En imágenes/ Así era Alpina hace 70 años

La cuarta empresa con mayor reputación en Colombia está de cumpleaños. La compañía tiene el 72 % de participación del mercado de bebidas lácteas y es la segunda con mejor implementación de programas de Responsabilidad Social Empresarial (Merco).

En imágenes/ Así era Alpina hace 70 años

Archivo particular

En imágenes/ Así era Alpina hace 70 años

Empresas
POR:
mayo 26 de 2015 - 04:50 p.m.
2015-05-26

Alpina, la cuarta empresa con mayor reputación en Colombia, cumple 70 años.

Hoy la compañía cuenta con más de 5.150 empleados, seis plantas en Colombia (Caloto, Facatativa, Sopó, Chinchiná, Entrerríos y Popayán), oficinas en Ecuador, Venezuela y Estados Unidos y atención al mercado centroamericano.

Durante varios meses a partir de hoy, Alpina celebrará con sus colaboradores, consumidores, ganaderos, distribuidores y proveedores a través de diferentes campañas, eventos y reconocimientos, “como una manera de agradecerles por haber aceptado el reto de crecer juntos con la compañía y permitirle, en un trabajo conjunto, ubicarse como una de las marcas preferidas por los colombianos”, explica la empresa en un comunicado.

Durante sus 70 años, la compañía ha desarrollado seis categorías con más de 600 referencias en el mercado, las cuales se desarrollan de la mano de 1.370 proveedores, 1.100 ganaderos y más de 700 familias reunidas a través de asociaciones que han crecido con Alpina.  

“En estos 70 años, hemos alimentado la vida de más de tres generaciones de colombianos,  participado en la construcción de un sector más competitivo, nos hemos comprometido con el bienestar nutricional de nuestros consumidores, generado empleo digno y aportado al desarrollo económico del país” aseguró Ernesto Fajardo, presidente de Alpina.

Según la última medición de Nielsen, Alpina alcanzó  la máxima participación histórica en la categoría de bebidas lácteas, llegando a un 72,5 %. A principios del año, la empresa

recibió el reconocimiento como Empresa Estratégica en Sostenibilidad por los altos niveles de desempeño y mejoramiento ambiental, otorgado por la Universidad de los Andes y la autoridad ambiental CAR, y el estudio Merco la reconoció entre 100 empresas, como la segunda compañía con mejor implementación de programas de Responsabilidad Social Empresarial. 

En los últimos 6 años, Alpina ha hecho avances importante que le han permitido reducir en un 37% el consumo de agua en su producción. En 2014, la compañía cerró el año con ventas netas acumuladas de $1.509.395 millones y un crecimiento de 5.6% frente al 2013.

La compañía se ha convertido en jugador en la compra de frutas, principalmente mora y fresa, además de mango, maracuyá y lulo, trabajando con asociaciones, que involucran más de 700 familias  y a quienes se les compra el 100 % de la fruta que se produce.

“Para Alpina la sostenibilidad es  entendida como una forma de hacer negocios y como una serie de acciones y decisiones que día a día tomamos, cuidando el impacto y el valor que generan y hemos asumido el compromiso de asegurar  nuestro crecimiento de forma sostenible,  impactando positivamente a nuestras comunidades y garantizando retornos superiores para nuestros accionistas”, afirma Cristina de la Vega, Directora Ejecutiva.  

En materia de innovación, Alpina invirtió US$5,2 millones en 2014 y se apoya en el Instituto de Investigación Científica de Alpina, brazo científico de la empresa, que se enfoca en la generación de innovación, nuevos conceptos y conocimiento aplicable para agregar valor a productos y procesos. Colciencias otorgó al Instituto el aval por sus resultados tangibles y verificables, fruto de proyectos y otras actividades de investigación que contribuyen al fortalecimiento del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación y aportan conocimiento para el desarrollo del sector de alimentos.

“Entendemos la innovación como algo que va más allá de los productos que creamos. Innovamos en nuestros procesos, tecnología, logística, así como en experiencias ricas, divertidas, y nutritivas para nuestro consumidor. Con el objetivo de estar cada vez más cerca de nuestros consumidores, estamos generando nuevas experiencias con lugares como la Cabaña Alpina y los Alpina Markets, en donde nuestros consumidores pueden sentirse como en su casa.” afirmó Ernesto Fajardo, presidente.

Teniendo en cuenta que el consumo de bebidas lácteas en Colombia (145 litros persona/año) aún está por debajo de países como Brasil, México y Argentina y de lo que recomienda la FAO (170 litros persona/año), la empresa anunció que ampliará la oferta con productos que resalten los beneficios de los lácteos y que se ajusten a las necesidades y gustos de los consumidores en las distintas etapas de la vida, contribuyendo así a su nutrición.

También informó que seguirá trabajando de la mano del sector y del Gobierno para construir una política integral a largo plazo que favorezca la competitividad del sector y que involucre a todos los actores de la cadena de producción.

En los próximos meses, Alpina tendrá lanzamientos de nuevos productos en el marco de su estrategia de innovación y calidad.  

HACE 70 AÑOS

En 1945 Max Banzinger y Walter Goggel, dos emprendedores suizos, llegaron al Valle de Sopó huyendo de la segunda guerra mundial y con sus propias manos empezaron a labrar el camino de una de las empresas más admiradas por los colombianos. Así recogieron leche para elaborar queso Emmental, Gruyère, Parmesano y posteriormente mantequilla. Durante 30 años, estos visionarios europeos dirigieron la producción, distribución y comercialización de productos lácteos, que empezó  con la compra de 500 botellas de leche y que hoy ascienden a 1.200.000 litros de leche al día.

Entre los años 40 y 50´s y gracias al trabajo constante de sus dueños y empleados, Alpina construyó su primera planta de producción en el municipio de la sabana cundinamarqués y empezó a producir dos de sus más icónicos y reconocidos productos: el Yogurt de fresa y el Kumis, así como algunos quesos maduros. Hoy el portafolio mantiene las recetas originales de sus fundadores.

Posteriormente, en los 70´s, Alpina lanzó el tradicional Arequipe, la Gelatina Boggy y la leche entera, productos que hoy se caracterizan por ser los preferidos de los consumidores y que hacen parte del portafolio con el que la empresa hoy está presente en 9 de cada 10 hogares colombianos, según el Cantar World Panel.

En los 80´s y 90´s, Alpina lanzó el Alpinito, la Avena y el Bon Yurt, así como la línea Finesse, especializada en productos con menor contenido de grasa y sin azucares adicionados. Después surgieron Yogo Yogo y leche larga vida, así como Bonflan y los quesos holandés y sabana.

En los 2000 la empresa lanzó la línea para bebés, el frutto, soka y regeneris y las más de 600 referencias en 6 categorías que permitieron que en la última medición de Nielsen en 2014, la empresa alcanzara su máxima participación histórica en la categoría de bebidas lácteas, llegando a un 72,5 % en valor.  En el 2014, tuvo lanzamientos como los quesos Chizzi y Buffarellini y en 2015 presentó el Alpinito Max, un Alpinito para grandes.