Instan a las grandes empresas a abrir sus billeteras

Accionistas impacientes piden a las grandes empresas que gasten parte de los 2,8 billones de dólares en metálico amasados desde la crisis financiera mundial ya que, como advierten los analistas, su frugalidad podría entorpecer el crecimiento mundial.

La liquidez de empresas como Apple, Google y Samsung se ha disparado desde que la crisis mundial de 2008.

Archivo Portafolio.co

La liquidez de empresas como Apple, Google y Samsung se ha disparado desde que la crisis mundial de 2008.

POR:
abril 21 de 2014 - 08:36 p.m.
2014-04-21

La liquidez de empresas como Apple, Google y Samsung -- que equivale prácticamente a la economía de Francia -- se ha disparado desde que la crisis mundial de 2008 sacudió a las bolsas haciendo que las empresas, nerviosas, guardaran cada céntimo, mientras pasaba la tormenta.

Pero pese a que las bolsas se han recuperado, alcanzando incluso máximos históricos, y que la confianza ha vuelto al humor de los empresarios, las reservas en dinero en las que se asientan las empresas siguen creciendo.

Esto ha hecho que se multipliquen los llamados para que recompren sus propias acciones, repartan más dividendos, construyan nuevas fábricas o compren a sus competidores.

Entre ellas se encuentra Toyota, que el mes pasado anunció un plan para empezar a gastar 3.500 millones de dólares en la compra de sus propias acciones tras su reunión anual de inversores de junio.

Esta es la primera vez en cinco años que el mayor fabricante de automóviles del mundo se embarca en una recompra de acciones, que pretende reforzar su propia cartera y envía señales de la confianza creciente de sus directivos.

"Desde que Toyota dijo que reduciría sus inversiones en los próximos tres años, la recompra de acciones es una de las opciones reales que tiene una compañía con mucha liquidez", dijo Yusuke Miura, analista de Tokai Tokyo Research Center de Japón.

Juntos, Apple, Microsoft y Google tienen más de 300.000 millones de dólares, y las empresas estadounidenses no financieras cuentan, juntas, con el récord histórico de 1,64 billones de dólares, el  doble que en 2007, según el último informe de la agencia de calificación Moody's.

Aunque la deuda de las grandes empresas estadounidenses también ha crecido en los últimos años, tanto inversores como analistas critican que muchas retengan su dinero en el extranjero fuera del alcance del fisco.

"Moody's vaticina que los empresarios van a seguir siendo reticentes el próximo año por lo que los gastos en inversiones de capital, dividendos, compras y recompras van a aumentar ligeramente", dice el experto.

A comienzos de año, el inversor estadounidense Carl Icahn dijo que Apple "está haciendo un flaco favor a los accionistas" pese a que el fabricante del iPhone aceptó un plan para devolver unos 100.000 millones de dólares a sus accionistas, incluidos 60.000 millones para la compra de sus propias acciones.

Desde entonces, Icahn ha dejado de presionar a Apple -- cuya liquidez es mayor que el PIB de Hungría -- después de que una agencia de asesoría suya se mostrara contraría a esta propuesta.

"La prudencia financiera que han mostrado las compañías durante la crisis les ha beneficiado", dijo en enero un informe de la consultora Deloitte, que calculó la liquidez de las 1.000 mayores empresas mundiales en unos 2,8 billones de dólares.

Pero "esto podría obstaculizar sus avances en tiempos de recuperación. Las compañías necesitan repensar su estrategia monetaria para crear oportunidades de crecimiento", aconsejó.

Mark Carney, actual presidente del Banco de Inglaterra, tildó la liquidez de las empresas en un discurso pronunciado en 2012 de 'dinero muerto".

"Si las compañías no saben qué hacer con ello, podrían dárselo a los accionistas", dijo Carney cuando era gobernador del Bank of Canada.

Es un sentimiento que comparten algunos inversores en el gigante surcoreano Samsung, que tiene unas reservas de más de 50.000 millones de dólares en dinero líquido, las mayores en manos de una compañía surcoreana.

El pequeño aumento del dividendo que paga Samsung se ha conseguido con la creciente presión al responsable financiero Lee Sang-Hoon, que se comprometió el pasado año a "hacer más hincapié en el retorno a los accionistas" y aumentar los pagos.

Lee defendió la liquidez de Samsung para poder aumentar las inversiones en investigación y desarrollo.

Pero algunos se preguntan si los bajos dividendos que pagan las empresas surcoreanas, entre ellas Samsung, no han contribuido a la deserción de los inversores extranjeros de su bolsa.

Según el estudio de Deloitte, las empresas han aumentado su gasto de capital y las fusiones y adquisiciones también se ha recuperado, particularmente en el caso de empresas con menor nivel de liquidez, cuyos dividendos superaron a las de mayor liquidez.

 "Parece que los mercados están premiando su implacable consecución del crecimiento", dijo.

AFP

Siga bajando para encontrar más contenido