Daño fiscal por irregularidades en Reficar alcanzó los $ 8,5 billones

La Contraloría reportó 36 irregularidades que alcanzan los 2.819 millones de dólares. Con el 70 % de esa cantidad se evitaría la reforma tributaria.

Reficar

Según la Contraloría, el costo de los contratos superaría al descalabro de Saludcoop.

Archivo particular

POR:
Portafolio
diciembre 06 de 2016 - 06:06 p.m.
2016-12-06

Este martes, la Contraloría General anunció que a través de una auditoria se encontraron 36 graves hallazgos fiscales en el millonario contrato para la ampliación de la refinería de Cartagena, los cuales suman 8,5 billones de pesos, aproximadamente 2.819 millones de dólares (con TRM de $ 3.015).

La auditoría seleccionó 117 subcontratos, entre el 28 de enero y el 30 de septiembre, los cuales suman US$2.879 millones de hallazgos fiscales: US$943 millones (32%) fueron posibles irregularidades en contratación.

Se incumplió lo indicado por los documentos. Se iniciaron obras sin diseños y solo cuando ya se había construido el 52 por ciento del proyecto se tuvieron los estudios definitivos”, señaló el contralor Edgardo Maya.

Esta cifra, según la Contraloría es de 6 veces el daño fiscal de Saludcoop, el más grande del país hasta ahora, que fue de $1,4 billones de pesos. En total son 1.936 millones de dólares que no ingresaron al patrimonio del Estado por la demora de 27 meses del proyecto

Según el informe, Glencore no certificó experiencia en el desarrollo de proyectos de refinación y “no tenía la experticia y conocimiento del negocio”.

No obstante, el 3 de noviembre de 2006 recibió la adjudicación del contrato quedándose con el 51 por ciento de la participación accionaria de la Refinería de Cartagena.

En enero de 2009 indicó la fecha estimada de entrega y los costos. Luego argumentó “dificultades insuperables” y manifestó su intención de retirarse del proyecto y fue autorizada por Ecopetrol. Pese a que las penalidades por incumplimiento no se hicieron efectivas.

En el año 2007 se realiza el primer contrato con CB&I Américas, quien tampoco evidenció experiencia en ingeniería para el proyecto.

Además se cuestionó que algunas obras se tuvieron que demoler, no se tenía lista la adecuación de los sitios, deficiencias en los diseños, falta de planeación y coordinación en los proyectos.

¿Qué responde Reficar?

A través de un comunicado, la Refinería de Cartagena respondió que la mayoría de los hallazgos de la Contraloría son problemas de “gestión y/o desempeño en la ejecución de trabajos por parte de la empresa contratista CB&I y algunos subcontratistas”.

Así mismo, indicó que “no hacen referencia a actos de corrupción, desfalco o similares por parte de Reficar, ni existen hallazgos con alcance penal”.

La refinería se encuentra en un proceso de arbitramento contra los contratistas CB&I N.V., CBI Colombiana y CBI UK con el que busca “recuperar los costos, daños y perjuicios”.

Además, la empresa realizó seis auditorias financieras con el fin de atender 1.0003 requerimientos sobre este tema.

Ecopetrol ofrece disculpas públicas 

“Una premisa crítica de los proyectos en Ecopetrol es que se complementen en el tiempo y dentro del costo presupuestado. Dicha condición la incumplieron los contratistas responsables de la ampliación y modernización de la Refinería de Cartagena”.

En esos términos se refirió al informe de la Contraloría a través de un comunicado firmado por el presidente de Ecopetrol, Juan Carlos Echeverry, el cual se publicó en la noche de este martes.

En la comunicación, la empresa lamenta lo sucedido y ofrece disculpas públicas por los millonarios sobrecostos.

Somos los primeros interesados en que se conozca toda la verdad. Por eso, las empresas del grupo colaboran de manera activa en las gestiones que realizan los organismos de control sobre lo sucedido en la construcción de plantas”, indicó.

La empresa recalcó su interés en que el proceso de indagación surta efecto y por eso creó una vicepresidencia encargada de garantizar estándares técnicos en ingeniería y proyectos. Así mismo, creó otra vicepresidencia encargada de velar por la ética, transparencia y cumplimiento.

Comenzamos procedimientos de arbitraje internacional en contra de las empresas contratistas que fallaron en realizar una apropiada planeación, ingeniería, ejecución y construcción de las obras”, explicó Echeverry.


Portafolio.co y Justicia EL TIEMPO 

Siga bajando para encontrar más contenido