A pesar de las adversidades, la liquidez de las empresas está pasando la prueba

Reporte de Fitch señala que las compañías colombianas están en buenas condiciones, a pesar de ciertas pruebas que tiene que afrontar. 

En lo corrido de este año se ha observado un incremento en las necesidades de liquidez del sistema.

Archivo Portafolio.co

Empresas
POR:
Portafolio
julio 12 de 2016 - 10:55 p.m.
2016-07-12

Aunque la coyuntura de este año está poniendo a prueba la liquidez de las empresas colombianas, la realidad es que en términos generales están en buenas condiciones, de manera que su perfil de crédito no se verá afectado.

Así lo señala un reporte de la calificadora de riesgo Fitch Ratings, según el cual la situación económica está disminuyendo la capacidad de las empresas para generar caja, en comparación con años anteriores.

Natalia O’Byrne, senior director de Finanzas Corporativas de Fitch, dice que “las empresas tienen estructuras de capital robustas, y el apalancamiento es moderado, en comparación con el de compañías de otros países. No obstante, hay varios factores que les afectan la generación de flujos de caja operativos, lo que hace que el retorno de las inversiones se dé más lentamente”.

Según el documento, que analiza más de 60 firmas locales, algunos de los elementos que están jugando en contra de las empresas son, entre otros, la situación externa, las presiones inflacionarias, mayores costos del servicio de la deuda, la volatilidad en la tasa de cambio y una desaceleración en el consumo.

De hecho, el año pasado la generación de flujo de caja operativo disminuyó 26 por ciento frente al 2014. Para 2016 y 2017, se estima que este flujo de caja represente, en promedio, el 20 por ciento de los ingresos de las firmas, en comparación con el 23 por ciento que era en el 2014.

“Las compañías están tratando de preservar la generación de caja dando menores dividendos, menor actividad de fusiones adquisiciones y el aplazamiento de inversiones”, señala el informe.

De hecho, O’Byrne afirma que muchas de las empresas tienen flexibilidad para adoptar algunas de estas medidas en vez de tomar más deuda.

Por otra parte, el apalancamiento está en niveles que no lucen preocupantes, pero la realidad es que sí ha aumentado, debido a las condiciones adversas, y esta tendencia empezaría a revertirse en el 2018, indica el documento.

Y a pesar de un debilitamiento generalizado, la liquidez está bien, pues aun con el aumento en las obligaciones de las empresas de corto plazo (por maduraciones y toma de créditos para financiar proyectos de expansión), su concentración sigue siendo baja.
El reporte señala que “se espera que las deudas de corto plazo vuelvan a sus niveles históricos este año, en la medida en que buena parte de las obligaciones se han refinanciado”.

De las más de 60 compañías que analiza Fitch, hay 21 que en las condiciones actuales pueden mantener una posición muy robusta en materia de liquidez. Entre ellas hay empresas de servicios públicos, de alimentos, y de transporte.

De todas formas, la calificadora señaló que Aguas de Cartagena, Terpel y Colombina fueron algunas de las que más fortalecieron su posición de liquidez el año pasado.

En contraste, el mayor deterioro corrió por cuenta de Gecelca, Pacific y Surtigas, principalmente por la cantidad de recursos que se necesitaron para invertir.