Industria alimenticia no quiere sufrir por obesidad | Empresas | Negocios | Portafolio

Industria alimenticia no quiere sufrir por obesidad

Las multinacionales son conscientes de que si no se controla este problema de salud, la sostenibilidad de sus negocios puede verse amenazada.

La salud de los usuarios preocupa a la industria alimenticia.

Archivo Portafolio.co

La salud de los usuarios preocupa a la industria alimenticia.

POR:
abril 12 de 2013 - 04:10 a.m.
2013-04-12

Las grandes multinacionales que fabrican alimentos como salsas, dulces, snacks, galletas, gaseosas y jugos trabajan para que sus productos aporten a la lucha contra un problema de salud que preocupa en Colombia y el mundo: la obesidad y el sedentarismo.

Aunque a simple vista el asunto puede sonar como un contrasentido, las empresas del sector creen que seguir esta estrategia garantiza la sostenibilidad de sus negocios, explica Carolina Lorduy, directora de la Cámara de Alimentos de la Andi.

Empresas representativas del sector tienen metas y acciones concretas para que los consumidores tengan en sus productos menos contenidos, por ejemplo, de grasas y calorías, sin sacrificar el gusto por consumirlos.

Carolina Lorduy dice que, unida a la labor de la industria, el éxito de la tarea depende de educar a los consumidores sobre una vida saludable y la importancia de informarse en torno a los contenidos de los productos y los empaques.

Subraya que la industria de alimentos y bebidas va tras un concepto nuevo que es el equilibrio entre las expectativas y las necesidades del consumidor.

En las expectativas está el sabor, la presentación y el precio, y por otro lado está la importancia de comer en forma adecuada.

La multinacional de consumo masivo Unilever dice que está asumiendo su responsabilidad en el tema, centrándose en la reformulación de productos.

Al respecto, el ejecutivo Guillermo de La Torre sostiene que el interés de la compañía es por el desarrollo de productos que contengan niveles reducidos de grasas, azúcares y calorías.

“En el 2012, nuestras principales margarinas y esparcibles llegaron a un 33 por ciento menos de grasa saturada como proporción del total de grasas”.

Y agrega que para la sal, el objetivo es reducir su contenido entre un 15 y 20 por ciento, en promedio, para alcanzar la meta de cinco gramos por día, en línea con lo que recomienda la Organización Mundial de la Salud.

Por su parte, en la multinacional Coca-Cola, Marco Llinás, gerente de Asuntos Públicos y Comunicaciones, explica que su última campaña promocional se “aborda de frente el tema y hace claridad en que una botella de 350 ml contiene 150 calorías e incluye algunos ejemplos de actividades que se pueden realizar para quemar estas calorías consumidas a lo largo del día de forma divertida”

Carlos Enrique Piedrahíta, presidente del Grupo Nutresa, explica que “las empresas de alimentos en el mundo tenemos una responsabilidad muy grande con la nutrición.

Existe malnutrición con dietas desbalanceadas y hay que educar y concientizar en el tema de la obesidad”.

A su juicio, esta situación se debe ver también como una oportunidad de ofrecer productos con menos ingredientes ‘engordadores’.

“Tenemos muchos productos por debajo de 100 calorías por porción que son niveles bajos. Son productos agradables pero muy nutritivos”, añade.

Constanza Gómez G.

Redacción Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido