‘Nos interesa crecer más en el segmento masivo’: Fidubogotá

Fiduciaria Bogotá ampliará su oferta de fondos de inversión para los clientes menos sofisticados, al tiempo que espera seguir creciendo en la fiducia inmobiliaria en proyectos públicos y privados de vivienda.

César Prado, presidente de Fidubogotá.

Ana María García

César Prado, presidente de Fidubogotá.

Empresas
POR:
julio 02 de 2014 - 01:33 a.m.
2014-07-02

Con el objetivo de ganar terreno en más segmentos, Fiduciaria Bogotá adelanta una serie de estrategias para impulsar sus tres líneas de negocio: las fiducias de administración, inmobiliario y de inversión. Por ello, diversificará su oferta de fondos para las personas naturales y se apoyará en el Banco de Bogotá para su comercialización, y alista más servicios para las empresas.

Sobre el tema, César Prado, presidente de Fidubogotá, habló con Portafolio.

¿Cómo evalúa el comienzo del año?

El primer semestre fue atípico, comenzamos con dos meses muy malos por el impacto del inicio del desmonte de los estímulos monetarios, seguidos por varios meses buenos, en parte porque la economía colombiana está teniendo buen desempeño, y luego vino la noticia del JPMorgan, lo que generó un aire de tranquilidad. Junio fue más tibio, vino una corrección en el mercado y una buena noticia que fue el crecimiento del PIB, pero que seguramente conducirá a que el Banco de la República quizá tenga que aumentar las tasas un poco más de lo que tenía pronosticado, con lo cual los portafolios de inversión pueden tener un impacto negativo en el corto plazo.

¿Qué expectativas hay para lo que resta del 2014?

Va a ser complejo en el sentido en que el entorno seguirá siendo favorable, pero tendremos tasas más altas, lo cual afecta los mercados, aunque no creemos que la situación vaya a ser tan difícil como la del 2013.

En el segmento de inversión, ¿cuáles son los planes?

Tenemos seis billones bajo administración, eso comprende activos financieros, fondos de inversión colectiva, portafolios individuales y pensionales, entre otros. Hemos sido fuertes en dos tipos de fondos tradicionales: uno conservador y otro de mayor riesgo, pero la idea es repensar la oferta que tenemos y esperamos darla a conocer en los próximos meses.

¿Cuál es el objetivo?

Queremos ampliar lo que tenemos introduciendo portafolios balanceados y fáciles de entender para los clientes no sofisticados. También queremos trabajar con las autoridades para que se expida una reglamentación que permita sacar al mercado fondos de capital garantizado. Hoy, atendemos a todos los segmentos y queremos seguir haciéndolo, pero hemos sido más fuertes en el área corporativa y por eso nos interesa crecer en el mercado masivo. Estamos trabajando con el Banco de Bogotá para que esos productos que lancemos puedan comercializarse en sus redes.

¿Qué otros temas van a desarrollar?

Recientemente lanzamos un ETF que replica un índice de acciones colombianas que fue construido por Standard & Poor's. No queremos quedarnos solo con ese, estamos buscando alternativas viables y creo que un ETF de renta fija puede ser atractivo para el mercado colombiano. En cuanto a portafolios individuales, tenemos alrededor de 16 billones de pesos y queremos administrar portafolios de empresas del sector real. Otro negocio al que queremos entrar de manera más fuerte es el de custodia, que había estado concentrado solo en dos jugadores. Ahí ya tenemos dos billones de pesos, porque sin tener perfil de multinacional hay, muchos clientes que se sienten cómodos trabajando con firmas locales.

¿Cómo avanza el tema inmobiliario?

Hemos crecido en varias ciudades, pero nuestra gran participación está en Bogotá. Nos preocupa que el panorama se esté moderando y vemos una amenaza en lo que pueda pasar con la construcción en la capital, porque las ventas han bajado por carencia de suelo y hay incertidumbre jurídica con relación al Plan de Ordenamiento Territorial. Creemos que el banco de tierras y proyectos de nuestros clientes es importante para que el negocio se pueda mantener. Tenemos 7 billones de pesos en fiducia inmobiliaria y hemos crecido alrededor del 24 por ciento en comisiones.

¿Cuáles son las expectativas?

Queremos mantener el liderazgo y participar en proyectos más estructurados, es decir, que no solo se construyan, sino que también se operen bajo vehículos fiduciarios con el fin de generar rentas de largo plazo para los inversionistas. El otro tema clave son los programas públicos: hemos administrado las viviendas gratis y el programa de viviendas de interés prioritario para ahorradores (VIPA). No son negocios fáciles, hemos estado aprendiendo mucho y queremos seguir teniendo presencia en programas asociados a la vivienda pública, pues tendrán algún tipo de continuidad.

FIDUCIA DE ADMINISTRACIÓN, LA MAYOR PARTE DEL NEGOCIO

El presidente de Fidubogotá, César Prado, explica que si bien la fiducia de administración es el negocio original de las entidades, "ha deteriorado sus márgenes y por eso la industria ha tenido que repensar en qué negocios está". Esta firma, que en este segmento tiene activos bajo administración por 13 billones de pesos, ha definido dos tipos de estructuras. Una, es la de negocios estandarizados de bajo costo, en lo que se incluyen los anticipos de los contratistas del Estado o los mecanismos de garantía de créditos. La otra son los negocios estructurados, en la que cada fiducia tiene sus particularidades.