'Inter Rapidísimo nació para facilitarle la vida a los colombianos'

La compañía de mensajería está entre las tres empresas que lideran este servicio en el país. Su fundador cuenta la historia y los nuevos proyectos.

Norman Chaparro, presidente y fundador de Inter Rapidísimo.

Norman Chaparro, presidente y fundador de Inter Rapidísimo.

Cortesía Inter Rapidísimo

POR:
Portafolio
agosto 03 de 2018 - 12:30 p.m.
2018-08-03

A pesar de sus 30 años y de estar en varias esquinas de Colombia, pocos son los colombianos que conocen la historia de una de las empresas que lideran el servicio de mensajería en el país: Inter Rapidísimo.

Esta empresa, que genera más de 6.000 empleos, llega a los 1.103 municipios del país y cuenta con más de 3.000 franquicias en toda Colombia, nació en Villavicencio de la mano de su creador y actual presidente, Norman Chaparro.

(Lea: El mensajero que pasó a codearse con grandes empresarios del país)

“Gracias a mi buena memoria mi madre siempre me seleccionaba entre mis hermanos para hacer el mercado solo. Recuerdo que el primer día que me pidió el favor, yo llegué con la lista exacta de lo que me había encargado y me dijo: ‘mijo, usted sí sirve para hacer mandados’. Y tiempo después entendí que desde ese día mi mamá me graduó como mensajero para toda la vida”, contó Chaparro.

(Lea: DHL Express renueva su flota para aportar a la reducción de emisión de carbono

Desde ese instante, Chaparro no paró de trabajar para cumplir su meta de ser un excelente mensajero. A los 21 años, llegó a trabajar a una empresa de envíos y su curiosidad y gusto por lo que hacía lo llevó a pensar en por qué no montar su propia empresa, y así lo hizo. “Renuncié al trabajo que tenía y con 20.000 pesos de esa época, eso fue finales del 87 principios del 88, compré una bicicleta de segunda, busqué una oficina, hice con icopor el letrero y empecé a mover mi negocio”, mencionó Chaparro.

(Lea: ‘No le tenemos miedo a Uber’: Mensajero Urbanos

Como todo emprendedor, el inicio no fue fácil. Sin embargo, su creatividad e ingenio lo llevó a encontrar su primera sede y empezar por repartir lo más cotidiano: el periódico del Diario del Meta. De allí, consiguió, regalando periódicos a entidades como el Banco de la República y Conavi, contratos para repartir otro tipo de documentos por la ciudad.

Eran jornadas de más de 20 horas en las que no me bajaba de la bicicleta, repartiendo desde las 3 de la mañana los periódicos, luego los extractos y después camino al colegio, donde terminé mi bachillerato en la nocturna”, agregó Chaparro.

Al ver que su negocio prosperaba y que sus clientes empezaron a solicitarle entregas en otras partes del país, Chaparro emprendió camino para recorrer los 66 municipios de la Orinoquía para conseguir contactos, hacer alianzas y establecerse en las zonas que necesitaban sus clientes. Para el caso de Bogotá, Inter Rapidísimo llegó a través de un contratista que recogía los paquetes que Chaparro enviaba por transporte intermunicipal en tulas.

Así, comenzó a crecer Inter Rapidísimo y en la actualidad, según cuenta Chaparro, esta empresa se ha convertido en un facilitador para que los colombianos tengan su propio negocio. “Con Inter Rapidísimo las personas tienen su propio negocio, pueden trabajar con su familia y mejorar sus ingresos. En este momento tenemos cerca de 2.000 puntos a nivel nacional y estamos trabajando en otras modalidades para ayudar a más colombianos”, afirmó el directivo.

Según el presidente de la compañía, diariamente a través de Inter Rapidísimo se realizan cerca de 100.000 envíos que se entregan de un día para otro, o según el servicio requerido por el cliente. Adicional a esto, es una empresa que va creciendo a dos dígitos. “En el 2016 crecimos un 17%, el año pasado un 15% y este año vamos por el 25%. Esto se debe no solo al cubrimiento que tenemos a nivel nacional sino también en cómo le hemos facilitado las cosas las personas del país”, aseguró Chaparro.

DE LA MANO DE LA INNOVACIÓN Y LA TECNOLOGÍA

Para fortalecer su presencia en el país, Inter Rapidísimo está trabajando en la implementación de tecnología y nuevas modalidades de servicio.

En la actualidad, la compañía cuenta con una aplicación en la que informa a sus usuarios, en tiempo real, el estado de su envío, y en la que además podrán solicitar recogidas sin recargo, ubicar sucursales y hacer cotizaciones.

“Un mensajero nuestro lleva cierta cantidad de envíos para su distribución y en la medida que va haciendo una entrega toma una foto de la guía, se guarda y el sistema de inmediato manda un mensaje al cliente informándole que ya se entregó su paquete”, explicó Chaparro.

También están apostando por nuevas modalidades de servicio como franquicias móviles, en las que un mensajero solo debe contar con un celular, una moto o una bicicleta y tener la disposición para trabajar.

Y, finalmente, Chaparro señaló que entre sus metas está la incursión en el e-Commerce y las transacciones. “Nosotros se la queremos poner refácil a los colombianos. Por ejemplo, para el e-Commerce estamos pensando en implementar un modelo en el que los clientes puedan pagarle al mensajero en caso de no tener tarjeta de crédito”, afirmó.

Siga bajando para encontrar más contenido