Infraestructura impulsa a Cementos Tequendama

La inversión de US$ 60 millones que hizo en los dos últimos años para un horno moderno y varias líneas de producción afianzará a la empresa para responder a las oportunidades de grandes obras que se harán en el país a través de las concesiones 4G, según su presidente, Fidel Armando Cortés.

Infraestructura impulsa a Cementos Tequendama

Archivo particular

Infraestructura impulsa a Cementos Tequendama

Empresas
POR:
marzo 24 de 2015 - 11:36 p.m.
2015-03-24

Desde noviembre, Cementos Tequendama opera con un nuevo horno horizontal para sacar el clínker –la materia prima para su producto– con menos emisiones contaminantes. Este fue un proceso que implicó dos años y una inversión de 60 millones de dólares, pero que prepara a la compañía para un crecimiento sin antecedentes en el 2015.

Su presidente, Fidel Armando Cortés Benavides, habla de ese plan.

¿Qué ventaja les da el montaje que hicieron?

El nuevo horno opera con una emisión garantizada de 20 mg/nm3 sobre los 50mg/nm3 permitidos por la norma colombiana, logrando así un impacto ambiental extremadamente bajo. De igual forma, este proyecto hace especial énfasis en la baja emisión de gases de combustión y en la reducción del consumo de agua y energía. Es la tecnología más avanzada que hay para la producción de clínker.

Pero, además del horno, el proyecto comprende un proceso de vía seca con un precalentador de cinco etapas, un calcinador en línea, un horno rotatorio de dos apoyos y un enfriador de parrillas.

¿Hay previstas nuevas inversiones?

En los próximos tres años, la empresa destinará unos 10 millones de dólares en las líneas de secado de materiales para adiciones y de producción de adiciones para el cemento.

¿Cómo estuvo el 2014?

Vendimos 362.000 toneladas de cemento, por 114.000 millones de pesos, y la proyección para el 2015 son 540.000 toneladas, con aumento de 49 por ciento. Serían 170.000 millones de pesos en ventas, que significan un 67% más con relación al 2014.

¿Cómo lo harán?

Esta compañía tiene un nicho definido en las ventas de depósitos y ferreterías, y estamos incursionando en un mercado a granel que podemos atender dada nuestra nueva capacidad. Ahí teníamos muchos clientes potenciales a los que hoy les podemos entregar el producto.

¿Qué porcentaje del mercado tienen?

El año pasado el sector cerró con 10,2 millones de toneladas vendidas y nosotros tenemos el 3,5% de participación.

¿No es muy difícil la competencia con gigantes como Holcim o Argos?

El mercado colombiano viene creciendo del 8 y 10 por ciento y hemos podido vender cemento prestando un muy buen servicio, entregando un buen producto y con responsabilidad ambiental. Les generamos valor a los clientes, a los accionistas y a la comunidad.

¿Cuántas referencias tienen?

Vendemos dos tipos de cemento: de uso general y de uso estructural, que es el que utilizan los industriales, constructores o prefabricadores para realizar estructuras.

¿Cada una qué porcentajes representa?

Si miramos los datos del 2014, el 80% de ventas va al retail y la proyección del 2015 es que sea 70% en retail y 30% estructural.

¿No piensan exportar?

No, por ahora no.

¿Qué es la empresa hoy día?

Hoy, tenemos 350 personas en la compañía, de las cuales 150 son empleados de Suesca, donde tenemos la planta, y el resto están distribuidos en ese mismo municipio y en Bogotá. Pero la empresa también genera, de forma indirecta, 1.300 empleos en toda la cadena de comercialización.

En Suesca somos el mayor empleador formal del municipio.

¿Su crecimiento es sostenible en el tiempo?

Hay datos proyectados por Asocreto de que si se ejecutan todas las obras y todas las inversiones de 4G el mercado del cemento en infraestructura debería tener en los próximos años crecimientos similares a 8 o 10 por ciento.

¿Sin esto cuánto crecerían?

El crecimiento de esta industria ha estado en cerca del 3%, pero nuestras apuestas están enfocadas a que los proyectos de las 4G se realicen.

¿Cuentan con materia prima suficiente?

Hoy día tenemos asegurada la producción de materias primas para los próximos cinco años con minas propias, y seguimos en el proceso de exploración para aumentar las reservas al largo plazo.

Con los títulos que ya tenemos y que están en proceso de formalización hay reservas para 60 años.

Lo más importante es hacer una producción con un enfoque medioambiental, con una producción que supera la normatividad nacional.

FLETES, ESCOLLO PARA AMPLIAR MERCADOS 

“Vemos que realmente las ventas de cemento en el país, por las concesiones 4G que requieren cantidades importantes de concreto, van a jalonar de manera importante el mercado, y ahí vemos una oportunidad muy importante de crecer”, dice el Presidente de Cementos Tequendama.

A esto, según el directivo, contribuirá la nueva infraestructura.

Por lo pronto, la intención adicional de la firma es consolidarse más en plazas donde ya está, como los departamentos de Boyacá, Cundinamarca (Bogotá es su principal centro de consumo), los Llanos, Huila, Tolima y Santander.

Fuera de eso, hace presencia en Antioquia y Valle.

La posibilidad de ampliar ese espectro hacia otras áreas del territorio nacional se choca con los altos fletes, que los hacen menos competitivos.

neslop@eltiempo.com