Kalley entrará al negocio de teléfonos celulares

En el mediano plazo, la marca de la empresa Corbeta espera duplicar su tamaño y conquistar nuevos mercados en Latinoamérica. También incursionará en televisores de alta gama y neveras.

Al cierre del 2013, las ventas de esta marca colombiana se incrementaron 30 por ciento frente al año anterior.

Archivo Portafolio.co

Al cierre del 2013, las ventas de esta marca colombiana se incrementaron 30 por ciento frente al año anterior.

POR:
junio 23 de 2014 - 08:41 p.m.
2014-06-23

Bajo la premisa de diversificar su portafolio e incursionar en un mercado con atractivos índices de crecimiento, la marca de electrodomésticos Kalley entrará al negocio de los celulares.

Así lo anunció Miguel Londoño, gerente del sello, quien le dijo a Portafolio que tendrán tanto teléfonos inteligentes como tradicionales.

Kalley es una marca de la firma Colombiana de Comercio (Corbeta), cuyo nombre se inspiró en el Cometa Halley: un astro que orbita alrededor del sol y solo puede verse por un corto periodo de tiempo.

Sin embargo, a diferencia de este, su éxito no ha sido fugaz: en poco más de una década logró expandirse de dos categorías (audio y electrodomésticos menores) a más de once, entre las que se encuentran televisores, tabletas, cuidado personal e, incluso, ferretería.

De acuerdo con Londoño, la estrategia para lograrlo ha sido clara: “cuando las tecnologías alcanzan un nivel de madurez para volverse asequibles a un gran porcentaje del mercado, las traemos”, apuntó.

“La expectativa es brindarle a los compradores un producto de un precio competitivo, con calidad adecuada en los canales formales de comercio”, agregó el vocero.

Así, se han posicionado hasta el punto de extenderse fuera de las tiendas Alkosto para llegar a 4.200 puntos de venta en todo el país y ostentar, por ejemplo, una participación que ronda el 10 por ciento en términos de unidades en el mercado local de televisores (la categoría más representativa para sus ventas).

Aunque algunos de sus productos se han fabricado en Colombia, la mayor parte de sus líneas se maquila en países como China, México y Perú, con socios que producen los artículos con base en las especificaciones del grupo, una ecuación que les ha permitido que sus precios estén entre 10 y 30 por ciento por debajo de sus competidores.

“Es una práctica muy común en la electrónica porque así se logran eficiencias”, indicó Londoño.

Aunque la marca es nacional, también tiene presencia en otros países como Ecuador, República Dominicana y Venezuela, y, aunque su presencia fuera del mercado local aún es tímida, busca llegar con más fuerza a Centroamérica y el Caribe.

NUEVAS APUESTAS

Como parte de su diversificación, Kalley se alista para realizar varios lanzamientos.

El primero de ellos será un televisor de 55 pulgadas ultra HD, que se presentará el próximo mes de julio y representará su entrada al mercado de gama alta. “Queremos mostrar que podemos tener productos de muy alta tecnología. Con estos aparatos queremos participar en sitios públicos, como centros comerciales y algunos almacenes; lo queremos hacer como un complemento, no como algo masivo”, aseveró el gerente de la marca.

Además, fortalecerán su línea de grandes electrodomésticos con la introducción de neveras de todas las gamas, que llegarán al mercado local en el último trimestre del 2014.

En este caso, la firma se encuentra en negociaciones con proveedores locales para realizar parte de la producción en el país.

En cuanto a los celulares, Londoño explicó que la idea es traer al mercado productos de precios asequibles, un proyecto que se concretará en el 2015. “Es uno de los aparatos electrónicos en los que, tal vez sin darnos cuenta, más gastamos (...) Es un mercado gigante en el que también tenemos el deber de la masificación”, apuntó.

Estos planes hacen parte de la estrategia de Kalley para duplicar su tamaño en los próximos 3 o 4 años.

Al cierre del 2013, las ventas de esta marca se incrementaron 30 por ciento frente al año anterior y, a mayo del 2014, el incremento en sus ventas había escalado hasta 50 por ciento. “Para este año, la meta es igualar o superar el crecimiento del año pasado. Creo que vamos por muy buen camino”, finalizó el ejecutivo.

Cristina Bustamante

cribus@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido