Isagen debe limpiar a Hidrosogamoso

Los vecinos tuvieron que recurrir al sistema judicial, pues los olores fétidos les afectaban la salud.

Hidrosogamoso tiene una capacidad instalada de 820 megavatios y está situada a 50 kilómetros de Bucaramanga.

Archivo Portafolio

Hidrosogamoso tiene una capacidad instalada de 820 megavatios y está situada a 50 kilómetros de Bucaramanga.

Empresas
POR:
abril 09 de 2015 - 12:41 a.m.
2015-04-09

Tras una demanda de los afectados que viven en los alrededores de las 7.000 hectáreas inundadas para la generación de energía de Hidrosogamoso, el Tribunal Administrativo de Santander le ordenó a Isagen limpiar el espejo de agua de la cobertura vegetal y todos aquellos materiales blandos y orgánicos del río Sogamoso.

Según Claudia Patricia Ortiz, del Movimiento Ríos Vivos, las comunidades de los alrededores de la represa han tenido que sufrir las afectaciones provocadas por la descomposición de la materia orgánica: malos olores y pérdida de la calidad del agua, causando a los pobladores nauseas, vómitos, dolores de cabeza y problemas en la piel.

“Está sucediendo lo que ya habíamos advertido. La descomposición de la vegetación que quedó bajo los 4.800 metros cúbicos de agua que almacena el embalse es la responsable de los fuertes olores que también nos están provocando alergias, malestar en la garganta y dificultad para respirar”, agregó la dirigente.

Ortiz forma parte de una movilización de 100 personas, en la que 70 son mujeres, que desde hace tres semanas llegaron a Bucaramanga procedentes de varias veredas de Betulia, Sabana de Torres, Barrancabermeja y Girón para protestar por los malos olores del embalse.

“El fétido olor es insoportable y en las noche no nos deja dormir. Se me irritan los ojos permanentemente y siento que se me tapan las vías respiratorias”, indicó Cecilia Mantilla, una pescadora que abandonó su finca para pedir al Gobierno y las autoridades ambientales una revisión inmediata del embalse.

Adolfo Fermann, gerente de proyectos de generación de Isagen, dijo que el fallo negó las medidas cautelares solicitadas por los demandantes y les pide, según él, ejecutar las acciones ya contempladas en la licencia expedida por la Agencia Nacional de Licencias Ambientales (Anla).