Con incentivos, gobierno apoya la cogeneración de energía

Este proceso trae beneficios ambientales, sociales y empresariales para el mercado colombiano. Las industrias se incorporan a este programa.

Hay industrias que aprovechan los gases que salen de sus chimeneas para autogenerar energía.

123RF

Hay industrias que aprovechan los gases que salen de sus chimeneas para autogenerar energía.

Empresas
POR:
abril 10 de 2013 - 02:40 a.m.
2013-04-10

Vincular al mayor número de empresas del país en la autogeneración de energía es la meta que se ha trazado el gobierno nacional con los incentivos tributarios por eficiencia energética, que contempla el nuevo estatuto tributario.

Según esto, los industriales que hagan inversiones en proyectos de cogeneración o en sistemas de control y mejoramiento del medio ambiente, destinados a reducir el consumo de energía, van a tener la exclusión del IVA y la deducción de la renta líquida que pagan por el impuesto de renta.

Por tanto, “se espera que la capacidad instalada que estaba en el orden de los 400 megavatios en todo el territorio nacional, por cuenta de este procedimiento, aumente de forma significativa en los próximos años”, estima Daniel Romero, director de la Cámara de Grandes Consumidores de Energía y Gas de la Andi.

Cuando se habla de autogeneramiento de electricidad las factorías que realizan este proceso “emplean diferentes insumos para obtener este producto, entre ellos está el gas natural, el carbón y la biomasa”, señala Romero.

En este aspecto, los industriales llaman la atención en que esta tendencia podría aumentar si el ejecutivo traza una política más expedita para la comercialización del gas a largo plazo.

Por eso, la propuesta que hace la Cámara a la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg) es que permita que el consumidor pueda acceder directamente al productor de este combustible y que esa relación comercial entre ambos sea bilateral, sin tener que ir a mecanismos de subasta para adquirirlo.

Sobre este tema, Antonio Celia, presidente de Promigas, pide a las autoridades energéticas “hacer algunos ajustes en la regulación para que los clientes que solicitan una certeza mínima en el suministro tengan contratos estables”.

METAS CONCRETAS

La industria del gas natural tiene como objetivo que, en el corto plazo, más manufacturas se acojan a este plan; por eso, la propuesta que hacen a los industriales es que aprendan a utilizar la energía calorífica que emiten las chimeneas de sus plantas.

“Lo que queremos es que aprovechen esos gases que salen, los cuales, llevados a una turbina y mezclados con gas, pueden generarles electricidad e incluso para vender a terceros”, anota Eduardo Pizano, presidente de Naturgas.

Esta iniciativa, que arrancó hace más de diez años en la costa Atlántica, ya tiene a unas 17 factorías que “están generando actualmente más de 100 megavatios de electricidad, que equivale a la producción de una térmica”, dice Ramón Dávila, gerente General de Gases del Caribe.

EFICIENCIA EN PROYECCIÓN

En Bogotá ya existen tres industrias que están cogenerando energía con ayuda del gas y “se espera que arranquen dos más próximamente. Se confía en que entre el 2014 y el 2018 se unan otras 10”, observa René Perea, director Comercial de Gas Natural Fenosa.

Con respecto al occidente colombiano, los comercializadores de este combustible realizan valoraciones para diseñar proyectos que beneficien a los industriales que quieran generar su propia electricidad.

“En la actualidad hay seis entidades que están interesadas en entrar en esta tónica y se espera que en unos tres meses se llegue a un acuerdo con alguna de ellas, para iniciar este programa”, dice John Enrique Vargas, director de Proyectos de Gases de Occidente.

El plan de cogeneración en Antioqua se desarrolla de forma lenta, reconoce Esteban Barrientos, gerente de Gases de EPM, porque los productores deben hacer cambios en sus infraestructuras que requiere inversiones notables.

José M. Higuera

Redactor CEET