‘La equidad de género lleva al desarrollo’

Aniela Unguresan, afirma que ponerla en práctica lleva a un mejor desempeño en inversión, innovación, sostenibilidad y servicio al cliente.

Aniela Unguresan, cofundadora de Edge

Aniela Unguresan, cofundadora de Edge, una fundación dedicada a certificar la igualdad de género en el ámbito laboral.

Archivo particular

Empresas
POR:
Portafolio
noviembre 23 de 2016 - 06:45 p.m.
2016-11-23

Aniela Unguresan, cofundadora de Edge, organización encargada de certificar la igualdad de género en las empresas a nivel mundial como una manera de incrementar el desarrollo económico, describe que Colombia y América Latina han hecho importantes adelantos en este aspecto.

Unguresan afirma que la metodología ha sido diseñada para ayudar a las organizaciones no solo a crear un óptimo ambiente de trabajo para hombres y mujeres, sino para beneficiarse del mismo.

La directiva asegura que la equidad de género es importante para las organizaciones ya que la naturaleza del trabajo está cambiando en todos los sectores y geografías siendo más diversa, en momentos en que más mujeres acceden a las empresas y universidades en busca de superación.

La cofundadora de Edge agrega que existen investigaciones que demuestran que un buen balance de género en una compañía lleva a un mejor desempeño en inversión, innovación, sostenibilidad, servicio al cliente, que las que no lo tienen.

La ejecutiva explica que la inclusión de la mujer en las empresas y en el poder político en el número y condiciones apropiadas, le significarían a la economía mundial unos 12 billones de dólares más en crecimiento ya que las condiciones de salario, horarios de trabajo y carga laboral, entre otros, se verían beneficiadas.

“Por ejemplo, muchas mujeres consiguen solo trabajos de medio tiempo, lo que baja los salarios y en general los beneficios laborales de todos los empleados en una sociedad”, explica Unguresan.

Aclara que equidad de género para Edge no se refiere solamente a una igualdad en el número hombres y mujeres en una empresa, sino en el trabajo que realizan, en el pago por un trabajo equivalente, en las posibilidades de escalar posiciones, de acceder a entrenamientos, mentorías y en tener las mismas facilidades en el trabajo, “es una cultura que adquieren las organizaciones de inclusión a todos los niveles”.

De la misma manera, considera que para que haya igualdad de género es necesario cambiar el concepto de qué es ser exitoso en una organización, en el cual el valor de las mujeres todavía no está bien representado. “Es un margen muy delgado para considerarse exitoso”, añade.

En este sentido, cree que es erróneo el modelo de pensar que una persona exitosa es la que trabaja 24 horas diarias los siete días de la semana, lo cual no beneficia a mujeres con hijos, y que lo mismo sucede con los hombres que no muestran esa clase de comportamientos, que se quedan cortos en oportunidades laborales porque se cree que no pueden ser exitosos.

Unguresan revela que, contrario a lo que se piensa, Latinoamérica será la región con más igualdad de género a nivel mundial en el 2025. Actualmente es una de las que muestra la más alta representación de mujeres en altos niveles de responsabilidad tanto en los negocios como en la política, en el cual incide el aspecto cultural del papel que juega la mujer como modelo de poder y autoridad dentro de los hogares.

“Latinoamérica cuenta con presidentas, ministras y mujeres en altas posiciones directivas, en donde pueden construir sus propias carreras profesionales”, señala la ejecutiva de Edge.

Revela que Colombia en el último reporte global de ‘Brecha de género’ ocupó el puesto 39 entre 144 países, con una calificación promedio en aspectos como participación económica y de oportunidades en la fuerza de trabajo, en la vida pública, educación y nivel salarial, salud y expectativa de vida, pero un bajo nivel en participación política.

Edge trabaja actualmente con 150 organizaciones en 40 países del mundo, en 22 sectores diferentes.


Su proceso de certificación evalúa las políticas, las prácticas y calificaciones en cinco áreas de análisis diferentes como igualdad de remuneración por trabajo equivalente, reclutamiento y promoción, capacitación y tutoría para el desarrollo del liderazgo, trabajo flexible y cultura empresarial, con tres niveles: evaluar, mover y liderar, cada uno con sus características y retos.

EL TRABAJO DE HOLCIM

Eunice Herrera Sarmiento, directora de asuntos corporativos y recursos humanos de Holcim, una de las empresas certificadas por Edge en equidad de género en Colombia, destaca que la compañía adelanta procesos de diversificación desde hace cuatro años.
Puntualiza que la empresa no solo se fija en el número de mujeres empleadas, sino en la equidad de pago, condiciones para laborar, igualdad de oportunidades, identificación de talento y sobretodo flexibilidad en los horarios de trabajo.

Actualmente se encuentra en el segundo nivel de la certificación (mover), ya que el primero (evaluación) lo aprobaron sin mayor problema.

En este nivel, afirma Herrera, ya tienen implementada la estructura para seguir adoptando políticas en cuanto a contratación, oportunidades y salarios.

Asegura que uno de los avances consiste en una flexibilidad laboral, que permite que las personas cumplan sus labores desde sus casas o con medio tiempo en la oficina. Además con la meta a 15 años que el 30 por ciento de los cargos gerenciales sean ocupados por mujeres.

Pedro Vargas Núñez
Subeditor Portafolio