La carne les está saliendo muy cara a los restaurantes este año

Restauranteros dicen que este año el costo de esa proteína ha aumentado cerca del 20 %. En los primeros siete meses van cuatro alzas en el precio.

Optimismo por fin de veto a carne de Brasil

En marzo y mayo se dieron dos subas más por el paro agrario y la protesta camionera.

EFE

Empresas
POR:
Portafolio
agosto 08 de 2016 - 04:54 p.m.
2016-08-08

En lo que va del año, el precio de la carne ha presentado cuatro aumentos, algo no solo insólito, sino que tiene en problemas a los dueños de restaurantes, cuyos menús dependen en un buen porcentaje de ese insumo proteínico.

Así lo asegura Juan Carlos Trujillo, presidente de Acodrés, el gremio nacional del sector, quien cuenta que ya venían con el incremento decembrino, el único que se da por costumbre ante el aumento de la demanda de fin de año, pero llegado enero no varió.

En marzo y mayo se dieron dos subas más por el paro agrario y la protesta camionera. Lo grave es que no solo los precios no volvieron a su punto anterior al solucionar estos impasses, sino que hace dos semanas se dio otro aumento debido, según él, a que en el país se está sacrificando menos ganado porque se está exportando en pie. (Lea: En 2030 habrá un aumento del 50 % en consumo de alimentos)

Para Trujillo la situación reviste una importancia singular, pues gerencia Tres Cuartos, un negocio de parrilla y carne con siete locales en centros comerciales, y el 70% de la materia prima es carne.

Portafolio.co trató de confrontar la versión de los restauranteros con los productores de carne, pero fuentes ligadas a Fedegan dijeron que estas estadísticas las llevaba el Fondo Nacional del Ganado y, tras el inicio de su liquidación, es un vacío que apenas están tratando de llenar. (Lea: Consumo excesivo de carne roja aumenta riesgo de cáncer: OMS)

El incremento total en el precio, según Trujillo, ronda el 20 %. Si bien es el más sensible, no es el único. Algo similar se siente en las frutas y verduras, así como en la papa y el arroz. Ya los licores y vinos, que para algunos restaurantes de mayor gama pesan entre el 30 % y 35 % de sus costos, venían subiendo por el efecto del dólar caro.

“Estamos esperando a ver cómo evoluciona el tema de los pollos y los huevos, cuya industria está afectada por los precios de los concentrados, que se pagan en dólares”, anotó la directora de Acodrés, Claudia Barreto.

La disminución de las ganancias ha sido evidente por esa razón y golpea aún más a ciudades como Nariño, Popayán y Cali, donde más restaurantes se 'mueven' por los viajeros, y, por tanto, se afectaron con los bloqueos viales del mes pasado.

“Algunos mandaron el personal a vacaciones para no despedirlo y otros optaron por cambiar el menú o limitar su operación solo al almuerzo, al no tener con qué cocinar sus cartas normales”, añadió Barreto. (Lea: Carne de calidad en nuestra mesa)

No existe información consolidada que indique si el sector decreció, pero, según la dirigente, varias cadenas anunciaron a finales del año pasado la apertura de nuevos locales y tienen frenados sus planes de expansión ante la zozobra que aún subsiste.

La esperanza, dice Barreto, es que se cumplan las predicciones del Gobierno en cuanto a la nivelación de los precios, que el fenómeno de 'La Niña' no llegue tan fuerte y que en agosto y septiembre las ferias y fiestas que atraen el turismo revitalicen esta actividad comercial.

Cifras del Dane retomadas por Acodrés indican que en el país los restaurantes generan alrededor de un millón 250 mil empleos.