La multimillonaria multa al cartel de la vigilancia y seguridad privada

Siete empresas fueron sancionadas por la Superintendencia de Industria y Comercio por violar la libre competencia en licitaciones públicas.

Jorge Arturo Moreno Ojeda

Jorge Arturo Moreno Ojeda.

Archivo particular

Empresas
POR:
Portafolio
abril 25 de 2017 - 10:39 a.m.
2017-04-25

Por violar la libre competencia económica, en procesos de contratación pública, la Superindustria sancionó a 7 empresas del sector de la vigilancia y seguridad privada y a 17 altos directivos, con multas que superan los $26 mil millones de pesos.

La Superindustria encontró que las empresas sancionadas, conformaron “de facto” o de hecho un Grupo empresarial denominado “Grupo SMG”, el cual es controlado por Jorge Arturo Moreno Ojeda, conocido como el ‘zar de la seguridad privada’, quien habría manipulado, a través de prácticas anticompetitivas, numerosos procesos de contratación estatal con diferentes entidades públicas.

La práctica anticompetitiva sancionada por la Superindustria consistió en que las empresas simulaban ser competidoras independientes en las licitaciones públicas por un valor superior a los $ 70 mil millones de pesos entre el 2009 y el 2012, cuando en realidad actuaban de forma coordinada, concertada y bajo la dirección de su controlante oculto Jorge Arturo Moreno Ojeda, engañando a las distintas entidades públicas contratantes.

Entre las entidades públicas afectadas por la violación de la libre competencia económica se encuentra la Fiscalía General de la Nación, el Icbf, Coldeportes, la Fuerza Aérea Colombiana, el Sena, Emcali, así como el Distrito de Bogotá y varios municipios del país.

Las empresas sancionadas por la Superindustria son: Guardianes; Starcoop; Cobasec; Centinel; Expertos; Insevig; Security Management Group, todas ellas controladas ocultamente por Moreno Ojeda, quien también fue sancionado, así como a varios de sus familiares y otros altos directivos de las empresas sancionadas por haber colaborado, facilitado, autorizado, ejecutado o tolerado la conducta violatoria de la libre competencia económica.