Innovando en tecnología clínica

La unión de ciencias básicas y la ingeniería cada vez aporta más al desarrollo de la medicina.

Desde marzo del 2008 se han realizado más de 200 implantes de válvula aórtica percutánea.

Shutterstock

Desde marzo del 2008 se han realizado más de 200 implantes de válvula aórtica percutánea.

Empresas
POR:
septiembre 03 de 2014 - 11:58 p.m.
2014-09-03

La tecnología ha tenido una evolución acelerada y gran participación en la medicina, por lo que ahora son posibles nuevos y mejores métodos de diagnóstico y tratamiento clínico.

Es así como están revolucionando dos importantes investigaciones que se desarrollan en la ciudad de Cali, con la Fundación Valle de Lili, y que se sirven de la tecnología de la casa matriz alemana Siemens.

Se trata, por un lado, del grupo de cardiología intervencionista de Angiografía de Occidente, liderado por el médico Antonio Dager, que está innovando en procedimientos cardiovasculares mínimamente invasivos; y por otro, el grupo multidisciplinario de la doctora Ana María Granados, que trabaja con pacientes con epilepsia refractaria, que no puede ser controlada con tratamiento farmacológico, pero puede ser manejada con una novedosa técnica de imagen multimodal.

PROCEDIMIENTOS CARDIOVASCULARES 

Desde marzo del 2008, el doctor Dager y su grupo de especialistas han realizado más de 200 implantes de válvula aórtica percutánea, con una tasa de éxito igual a la de Europa o de Estados Unidos, siendo Angiografía de Occidente la institución con mayor experiencia en Latinoamérica y centro de referencia internacional para este procedimiento, destaca Dager.

“Es mínimamente invasivo y permite tratar patologías de la válvula aórtica en quienes la intervención quirúrgica no es posible o les puede representar un alto riesgo de morbilidad o mortalidad, ya sea esta o el periodo posquirúrgico”, dice, al tiempo que agrega que tiene una recuperación mucho más rápida, menos dolorosa y con una sobrevida similar a la intervención quirúrgica.

El procedimiento dura entre dos y dos horas y media y se basa en el implante de un dispositivo llamado válvula aórtica biológica protésica.

De manera menos científica, dice Dager, hay varios lugares de acceso vascular, por donde se puede ingresar al espacio vascular para hacer llegar el dispositivo, entre ellos el acceso transfemoral, subclavio, transaórtico, transcava, entre otros que están de investigación.

Una gran proporción de los pacientes han sido extranjeros, que llegan a la institución gracias a la difusión del programa a nivel internacional y por el reconocimiento que tiene este ante sociedades científicas internacionales, como la Sociedad Latinoamericana de Cardiología Intervencionista.

EPILEPSIA REFRACTARIA 

El grupo de trabajo de la radióloga Ana Granados presentó la evolución de 13 pacientes con epilepsia refractaria, en el Congreso Europeo de Radiología el año pasado. En pleno se destacó la innovación de los científicos caleños por integrar diferentes modalidades diagnósticas de estudios estructurales y funcionales que permiten “lateralizar el hemisferio dominante del paciente, identificar, localizar y caracterizar la lesión o foco epileptógeno y evaluar su relación con las áreas elocuentes y tractos de sustancia blanca, con el fin de predecir y disminuir posibles pérdidas posquirúrgicas”. Según la especialista, para el tratamiento se usan equipos de neuroimagen como tensor de difusión, resonancia magnética, espectroscopia por resonancia y volumetría.