La empresa detrás del ‘show’ salsero ‘Delirio’

La organización se posiciona en la industria cultural. Esta emplea a 614 personas y el año pasado facturó 6.000 millones de pesos.

Delirio

Desde el 2006, cuando nació, Delirio ha producido 11 puestas en escena.

Empresas
POR:
Portafolio
agosto 05 de 2016 - 08:08 a.m.
2016-08-05

La Fundación Delirio, que produce el espectáculo de salsa del mismo nombre, nació hace diez años con el fin altruista de promover la cultura popular de Cali y afianzar la identidad de sus habitantes, justo en un momento en el cual su identidad y la confianza en sí mismos estaban en crisis.

Sin embargo, a la par con el cumplimiento de ese propósito, también ha logrado consolidarse como una empresa que genera 614 puestos de trabajo y el año pasado facturó 6.000 millones de pesos.

Su directora, Andrea Buenaventura (sobrina del maestro Enrique Buenaventura), explicó que son 34 empleados de planta en la Fundación , y fuera de eso, existe un colectivo de 580 más que se incorporan a la labor. “Son 300 artistas de las cuatro escuelas de salsa que contratamos para el espectáculo, más la orquesta, los artistas de circo y toda la logística”, explicó la Directora. En general, tratan de sostener tres presentaciones mensuales en su carpa y dos por fuera, en empresas y entidades que los contratan. Un hito en su historia es la ampliación que acaban de hacer al aforo de sus instalaciones, pasando de 2.300 metros cuadrados y 1.000 sillas a 3.600 metros cuadrados y 2.500 asientos. El costo fueron 2.500 millones de pesos.

Hasta el momento, Delirio se ha presentado en 20 ciudades colombianas y 19 países más, con 840.000 espectadores. “No somos un espectáculo masivo, sino tipo cabaret y por eso la cifra resulta interesante”, resalta Buenaventura. Añade que un logro es que siempre ocupan el total de las sillas.

Pero fuera de la boletería, la facturación comprende la venta de comestibles y bebidas en su sede, los espectáculos privados y con el aporte de 22 patrocinadores a cambio de publicidad.

Una línea importante del negocio ha sido la venta de paquetes turísticos para extranjeros. Mediante alianzas, a estos les ofrecen planes que incluyen pasajes, hospedaje, giras por los sitios emblemáticos del Valle y, por supuesto, boletas para ver a ‘Delirio’.

De ahí que Andrea Buenaventura advierta que se trata de un campo cuyo avance depende de qué tan bien se promocione la ciudad como destino, “porque la industria cultural es un insumo”.

Según la directiva, aunque la primera parte del 2016 “no ha sido fácil, como producto de la contracción económica del país”, se prevén un despertar del segundo semestre. Esperan que los ingresos suban en un 3,5% para una facturación superior a 6.300 millones de pesos.

Ya se posicionaron en Cali y por eso, de acuerdo con la directiva, el reto es dar el salto a Bogotá, donde tendrán seis funciones entre el 1 y el 10 de septiembre, en la carpa de Corferias. Además en octubre harán una gira por Estados Unidos, un mercado que ya han explorado y donde han tenido buena aceptación, no solo del público latino, sino de turistas que quieren conocer las expresiones artísticas afroamericanas. De ahí vendrá la Feria de Cali –con 5 presentaciones– que se ha convertido en una cita infaltable.