Imbera atenderá mercado de Chile y Bolivia desde Colombia

Los nuevos mercados en A. Latina le aportarán a la empresa de Femsa que fabrica los congeladores de Coca-Cola un crecimiento superior al 40 % en el país. Además, diversificará su portafolio local.

La fábrica de Caloto tiene capacidad para fabricar 100.000 refrigeradores por año.

Archivo particular

La fábrica de Caloto tiene capacidad para fabricar 100.000 refrigeradores por año.

Empresas
POR:
septiembre 23 de 2015 - 01:51 a.m.
2015-09-23

La firma Imbera no solo fabrica los congeladores, enfriadores y vitrinas en los que se exhiben las bebidas de Coca-Cola en el mundo, sino que en América Latina y Colombia posee alrededor del 35 % del mercado para esos productos.

Hernán Mendoza, gerente general de esa compañía adscrita al grupo mexicano Femsa y que tiene fábricas en México, Brasil y Colombia, habló con Portafolio sobre su plan de aumentar la operación de la planta que tiene en Caloto (Cauca) en más del 40 %.

¿Cómo va la empresa en Colombia?

Hemos tenido muy buen crecimiento en la región. Desde la planta de Caloto (Cauca), Imbera abarca el mercado interno y exporta a países como Perú. Antes también surtía a Caracas pero ahora ese mercado está frenado, aunque se están viendo oportunidades de llegar a Chile y Bolivia.

¿Cuándo estarían en estos nuevos países?

No lo tenemos aún claro. En Chile hay competencia local, pero en Bolivia no, ahora lo estamos surtiendo desde México, pero con las condiciones que estamos viendo va a ser posible que compitamos bien desde Colombia.

¿Cuánto crecerán las ventas de la planta de Caloto debido a esto?

Perú nos estará incrementando la facturación tal vez un 20 % de lo que hay actualmente y si llegamos a Chile puede incrementar otro 15%, lo mismo que Bolivia. Es decir que el aumento de la facturación puede ser mayor al 40 % en total.

¿Qué tanto factura actualmente Caloto?

En el 2015 proyectamos facturar entre 60 y 70 millones de dólares, y el año entrante esperamos llegar a niveles de 90 a 95 millones de dólares.

¿Cuántos refrigeradores están saliendo de allí?

En el 2015 son 60 mil neveras y la proyección para el 2016 es fabricar de 78.000 a 80.000.

¿Con los nuevos mercados planean alguna ampliación de la fábrica?

Para ser sujetos de trabajar en zona franca y para algunos procesos nuevos que buscaban mejorar la eficiencia de los refrigeradores la inversión que tuvimos que hacer fueron 4,5 millones de dólares en los dos años pasados. Además, tenemos una pequeña operación de productos plásticos en la que invertimos de 4 a 4,5 millones de dólares y generamos 60 empleos más.

¿Es decir que ahora están trabajando a menos capacidad de la posible?

Sí, en este momento podemos producir 100 mil neveras por año.

¿Qué planes tiene a más largo plazo?

El siguiente paso es diversificar la línea de productos. Ahorita tenemos venta a clientes institucionales como Coca - Cola, lácteos Tony en Ecuador o la cervecería Bacos en Perú, y hay un segmento de mercado que es el food service que va a hoteles, restaurantes, casinos, con líneas de productos diferentes que estamos desarrollando; esa es parte de nuestra estrategia, el poder entrar de manera importante en ese canal, que en Colombia posee un mercado interesante, pero también lo hay en las demás naciones que ya mencioné.

¿Cuáles son las posibilidades en el mercado colombiano?

El canal actual ya está muy maduro y el crecimiento solo se va a dar en otras líneas de producto y segmentos donde ahorita no estamos participando.

¿Y cuál es la meta de ventas después del 2016?

Esperamos llegar a 100 o 110 millones de dólares en cinco años.

¿La incursión en el ‘food service’ sería con comercialización o con productos propios?

Lo que estamos planteando para el largo plazo es fabricar congeladores, vitrinas horizontales en acero inoxidable y refrigeradores en ese mismo material.

¿A nivel global, cómo va la empresa?

Vamos bien, hemos tenido un crecimiento importante en nuestro segmento de refrigeración comercial y equipos verticales con puerta de vidrio; estamos entre el primero y segundo mas grande del mundo. Este año estamos vendiendo 470 mil neveras y la planta más importante la tenemos en México. Además, estamos abriendo oficinas en otros continentes para ver cómo podemos llegar allá.

¿Esa entrada es con comercialización?

En algunos casos estamos enviando productos desde México a algunos países del Medio Oriente, como Israel y Vietnam, pero definitivamente tenemos que pensar en algo local porque si no, no podremos ser tan competitivos para llegar a esos mercados. Pero la llegada no sería de manera directa sino a través de alianzas para poder tener alguna presencia por fuera de América. Ya tenemos una alianza con una fabricante en Turquía que produce nuestra tecnología y la vende, y nosotros llevamos un royalty (derechos de propiedad intelectual) por la venta de esos refrigeradores. En Pakistán tenemos otro acuerdo con la misma metodología. En este momento no estamos pensando en montar una planta nuestra fuera del continente americano, pero sí este tipo de alianzas.

¿Y en América hay planes de nuevas plantas?

Con las tres plantas que tenemos en México, Colombia y Brasil podemos cubrir perfectamente el continente americano completo. Acá vendemos en todos los países, desde Canadá hasta Argentina.

¿De cuánto es la facturación en el área?

Son dos empresas: una de refrigeración y otra de servicios. Estamos facturando entre 400 y 450 millones de dólares por año.

¿Y el crecimiento regional es igual al global?

No, yo creo que los mejores crecimientos se dan en América.

EL DILEMA CON ECUADOR

Imbera analiza cómo continuará abasteciendo el mercado de Ecuador en el futuro, tras las salvaguardas decretadas por el Gobierno de Rafael Correa y que implican un impuesto del 45 por ciento para los productos importados.

El dilema está en decidir si continúa llevando los equipos de refrigeración desde Colombia o monta una línea de ensamble local allí.

El gerente de la compañía, Hernán Mendoza, informó que, si se deciden por el montaje, de manera que los insumos lleguen desde Colombia, la inversión sería de un millón de dólares a lo sumo.

Este problema no solo lo sufre la firma del grupo Femsa, sino que lo han manifestado varias compañías colombianas.

Por otra parte, Mendoza añadió que en el 2015 el crecimiento se ubica en cerca del 4% y la expectativa para el 2016 es del 15 al 20 % de crecimiento.

Néstor Alonso López

Enviado especial a México