Italiana Illy Café gana terreno en Colombia

La marca especializada en productos de precios altos mantiene su nicho, pese a que son tiempos de alta cotización para los commodities.

Andrea Moreno/Portafolio

Mark Perlman, gerente de Inverleoka

Andrea Moreno/Portafolio

POR:
septiembre 24 de 2011 - 09:58 p.m.
2011-09-24

La italiana Illy Café lleva 17 años en Colombia y en los últimos 10 ha notado la evolución y el interés creciente de los consumidores en la bebida. 

Justamente, la semana pasada se conoció un estudio en el que se demuestra que el consumo interno de café está en crecimiento. Mark Perlman, gerente de Inverleoka, la empresa que comercializa en Colombia a Illy Café, una de las marcas más reconocidas en el mundo del café tostado y molido, explica que la atracción de los colombianos se ha notado no solo por la bebida, sino porque cada vez sea mejor. 

“En Colombia se está buscando más calidad. Y hay una tendencia a buscar calidad en el café. Eso no ha sido rápido. Nosotros llevamos 17 años trabajando en esto y creo que se ha visto en los últimos 10 años”, dice el empresario. 

Illy está presente en 140 países del mundo y factura al año unos 300 millones de euros. Y aunque el corazón de sus negocios es el café, esta empresa también está en los mercados del chocolate, el té, el vino y las mermeladas, todos en el nicho de gama alta.  En materia de café, Illy considera como su primer factor diferenciador que el producto parte de una mezcla de distintos granos.

“Al hacer una mezcla de diferentes orígenes, Illy Café puede garantizar consistencia”, dice el empresario, tras agregar que eso no pasa con el café de un solo origen. La empresa se abastece de unos 20 orígenes distintos. 

Varios de ellos provienen de Brasil, India, Costa Rica, algunos países de África, e incluso Colombia. Las otra paricularidad de esta marca italiana es la aplicación de las tecnologías para facilitar la preparación de café. 

Primero, introdujo el sistema de los pods (porciones individuales de café molido) y, luego, el sistema de cápsulas.

Hoy, varias empresas lo han adoptado. Illy Café también promueve la técnica de preparación que tiene como punto de partida el expreso “Si uno hace un expreso perfecto, de ahí en adelante las variaciones son más fáciles”, anota. 

PRECIOS Y COMPETENCIA 

Sabe que en Colombia, la competencia no es fácil por el reconocimiento y la relevancia que ha tomado la marca Juan Valdez. Al respecto, el directivo advierte que su estrategia con el cliente colombiano está en hacerle saber que en su mezcla está el café colombiano y que trabaja estrechamente a favor de los cultivadores del país.

Illy Café habla de un trabajo cercano con la Federación Nacional de Cafeteros, además que constantemente altos directivos de la compañía vienen de Italia con el fin de estar al día con las novedades en materia de producción del grano colombiano. 

El interés es tal en el mercado local que acaba de anunciar la apertura de un centro de enseñanza de preparación, con la transferencia de conocimiento que caracteriza la capacitación que dicta en Italia.

En materia de precios, si bien la actual coyuntura es de menores cotizaciones, el común denominador en los últimos meses han sido precios altos. 

“Nosotros le tenemos mucho miedo al tema porque Illy es un producto relativamente costoso y los incrementos nos han pegado a todos. Y eso es lo que nos ha salvado porque nos ha pegado a todos. Gente que de pronto no vendía café tan costoso como el nuestro, también tuvo que hacer las alzas, entonces pese a que le tenemos miedo, es una realidad del mercado. El precio subió y no hay nada que hacer”, señala.  

CONSTANZA GÓMEZ G. 

ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Siga bajando para encontrar más contenido