Juan Valdez hizo una pausa en la expansión a nuevos países | Empresas | Negocios | Portafolio

Juan Valdez hizo una pausa en la expansión a nuevos países

Este año la cadena se concentrará en apoyar la operación existente de sus tiendas en el exterior.

Hernán Méndez

Hernán Méndez, presidente de Procafecol, explica que la empresa decidió reforzar la estrategia de apoyo a la operación existente en el exterior.

Rodrigo Sepúlveda/Portafolio

POR:
Portafolio
junio 19 de 2017 - 06:11 p.m.
2017-06-19

Procafecol decidió hacer una pausa en la incursión de las tiendas Juan Valdez en nuevos países, con el fin de concentrarse en los mercados en los que ya tiene presencia.
La nueva estrategia la reveló el presidente de la compañía, Hernán Méndez, quien a su vez da un parte positivo sobre la operación en Colombia, donde abrirá 30 nuevas tiendas.

El año pasado sumó 115 tiendas en el exterior, con lo que consolidó 367 en 16 países.

¿Cómo les ha ido?

Para nosotros, como creo que para todo el país, el año empezó bastante quieto. En los primeros meses estuvimos muy preocupados por una contracción en las visitas a nuestras tiendas. En nuestro caso, mucho tuvieron que ver el fuerte invierno y los cambios tributarios con el aumento del IVA y la adopción del Impoconsumo.

También ha influido la cautela de la gente en sus gastos. Crecemos pero a paso más lento que en otros años. De todas formas, tenemos un aumento más o menos de 15% frente al 2016. Es un resultado positivo.

¿Y el segundo semestre?

Lo vemos con bastante optimismo porque venimos en un ritmo importante de aperturas, lo cual es bueno.

¿Dónde están programadas esas aperturas?

En Colombia tenemos negociados 15 locales y estamos a punto de concretar unos 5 más. Nuestra meta en el año es abrir unas 30 tiendas, cumpliendo el objetivo que hemos tenido al año últimamente.

¿Por qué abrir tiendas con bajo consumo?

Independientemente de las coyunturas económicas, queremos estar con un Juan Valdez en todos los centros comerciales relevantes que se abran. En eso acompañamos a los desarrolladores del sector. Tenemos la fortuna de que, con la experiencia y los años, nos buscan. Hay que tener en cuenta que una vez que estos complejos se consolidan es muy difícil conseguir un local.

Por ejemplo, este año se amplió el centro comercial Campanario de Popayán. Allí teníamos una tienda pequeña y nos iba bien, pero con la expansión tomamos un local más grande y las ventas se nos triplicaron. Es impresionante cómo esa dinámica en ciudades intermedias ha ayudado mucho a contrarrestar lo que esté pasando en las grandes capitales.

¿Cuántas tiendas completarán este año?

Este año terminaríamos con cerca de 280 tiendas en el país.

¿Cómo se comportan las ventas en supermercados?

En Colombia también venimos con un crecimiento razonable, del 8% respecto del 2016, fecha en la que se presentó una situación y es que en los últimos meses de ese año, muchas cadenas hicieron compras importantes. Entonces arrancó el 2017 un poquito lento, pero diría que las ventas están bien.

¿Cuál es el balance de la operación internacional?

Va bien. No nos seguimos expandiendo en países, pero se abren tiendas en los mercados donde ya estamos.

Nos aseguramos de que la experiencia Juan Valdez sea ciento por ciento y queremos garantizar que los franquiciados tengan una rentabilidad adecuada frente a su inversión. Vemos que los aliados de negocios necesitan un acompañamiento muy cercano de Procafecol.

Siempre hemos enviado gente de operaciones para que los acompañe en las aperturas y para que hagan seguimiento. Eso hace que la calidad en la preparación y en el servicio sea la que queremos.

Lo que nos pasó fue que con el crecimiento en tantos países no resultaban suficientes los jóvenes que tuvieran la experiencia en este tipo de operaciones para apoyarnos internacionalmente.

Incluso, una de las barreras que se presenta es la del idioma.

¿Trabajan para retomar la expansión en el exterior?

Por supuesto. Esta pausa es por este año para dedicarnos a ayudar a que mejoren los que ya están. Estamos mirando otros países y la lista de solicitudes sigue, pero decidimos no distraernos con otras geografías.

¿Cómo se han comportado los mercados externos en donde está la marca?

Ecuador y Chile son los mercados más dinámicos, donde llevamos más tiempo y somos socios.

Entre los franquiciados, Perú ha crecido favorablemente. Paraguay es impresionante porque acaba de abrir la quinta tienda en Asunción y es increíble la aceptación. Por su parte, México tiene un potencial gigantesco y apenas tiene nueve locales.

¿Cómo va Estados Unidos?

El franquiciado de La Florida tiene seis tiendas y le va razonablemente bien. Esa zona es un reto porque se mueve principalmente en centros comerciales y conseguir locales es complicado.

¿Cuánto representa la operación internacional?

Es muy pequeña porque Procafecol apenas factura por el café que les vende a los franquiciados. Aproximadamente el 12% de las ventas están en el exterior, incluyendo los negocios de café con las grandes superficies.

¿Cómo ve la competencia?

Nos preocupamos por hacer las cosas bien y a la competencia la miramos con respeto. Con toda sinceridad, creo tenemos un modelo de negocio y unos productos que tienen gran aceptación. Seguimos haciendo las cosas como sabemos hacerlas y como nos han funcionado en los últimos años. Tenemos una estrategia clara y no puede variar dependiendo del comportamiento de los competidores.

El gerente de la Federacafé planteaba la necesidad de mejorar el pago a los caficultores dentro de la cadena de valor ¿Qué pasa en ‘casa’?

Compramos el café Juan Valdez a la oficina de cafés especiales de la Federación de Cafeteros. Desde que nació Procafecol y el concepto Juan Valdez pagamos una prima por este producto premium. Este tipo de cafés siempre han tenido una prima por calidad. Sentiría que lo que dice el Gerente se refiere al grueso de la materia prima que es la que cubre la mayor cantidad de productores.

¿Los colombianos sí se ven cada vez más atraídos por los cafés especiales?

Promovemos con mucho juicio los granos de orígenes y las diferentes preparaciones con innovación. Eso aumenta el interés de los consumidores. Por eso lo aprecian, lo valoran y están dispuestos a pagar un poco más por tener la experiencia.

Desde la óptica de Procafecol, los colombianos están aprendiendo a tomar buen café y a apreciarlo más allá de un sencillo tinto. Y eso lo vemos en nuestras tiendas. Creo que eso ayuda mucho a que nosotros mantengamos una buena dinámica de crecimiento.

congom@portafolio.co

Siga bajando para encontrar más contenido