Industria manufacturera regresó a la senda del crecimiento | Empresas | Negocios | Portafolio

Industria manufacturera regresó a la senda del crecimiento

El crecimiento del sector manufacturero podría estar ya en terreno positivo, según encuesta de la Andi y otrso gremios.

La producción creció 0,2 % en los primeros 5 meses del año.

Archivo Portafolio.co

La producción creció 0,2 % en los primeros 5 meses del año.

POR:
julio 17 de 2013 - 02:45 p.m.
2013-07-17

Gracias al impulso que le han dado sectores como la refinación de petróleo y la fabricación de químicos, la industria nacional podría haber superado la recesión, y su crecimiento estaría nuevamente en terreno positivo, aunque con un nivel bastante pobre.

Por lo menos eso es lo que demuestra la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta (EOIC) que realizan la Andi y otros seis otros gremios de la producción revelada ayer, pero que deberá confirmar hoy el Dane con las cifras oficiales de la Muestra Mensual Manufacturera (MMM).

Según la EOIC, en los cinco primeros meses del 2013, la producción creció 0,2 por ciento, las ventas totales (incluidas las exportaciones) el 1,1 por ciento y las ventas en el mercado nacional el 1 por ciento.

Un año atrás -frente a los cinco primeros meses del 2011- esos indicadores  aumentaron 2,2; 3,8 y 2,3 por ciento, respectivamente.

Después de mostrar esas cifras positivas vino una profunda desaceleración en la industria -recesión para algunos analistas- que la llevó, según la EOIC, a un pobre crecimiento de 0,7 por ciento en todo el 2012 y este año a comportamientos negativos anuales hasta abril.

Sin embargo, se espera que este año la producción fabril colombiana registre un crecimiento mínimo de entre cero y un 1 por ciento.

A pesar de lo que muestra la EOIC, el comportamiento del sector manufacturero no es homogéneo porque solo siete de los 17 subsectores industriales están en terreno positivo en materia de producción.

Además hubo algunos, como electrodomésticos, que pasó de crecer 27 por ciento a caer 10,7 por ciento.

El presidente de Haceb, Cipriano López, afirmó que aunque no son ajenos a la crisis de la industria, tienen la expectativa de un mejor segundo semestre. Sin embargo, tenían unas expectativas superiores en ventas que no se están cumpliendo.

La EOIC también señala que la utilización de la capacidad instalada en los cinco primeros meses del año se situó en 75,7 por ciento, nivel ligeramente inferior al promedio histórico (76,4 por ciento).

En mayo pasado, el 53,4 por ciento de los consultados consideró la situación de su empresa como buena. En cuanto a las expectativas sobre el inmediato futuro, el 41,6 por ciento estima que la situación va a mejorar.

La baja demanda, la alta competencia en el mercado, el costo y suministro de materias primas, el tipo de cambio, el contrabando y la competencia desleal, los bajos márgenes de rentabilidad, la infraestructura y costos logísticos y la baja rotación de la cartera, son, en su orden, los principales obstáculos a los que se enfrentan los empresarios.

CREEN EN EL PIPE

La encuesta de la Andi también indagó sobre los efectos que el Programa de Impulso a la Productividad y el Empleo (Pipe) tendrá sobre la industria. "Somos conscientes de que aún no ha transcurrido un tiempo prudencial para realizar una verdadera evaluación ya que incluso en algunos casos estas iniciativas están en fase de reglamentación o discusión del proyecto de ley. No obstante lo anterior, el 43,5 por ciento de los encuestados considera que las medidas impactarán positivamente a las empresas a corto plazo.

También se les preguntó a los empresarios cuáles de las decisiones económicas más recientes les traería mayor beneficios para su actividad.

Un 42,7 por ciento indicó que las medidas tributarias generarían el mayor impacto positivo, mientras que 14,7 por ciento señaló que las relacionadas con infraestructura y un 13,3 por ciento optó por los planes anticontrabando.

El informe agrega que la actividad manufacturera enfrenta un momento difícil y aunque la producción deja de caer no crece.

Además, las ventas mantienen bajos aumentos, la utilización de la capacidad instalada está por debajo del promedio histórico y los empresarios enfrentan problemas de demanda, contrabando y baja rentabilidad.

La compleja situación de la industria manufacturera, según el Informe, se debe en buena parte a un entorno internacional con bajos crecimientos y a una persistente inestabilidad e incertidumbre.

Redacción Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido