Holcim entra a más obras e instala plantas en los proyectos

La infraestructura, que empieza a moverse, y la vivienda, a través de proyectos de interés social y prioritario, mantendrán ocupada a la empresa cementera, según su presidente en Colombia.

Holcim entra a más obras e instala plantas en los proyectos

Archivo

Holcim entra a más obras e instala plantas en los proyectos

Empresas
POR:
mayo 27 de 2015 - 01:13 a.m.
2015-05-27

La cementera Holcim participará en la segunda etapa que busca unir el Puente Aéreo con la nueva terminal del Aeropuerto El Dorado, en Bogotá. Igualmente, estará en el centro comercial La Felicidad, en el occidente de la ciudad, y en otro desarrollo inmobiliario en Madrid (Cundinamarca).

“Y durante la ejecución, dispondremos de plantas en las obras”, anunció Jaime Hill, presidente de la compañía que, además, proveerá el cemento para la construcción de un complejo comercial del Grupo Carso ubicado en la avenida La Esperanza, cerca de la avenida 68, donde anteriormente estaba un centro de servicio de la empresa Claro. El directivo habló de cómo se están moviendo los negocios.

A pesar de algunas eventualidades, el sector constructor mantiene un buen ritmo. ¿Cómo le ha ido a Holcim?

Con cierre a marzo pasado, los despachos de cemento de toda la industria colombiana se incrementaron 7,5 por ciento. Y en nuestro caso, las ventas superaron el 5 por ciento.

Tuvimos una ligera baja, especialmente por el paro camionero que a nosotros nos impactó, especialmente por la concentración que se presentó en Duitama (Boyacá); de hecho, durante una semana no sacamos producto, pero ese bache se superó.

Parte de las esperanzas de muchas compañías del sector están puestas en la dinámica que, al parecer, empieza a tener la infraestructura.

¿Hay razones para tanta confianza?

Algo para destacar es que la infraestructura empieza a moverse en el país. De hecho, hay varias obras en marcha, entre ellas la vía Bogotá-Villavicencio y el tramo 2 de la Ruta del Sol, en las cuales participamos.

¿El rezago en infraestructura –el cual usted reconoce que ahora sí está atendiendo el Gobierno– todavía entorpece procesos de la compañía (por ejemplo, el transporte del producto)?

Una de las prioridades de Holcim es el abastecimiento nacional pero, efectivamente, aún persisten los problemas de infraestructura.

Por ejemplo, mandar producto desde Boyacá al puerto cuesta bastante y eso toca los presupuestos.

¿Cómo ve el mercado de la vivienda?

La oferta de vivienda social y prioritaria se moverá bastante. Vale recordar que Holcim fue proveedor para la construcción de 4.000 unidades de la primera fase del programa de gratuidad del Gobierno que se construyeron en Boyacá, Cundinamarca y Santander, donde nuestra operación es importante.

Para la segunda fase estamos ofertando, sobre todo en el centro del país donde somos muy competitivos.

¿Está en el grupo de quienes creen que ahora la apuesta está en las ciudades intermedias?

Para nosotros esa dinámica no es nueva; de hecho, ha estado ligada a nuestro desarrollo. Además de crecer en grandes ciudades como Bucaramanga, Barranquilla, Cali, Medellín y en el norte de Cundinamarca, también vemos el potencial de Villavicencio, Yopal, Barrancabermeja, Yondó, Ibagué y Cajamarca.

Y al hablar de Bogotá, ¿en qué grupo está?

Creo que la ciudad necesita un gerente. Para citar solo un tema: considero que la gente no merece pasar tres horas de su vida diaria en un transporte público.

¿Se ha resentido la empresa por la caída del precio del petróleo y otras variables como la tasa de cambio?

El precio del petróleo ya tocó fondo y aunque para algunos sectores ha sido difícil, afortunadamente en el caso nuestro hemos logrado mantenernos porque traíamos muchas obras en marcha que ya están saliendo adelante.

Claro, no podemos desconocer que la devaluación nos ha impactado, ya que afecta la compra de equipos esenciales para nuestra operación.

Aun así, y gracias a la dinámica del país en nuestro sector y en otros frentes, este año tenemos en la agenda la adquisición de más camiones, entre otros.

Finalmente, ¿cuáles son las proyecciones para este año?

Los despachos de cemento crecerán 5 por ciento este año frente al 10 por ciento del 2014.

Además, de una proyección de 12,5 millones de toneladas que la industria despachará en el 2015, Holcim moverá cerca de 15 por ciento.

Al 2020, y sin incluir las vías de cuarta generación o 4G, esperamos sumar 15 millones.

LA APUESTA TAMBIÉN ES SOSTENIBLE 

Durante este año, la agenda de Holcim también contempla estrategias para reforzar el desarrollo sostenible, con el fin de que las operaciones de la compañía sean más limpias y seguras, minimizando los residuos y las emisiones. Por ejemplo, entre los planes está la producción de cemento con menos contenido de clínker (especie de piedra pequeña cristalizada que surge tras la transformación del material en harina). Además, se trabaja el consumo responsable de agua y el reciclaje, entre otras.

Gabriel E. Flórez G.
Economía y Negocios