Huelga en Prodeco ha frenado 750.000 toneladas de carbón

Se estima que por el cese se dejan de recibir aproximadamente un millón de dólares semanales. Hoy se conocerá decisión del Tribunal Superior del Cesar.

POR:
agosto 26 de 2012 - 05:28 p.m.
2012-08-26

Con sus operaciones paralizadas por una huelga que comenzó el 19 de julio en la empresa Carbones de La Jagua, pero que se extendió a las actividades de las firmas Consorcio Minero Unido (CMU) y Carbones del Tesoro, la minera Prodeco, filial de la suiza Glencore, espera que hoy el Tribunal Superior del Cesar emita el fallo sobre la legalidad o ilegalidad del cese de actividades.

Según se pudo establecer, a pesar de las reuniones de las últimas semanas que se han tenido entre la compañía, la Alcaldía de la población, el Ministerio del Trabajo, el Ministerio de Minas y Energía, y la Gobernación, el alcalde de La Jagua, Didier Lobo, no accedió a las peticiones de la compañía de ordenar un amparo policial. Desde el momento del paro, Prodeco denunció la toma ilegal de los yacimientos de CMU y Carbones del Tesoro, toda vez que únicamente el paro cobijaba a Carbones de La Jagua.

Se calcula que Prodeco ha dejado de producir cerca de 750.000 toneladas de carbón en los tres complejos, cifra que para el cierre de mes podría ascender a las 850.000 toneladas, de mantenerse la situación.

De las 160.000 toneladas que diariamente mueve la firma Fenoco hasta los puertos en el departamento del Magdalena, alrededor de 60.000 toneladas corresponden a las minas de Prodeco.

Fuentes del sector señalan que, sin contar la mina objeto de la huelga (Carbones de la Jagua), el impacto económico para la Nación y para las entidades territoriales se traduce en que se dejan de recibir aproximadamente un millón de dólares semanales, por concepto de contraprestaciones, regalías e impuestos.

Este diario conoció que en la última convocatoria hecha por el Ministerio del Trabajo, la compañía se negó a asistir, esperando que la Sala Laboral del Tribunal Superior del Cesar emita hoy el fallo. El cese de actividades también ha afectado las operaciones de terceros contratistas como Terpel, Gecolsa y Sodexo, que fueron desalojados de las instalaciones.  

Siga bajando para encontrar más contenido