Inversión petrolera por US$ 6.700 millones está en riesgo

La demora en la obtención de licencias ambientales tiene frenados casi 100 proyectos en el sector.

Archivo Portafolio.co

Se han duplicado los tiempos de obtención de licencias para las petroleras.

Archivo Portafolio.co

POR:
septiembre 06 de 2011 - 02:09 a.m.
2011-09-06

 

Las licencias ambientales se han convertido en el palo en la rueda para la locomotora petrolera.

La demora en la obtención de estos permisos tiene ‘en veremos’ inversiones del orden de los 6.700 millones de dólares.

Según datos de la Asociación Colombiana de Petróleo (ACP), estos recursos corresponden a casi 100 proyectos de las empresas del sector, entre exploración, producción y transporte de crudo que están frenados por cuenta del trámite de obtención de licencias ambientales o planes de manejo ambiental ante el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial.

Y es que a las empresas cada vez les resulta difícil hacer cálculos.

Hace dos años, una licencia ambiental –incluso con solicitud adicional de información– tomaba en promedio seis meses, pero ahora tarda un año.

Y por el lado de las modificaciones a dichos permisos, en el 2009 no demoraban más de 4 meses, pero ahora las compañías deben esperar hasta 10 meses.

Visto de otra manera, la situación se traduce en que se están dejando de percibir cerca de 228 millones de dólares al mes por concepto de la renta por producción de petróleo y de 6 millones de dólares mensuales por la producción de gas natural.

El presidente de la ACP, Alejandro Martínez, dice que “el sector petrolero está en crisis por cuenta del trancón de expedientes”.

Y es que de 164 procesos que se han tramitado este año, sólo se han resuelto 66. Lo que preocupa a los petroleros no es sólo lo que ha pasado hasta ahora, sino que se proyecta que el total de solicitudes en el 2011 llegue a 270, “y la verdad es que en el corto plazo no vemos cómo se puede solucionar el tema de los retrasos”, señala el directivo.

El tema tiene un agravante y es que por estos días se adelantará la separación de los ministerios de Ambiente y Vivienda, lo cual traerá un periodo de transición que acentuará las demoras.

Según Martínez, si bien ninguna empresa ha desistido hasta ahora de las inversiones, la realidad es que sí se ha visto otro tipo de implicaciones.

Por ejemplo, no se han podido ejecutar los presupuestos asignados por las casas matrices, lo cual en un mediano plazo sí puede incidir en los montos que éstas asignan para su filial colombiana.

Además, hay compañías que ya tenían los pozos para perforar y no pudieron hacerlo, lo cual implica pérdidas.

Pero también hubo casos en que las empresas no lograron cumplir sus metas de producción, de tal manera que sus acciones se vieron castigadas en las bolsas en las que están inscritas.

LAS RAZONES DE LA CONGESTIÓN

Más que aumentar el presupuesto y la planta de personal, sugieren una revisión de los procesos.

Aparte de la demora en la obtención de las licencias ambientales, a la Asociación Colombiana de Petróleo (ACP) le inquietan otros temas.

En el sector hay inconformidad frente a la calidad de las decisiones y a la forma en que se vienen realizando las evaluaciones.

En ocasiones han notado que el personal encargado de hacer las evaluaciones cuenta con poca experiencia en el sector, pues en muchos casos se trata de personal recién egresado.

Aunque esto de alguna manera es subsanable, otro tema que preocupa es que los trámites se han convertido en un cuello de botella.

Actualmente, el Ministerio cuenta con 84 evaluadores y 13 revisores, pero el último paso del trámite depende exclusivamente de dos coordinadores.

Además, consideran que dentro del trámite mismo hay procesos innecesarios,como estudios repetidos, evaluaciones de temas que no aplican e incluso un exceso de requerimientos adicionales de información.

Esto, sin contar con que no hay estandarización en los procesos de evaluación.

Y si bien se ha dicho que la separación de los ministerios conduciría a que la nueva oficina encargada de los trámites de las licencias ambientales cuente con mayor presupuesto y una planta mayor de personal, la realidad es que preocupa que la entidad no dé abasto con las solicitudes que vienen en los tiempos normales que toman los trámites.

Para este año se esperan 270 solicitudes, en el 2010 se presentaron 151 y en el 2009 fueron 113.

“Con la estructura que tiene, el Ministerio de Ambiente y Vivienda no va a poder soportar el crecimiento del sector petrolero en Colombia”, dice el presidente de la ACP, Alejandro Martínez.

Siga bajando para encontrar más contenido