En 2020 habrá 50 mil millones
de dispositivos conectados

La nube y la interconectividad se convirtieron en dos de los tres
pilares que están marcando el proceso de transformación de Intel.

Steve Long, director General de Intel para América Latina.

Steve Long, director General de Intel para América Latina.

Archivo particular

Empresas
POR:
Rosa María Cárdenas
marzo 09 de 2016 - 03:03 a.m.
2016-03-09

Con el advenimiento de las comunicaciones con redes 5G, tomarán impulso iniciativas y tendencias como el Internet de las Cosas (IoT) e incluso las que harán que un vehículo automotor se maneje solo. La tecnología 5G permitirá una red de comunicaciones más robusta, inteligente, rápida y eficiente, y tendrá un mismo estándar, para que nadie se quede por fuera. De hecho, se habla de 5G como la esperanza de articular todas las redes y una mayor cantidad de información entre los usuarios.

Durante el Congreso Mundial de Telefonía Móvil, Steve Long, director general de Intel para América Latina, habló con Portafolio acerca del nuevo consumidor, reiteró la tendencia hacia buscar experiencias, la importancia de la región para su mercado y las amplias expectativas que tiene en Colombia.

¿Cuál será la gran novedad de Intel?

Que ya no nos conocen solo por los PC. Ahora hay tres focos: el negocio de cómputo, que cada vez se acerca más a los sentidos y el poder humano; el Internet de las Cosas, y la orientación a la nube. Esto quiere decir una transformación de la industria,nuestra empresa y de cómo llegamos al mercado.

¿Para esto hay nuevos aliados?


En este Congreso dimos a conocer en materia de dispositivos un partner nuevo: Huawei, con una novedosa MateBook, dos en uno, con procesador Core M, que permite ser más eficiente y tener las últimas tecnologías. También hicimos otros anuncios, entre ellos el relacionado con la tecnología 5G, que tenemos en prueba en nuestro laboratorio. Llegar a 5G representa la conexión a miles de millones de dispositivos que vemos hacia el futuro de forma adecuada. Se trata de un segmento de comunicación que integra un componente de seguridad. Y a propósito de esto, Samsung está embarcando en todos sus productos la protección Intel Security.

¿Y los operadores?

Juegan un papel muy importante, porque para ellos existe la oportunidad de implementar la virtualización de sus redes, que es económicamente mucho más viable y eficiente, además de que incide sobre el ahorro del espacio.

¿Cómo piensa el nuevo consumidor?

El consumidor de hoy experimenta la tecnología de formas diferentes, ejemplo de ello es la generación de los ‘millennials’. Eso requiere que en Intel comuniquemos y les lleguemos de una manera distinta. El usuario espera que las cosas funcionen, que sean fáciles y que sea transparente la experiencia, además de positiva.

¿Cómo participa el mercado de América Latina?


Depende del segmento. Nosotros somos muy relevantes en computadores, llegamos a ser más del 10 por ciento del negocio, mientras que en dispositivos se sigue creciendo a ritmos muy importantes. Este es el mercado que más crece y en el cual hemos visto un resultado por encima del promedio. En Latinoamérica, hace unos años, la penetración era menor que la actual. Hoy, hay numerosas apuestas para el negocio en la nube. Estamos creciendo de forma acelerada ahí y en el IoT.

Es decir, ¿allí es donde más ve oportunidades?

Sí, aún falta mucho por explotar en términos del IoT en la región. Hay gente intentando innovar por todas partes y nosotros también experimentamos en agricultura, transporte y otros temas claves.

Hablemos de Colombia…

Es un país muy interesante y relevante en términos de mercado. Recientemente, comenzamos una iniciativa en las regiones para llegar con propuestas de Intel por medio de partners a donde antes no llegábamos.

¿Qué es lo que más le atrae del país?


Colombia se destaca con programas de educación que se convirtieron en referencia para la región, y también es una referencia en cuanto a adopción de las TIC. De hecho, el Gobierno ha tomado medidas para tratar de hacer más accesible la tecnología, ha bajado impuestos, hizo más fácil la posibilidad de hacer negocios y cerró la brecha. Yo diría que es un caso de éxito.

Colombia está entre el ‘top 3’ de los mercados emergentes del mundo. El consumidor colombiano sabe lo que quiere. La cobertura del retail que llega al consumidor está más concentrada que en otros países. Colombia, México, Chile y Perú empezaron a crear equipos a nivel país porque eran los que más crecían, y para nosotros Colombia se ha destacado por años; viene siendo el próximo país más relevante para mi negocio. Soy optimista, estamos agregando recursos, haciendo iniciativas nuevas y pronto veremos un anuncio interesante con el IoT.

¿Cuál es la gran apuesta de Intel para el 2016?

Hicimos una planeación al 2020 en la región, siguiendo el modelo de Intel como un todo. El negocio de consumo (dispositivos) va a seguir siendo sumamente importante para nuestra facturación, pero mi apuesta está orientada a capitalizar: cuantos más dispositivos vendamos, más gente genera datos. Sin embargo, la mayor oportunidad viene en conectar cosas en el área de negocios y hacer más inteligente, por ejemplo, el trabajo de alguien que hace monitoreo en lugares remotos por medio de sensores.

¿Y qué se requiere para ello?

Orientar el equipo hacia esto exige capacitación porque se debe resolver un problema. Esto porque es fácil decirlo, pero para llegar a implementarlo se tiene que hablar de soluciones, y hacia eso nos estamos orientando. Esa es la gran apuesta, y mi reto mayor es seguir el negocio del lado de dispositivos, mientras transformo el equipo en uno que sepa vender todas las soluciones de Intel. Hacia el 2020, así se va a transformar el mercado de la tecnología, y nuestra empresa.

¿Qué es lo que más se demandará en 20 años?

Los dispositivos van a seguir siendo un sexto sentido que nos va a dar respuestas de cosas que ni siquiera nos habíamos preguntado. Todo va a estar conectado de manera inteligente, el IoT va a explotar esos miles de millones de dispositivos y cosas que hoy no están conectadas se van a integrar, lo que generará mucho más tráfico y datos. Lo que sí es indudable es que la tecnología cambia y transforma las sociedades, la vida, y para nosotros ser parte de esto es gratificante.