La receta de Imusa para mantenerse vigente y seguir creciendo 

Acaba de invertir más de 30.000 millones de pesos en la consolidación de su planta de manufactura de plásticos y aluminio en Rionegro. 

Juan Guillermo Sánchez, presidente de Groupe SEB Colombia.

Juan Guillermo Sánchez, presidente de Groupe SEB Colombia.

Archivo Portafolio

Empresas
POR:
Portafolio
julio 07 de 2016 - 11:52 p.m.
2016-07-07

La innovación le ha servido a la marca Imusa para responder a la dura competencia del mercado de utensilios de cocina de plástico y aluminio, y también ha sido útil para incrementar su participación en el negocio de los pequeños electrodomésticos. Con esa estrategia que le ha marcado Groupe SEB, la marca colombiana también ha intensificado su tarea exportadora. Juan Guillermo Sánchez, presidente de Groupe SEB Colombia, explica las perspectivas de la compañía y la reciente consolidación de su producción industrial en Rionegro, tras el cierre de su histórica planta en Copacabana, Antioquia.

¿Qué ha pasado con Imusa luego de la compra por parte de Groupe SEB?

Del 2012 para acá se ha trabajado en el proceso de integración de las dos compañías. Lo que procuré en los primeros años fue hacer una trabajo más hacia adentro. Tratamos de mantener el sabor de Imusa con lo mejor de Groupe SEB en sus procesos, en su tecnología, en su internacionalización. Y desde el año pasado comenzamos a irnos hacia afuera.

¿Y cómo se han reorganizado a nivel industrial?

Estamos anunciando la unificación de las plantas de Copacabana y de Rionegro. Eso hizo que cerráramos la de Copacabana, donde nació Imusa hace 83 años, para dejar todo, aluminio y plástico, en Rionegro. En Copacabana se producía de todo, pero hace 25 años, en vista del crecimiento de la población alrededor de la planta antigua, se generaron inconvenientes con la vecindad. Eso desencadenó en que Imusa trasladara parte de la operación. Y, hace dos años, Groupe SEB decidió concentrar todo en Rionegro. También había razones de competitividad para el cambio porque operar dos plantas cercanas genera duplicidad de gastos. En la mayoría de los casos, tenemos competidores locales que ofrecen precios muy bajos, nosotros teníamos niveles de rentabilidad muy bajos en nuestros productos plásticos y si no hacíamos algo íbamos a terminar perdiendo ese negocio. El centro de distribución original de Copacabana se acondicionó como una nueva planta de plásticos y construimos un moderno centro de logística con mayor capacidad, preparado para el futuro.

¿Cuál fue la inversión?, ¿hay espacio para crecer?

Sí, por encima de un 40 a 50 por ciento más de lo que hoy en día tenemos. El centro de distribución está en 5.500 metros cuadrados, tiene cerca de 11.000 posiciones y 10 muelles de carga. Esta diseñado que facilita el crecimiento según las necesidades. Las inversiones en estas adecuaciones sumaron 11,3 millones de dólares, aproximadamente más de 30.000 millones de pesos.

¿En desarrollo de producto, en qué ha avanzado la compañía?

Hoy por hoy, Imusa tiene una participación importante en el negocio de los pequeños electrodomésticos. Hemos pasado del 15 a 17 por ciento al 25 por ciento. En cocción tenemos el 40 por ciento de participación como líderes absolutos. Por ejemplo, hemos desarrollado ollas a presión con sistemas adicionales de seguridad para el consumidor.

A finales del año pasado, en la línea de cocción desarrollamos un nuevo antiadherente llamado Triforce que es tres veces más resistente que los materiales de Imusa. Si antes eran reconocidos por su calidad, estos son mucho mejores y tienen un diseño diferente, lo que el consumidor puede apreciar y reconocer. Eso es lo que tenemos que hacer, aprovechar la innovación.

¿Esto es fruto de tecnología francesa?

Es un lanzamiento reciente, pero son tecnologías que vienen de lo que hacemos con nuestra marca T-Fal que también tiene mayor resistencia, un indicador de temperatura que está en el centro del sartén y que cambia de color para avisar que el aceite está en el momento preciso para la cocción. Este tipo de tecnologías las comenzamos a aplicar en los productos hechos en Colombia. La diferenciación es clave. Con los calderos también hemos innovado. Tiene una base que permite que el calor se difunda mejor y que es antideslizante. También tienen una tapa triangular con la imagen del tradicional guerrero de Imusa. Esta es la forma que tenemos de competir. Nosotros deberíamos, al año, tener el 30 por ciento de nuestras ventas por la vía de productos nuevos. De tal manera que en tres años tengamos una renovación completa del portafolio.

¿T-Fal tenía plásticos?

No. El centro de innovación de plásticos de Groupe SEB es Colombia.

¿Qué mercados quedan por conquistar?

Tenemos buena presencia en Panamá pero nos falta en Centroamérica. Además, en pequeños electrodomésticos tenemos muy baja presencia en nuestros mercados.
Entonces queremos exportar desde Colombia, particularmente licuadoras y ventiladores.
La idea es que todo lo que se venda afuera sea bajo la marca Imusa.

¿Qué planes tienen con las tiendas?

El plan es desarrollar mejor las 22 tiendas que tenemos. Por ahora en el corto plazo no hay planes de expansión, porque lo que necesitamos es que presten mejor servicio y conozcan mejor a los consumidores.

¿Qué representa Colombia para Groupe SEB?

Es uno de los 10 principales países en el mundo, en términos de facturación. Dentro de la venta global, puede ser el 5 por ciento porque tenemos presencia en muchos países.
Además, acaba de comprar una empresa en Alemania llamada WMF, líder en productos profesionales y que representa el 25 por ciento más de lo que vende todo el Grupo.

INCURSIÓN EXPORTADORA

En el 2015 vendimos 350.000 millones de pesos, de los cuales 50.000 millones de pesos fueron en exportaciones. Tuvimos un impacto negativo por Ecuador que se fue a menos de la mitad de lo que vendíamos hace 3 o 4 años atrás. Por otro lado, se ve un impacto positivo en las exportaciones al Grupo. Estamos exportando más a Brasil. Allí llevamos las bases de las licuadoras Arno, líder de pequeños electrodomésticos en ese país.
Exportamos licuadoras a México con marca T-Fal. Igualmente, se llevan productos plásticos a Europa. Y seguimos exportando marca Imusa a nuestra filial en Estados Unidos. Desde este año vamos a exportar productos de cocción a EE. UU. bajo la marca T-Fal. Vendemos piezas sueltas para hacer picatodos, licuadoras y exprimidores de jugo a Argentina.