Más Internet satelital en sitios remotos, meta de Bansat

Luis Manuel Faviani, director de operaciones, dice que la estrategia de la compañía está orientada al campo y a generar inclusión. La idea es que dueños de pequeñas parcelas y pymes utilicen la tecnología en beneficio de sus labores diarias.

Luis Manuel Faviani, director de operaciones de Bansat.

Carlos Ortega

Luis Manuel Faviani, director de operaciones de Bansat.

Empresas
POR:
agosto 02 de 2014 - 12:43 a.m.
2014-08-02

Con una oferta de banda ancha satelital de alta velocidad en Latinoamérica, la compañía de telecomunicaciones Bansat inicia sus operaciones en Colombia con un servicio de Internet ajustado para sitios rurales y remotos.

Luis Manuel Faviani, director de operaciones de la compañía, explica las bondades de la nueva tecnología y las proyecciones del negocio.

¿Cómo ha evolucionado el servicio de Internet satelital?

El Internet satelital en el mundo tiene muchos años de operación, pero ha evolucionado y ha disminuido las tarifas, haciendo más eficientes los servicios. Entonces, lo que estamos incluyendo en Colombia y en Latinoamérica es una nueva tecnología que permite tener más usuarios con menores costos frente a las tecnologías tradicionales satelitales. Si anteriormente un servicio satelital era para una gran empresa y tenía que contar con miles de dólares para contratar un servicio, aquí ya tenemos por primera vez la posibilidad de masificar Internet satelital de banda ancha.

¿Cuál es el mercado atractivo en Colombia?

Esperamos tener cien mil usuarios masificados al 2015. Eso nos convertirá en el operador satelital más grande del país. Nuestra estrategia está orientada al campo, es decir, a generar inclusión y a romper las brechas. La idea es que caficultores, ganaderos, cultivadores de caña, dueños de pequeñas parcelas y pequeñas empresas puedan utilizar la tecnología en beneficio de sus labores diarias.

¿Cuál es el potencial?

Nuestro enfoque es el centro del país. Por ejemplo, estamos hablando de que hay 24 millones de habitantes entre Risaralda, Caldas, Quindío, Antioquia, Huila y Chocó. Tenemos, más o menos, identificadas 1,2 millones de pymes y 8 millones de familias, de las cuales hay un porcentaje altísimo sin cobertura.

¿Por qué?

Las redes tradicionales, de fibra o de celulares, llegan hasta cierto punto. Crecer de ahí en adelante es muy costoso por la densidad poblacional. Nosotros nos podemos extender sin tener que hacer grandes inversiones para llegar al usuario final.

De ese total de pymes o de población, ¿qué porcentaje está sin un servicio de Internet?

De los datos que hemos sacado al 2012 o 2011, creo que fueron los últimos datos que vimos del Dane, estamos hablando de alrededor de un 40 por ciento, que es bien importante. Nos hemos dado cuenta de que el crecimiento de las ciudades está en los nuevos cinturones urbanos y que no tienen conectividad. Tenemos el ejemplo más claro: uno sale de Bogotá a La Calera y allí no hay conectividad, pese a que hay importantes desarrollos urbanos.

¿Y las políticas oficiales de conectividad?

Son efectivas, pero llegan a las cabeceras municipales donde viven dos mil o tres mil habitantes. Pero nosotros nos movemos un poco más, donde hay menos población que requiere del servicio porque participa de la actividad económica. Eso pasa nada más en Sopó, Zipaquirá o Tenjo.

¿Qué tecnología los respalda?

Actualmente somos el único proveedor de capacidad satelital de Banda Ka en Colombia y aprovechamos las necesidades territoriales y sectoriales insatisfechas para complementar los portafolios de servicios y soluciones de nuestros aliados de negocios y así ofrecer servicios de acceso a Internet satelital de alta velocidad.

Al mismo tiempo, nos comprometemos a ser muy competitivos en la relación calidad-precio, lo que nos garantiza clientes satisfechos en toda la cadena de valor.

¿La competencia qué tecnología tiene?

Como la tecnología tiene un tiempo de implementación y desarrollo tan largo, está estimado que entre 2016 y 2017 puedan llegar los otros competidores a Colombia. Por ahora somos los únicos que tenemos la capacidad total y el derecho de comercialización y explotación del servicio en el país.

¿CÓMO ES LA TECNOLOGÍA?

Desde hace años se invirtieron 300 millones de dólares en el diseño y montaje del satélite. Luego vino la inversión en infraestructura, por unos cien millones de dólares para poner en funcionamiento la tecnología. De todo ese dinero, o sea de los 400 millones de dólares que se invirtieron para Latinoamérica, más o menos unos 6 millones le corresponden a Colombia.

congom@portafolio.co