‘Podemos decir que esto no es un tema ambiental’

Hupecol, petrolera a la que le dieron licencia para exploración en La Macarena, aclara lo que se ha dicho y sucedido respecto al caso.

Este mapa satelital de diciembre pasado muestra la distancia entre Caño Cristales y el bloque Serranía, además las áreas intervenidas (deforestadas) de la zona en un verde más claro.

Este mapa satelital de diciembre pasado muestra la distancia entre Caño Cristales y el bloque Serranía, además las áreas intervenidas (deforestadas) de la zona en un verde más claro.

Archivo particular

Empresas
POR:
Pedro Vargas Núñez
abril 17 de 2016 - 07:00 p.m.
2016-04-17

Fue una mitad de semana agitada para las directivas de la petrolera Hupecol en Colombia a raíz de una licencia ambiental otorgada por la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) para explorar el bloque Serranía en marzo pasado, Área de Manejo Especial de La Macarena, (Meta). (Lea también lo que declaró la Anla sobre la licencia otorgada)

Leonardo Niño, representante legal y Ángela Rodríguez (AR), gerente integral de sostenibilidad hablaron en exclusiva para Portafolio sobre las diferentes acusaciones.

¿Qué piensan del anuncio de la revisión de la licencia ambiental después de habérsela otorgado?


Ángela Rodríguez (AR): La licencia fue otorgada el 18 de marzo pasado y para nosotros fue un proceso que cumplimos a cabalidad con la legislación colombiana. Podemos demostrar que desde el 2009 cuando comenzamos con la recolección para los estudios de impacto ambiental y el inicio formal del proceso de licenciamiento el 4 de julio del 2011, se surtieron todas y cada una de las etapas que establece la ley, incluyendo una audiencia pública ambiental, en la cual participaron todas las autoridades del orden regional: parques nacionales naturales, Cormacarena, Corpoamazonía, las alcaldías y la misma comunidad.

¿Ya les notificaron oficialmente o solo fue por Twitter?

AR: Estamos a la espera de una notificación oficial y de acuerdo a eso vamos a analizar la situación. Jurídicamente es una discusión de cómo son los temas de legislación en Colombia, de cómo para las empresas los procesos se realizan con la más alta transparencia pero al final los resultados no quedan tan claros en relación a los términos jurídicos que debemos cumplir. (Vea la suspensión de la licencia por parte del Gobierno)

Leonardo Niño (LN): Pareciera y lamentamos como empresa que este tipo de decisiones se tomen por desinformación. Definitivamente hay participación de actores que no están directamente involucrados y que están totalmente desinformados de los procesos que surten la empresa y las autoridades. Quedamos desconcertados de lo que suceda después de esto, porque fue un proceso bastante largo, de cuatro años y nueve meses.

¿Qué opinan que la resolución de Cormacarena que fue aprobada el 30 de diciembre pasado solo fue conocida el jueves?

AR: Creemos que las autoridades internas a veces no son tan ágiles como se esperaría, pero para nosotros como empresa sentimos que cumplimos con todo lo establecido y también sentimos que la evaluación que hizo la Anla fue muy rigurosa, con muchos lineamientos dentro del proceso, y adicionalmente con un nivel de exigencia bastante alto para este proceso. Nos pidieron más requerimientos de los que establecen los términos de referencia que las autoridades ambientales diseñaron para el sector de hidrocarburos. (Estas son las razones por las que el Gobierno suspendió la licencia)

¿Qué piensan que el propio presidente de la República y el ministro del Medio Ambiente hayan pedido la revisión de la licencia?

LN: Lo que podemos decir es que esto no es un tema ambiental, no queremos sacar conclusiones de a qué obedece esto pero no es un tema ambiental. No es un tema que tenga que ver con Caño Cristales, porque los mismos mapas muestran lo lejos que estamos de allá y que de ninguna manera se podría ver afectado. Creemos que obedece a otro tipo de presiones que no son solamente las ambientales.

¿Qué tipo de presiones?

LN: Prefiero no hablar de eso.

AR: Queda el sinsabor de quién está evaluando el tema ambiental en Colombia, si las entidades encargadas, o el tema político y otros actores.

¿Qué pasa cuando llegue la notificación oficial?

LN: Estaremos mirando cuál es el recurso que tiene que utilizar la empresa.

"Lo que nos queda claro es que no hay garantías para poder desarrollar la actividad del sector de hidrocarburos".

COMPARTIR EN TWITTER

¿Hay derecho a demanda en este caso?

LN: Eso es lo que tenemos que mirar con nuestros consultores y abogados.

¿Qué dicen sus jefes en Estados Unidos de esta situación?

LN: Preocupados porque este tipo de decisiones lo que demuestran es que no hay una estabilidad jurídica en todos los procesos que estamos haciendo nosotros como inversionistas en Colombia. Es el mensaje que se está llevando a todo un grupo de inversionistas hacia afuera, no solamente para Hupecol sino para todas las empresas del sector de hidrocarburos y muy supuestamente para otros sectores que no van a encontrar una estabilidad jurídica al ver que las decisiones se toman y después se pueden reversar.

¿Cómo es el tema de las áreas?

La ANH sacó un área de 44.000 hectáreas para asignación, pedimos 34.000, de las cuales nos asignó la licencia ambiental 30.000 hectáreas, de las cuales solo un 43 por ciento nos permiten explorar. En las que no hay comunidades indígenas como se ha dicho.

¿Cómo se hace la sísmica?

Hicimos 114 kilómetros con sísmica 2d. Se excava con barras de 8 a 12 metros de largas por 4 centímetros de diámetro para disponer de la fuente acústica.

¿A cuánto están del parque de Tinigua?

A 4 kilómetros, tenemos 2,5 kilómetros de zona de amortiguación y otros 1,5 kilómetros en donde no podemos explorar.

¿Al área solo se puede llegar por helicóptero?

No, se llega por vías de veredas. Hay carretera desde San Vicente del Caguán hasta San Juan de Losada, al borde del bloque, en la cual ya invertimos 1.050 millones de pesos en mantenimiento de los últimos 21 kilómetros.

SOLO PUEDEN EXPLORAR EN POTREROS

¿Cuánto bosque van a tener que talar en los sitios de exploración?


Ni un solo árbol. Solo podemos explorar en zonas de pastos limpios, es decir, potreros.

¿Cuántos pozos piensa abrir para exploración?

Tenemos aprobados 150 en 15 locaciones, pero solamente vamos a explorar dos en dos locaciones durante el primer año, después veremos si se necesitan más y en dónde. Cada locación ocupa menos de una hectárea.

¿Cuál ha sido la inversión en este proyecto?

3.000 millones de pesos en el estudio de impacto ambiental y 4,6 millones de dólares en la sísmica.

Pedro Vargas Núñez
Subeditor Portafolio