía se encuentre totalmente operativa tendría un calado promedio de 7 pies.

Con ello se habilitaría a la navegación de barcazas y remolcadores de mayor capacidad y empuje, en torno a las de 1.200 ton y 2.500 HP respectivamente, en convoyes más amplios de hasta 9 barcazas, considerando además la posibilidad del transporte de hasta 100 TEU en barcazas portacontenedores.

Todo ello se traduce en flotas actualmente insuficientes para las necesidades futuras.

¿Cómo Paraguay puede compartir sus conocimientos a las navieras que operan por el río Magdalena?


La industria naval paraguaya cuenta con una vasta experiencia que va desde la misma concepción de las flotas, adecuando el diseño de las embarcaciones al río, estudiando sus características, calado, caudal, arrastre, infraestructura de operación disponible, etc. construyendo las mismas y, en casos como del CIE-ACP, operando a través de sus propias navieras.

Todo ese cúmulo de conocimientos adquiridos a través de la construcción de más de 300 embarcaciones de diferentes tipos, tales como mineras, graneleras, tanqueras, portacontenedores, remolcadores de empuje o de maniobra, permite al cliente contar con una flota adecuada a la hidrovía y optimizada para una mejor performance que puede ser transferido a Colombia.

¿Cómo opera la navegación fluvial paraguaya en la actualidad y cómo puede llegar Colombia a equipararse a este modelo?


La Hidrovía Paraguay-Paraná es compartida por 5 países (Bolivia, Brasil, Paraguay, Argentina y Uruguay), por tanto debieron compatibilizarse las leyes y requisitos de navegación fluvial de cada país, tarea ardua y que tomó su tiempo.

Paraguay supo capitalizar esa experiencia y facilitar la navegación y operación de puertos, y actualmente más del 80 por ciento de las embarcaciones que circulan por la hidrovía son de bandera paraguaya, transportando el 97 por ciento de toda la carga fluvial.

En la presentación fuimos acompañados por representantes de la Cancillería y de la Marina Mercante paraguaya, donde se expusieron experiencias y legislación vigente de la hidrovía. Toda esa información está a disposición de las instituciones colombianas.

¿Cormagdalena puede ser un aliado para la construcción de nuevos negocios con inversionistas colombianos?

Estamos convencidos de que Cormagdalena es un actor fundamental en el desarrollo de la hidrovía del río Magdalena y seguramente de otras que vendrán. El hecho de que presentemos la experiencia en la navegación fluvial de nuestra hidrovía y la industria naval paraguaya, invitados de la mano de Cormagdalena, demuestra su visión y activa participación en el acompañamiento de nuevos negocios con los hermanos empresarios de Colombia, por lo cual estamos profundamente agradecidos.