La nueva apuesta de Tappsi: ahora incursiona en el envío de las compras por internet

Según el CEO de la firma, Andrés Gutiérrez, ese será uno de los motores del crecimiento en el 2016, que se acercaría al 100%. 

Tappsi

El costo promedio de envío está entre los $ 15.000 y 20.000.

Archivo particular

Empresas
POR:
Portafolio
junio 21 de 2016 - 11:07 p.m.
2016-06-21

Tappsi, la empresa que se creó para pedir taxis desde la aplicación digital que tiene el mismo nombre, acaba de realizar una prueba piloto de un nuevo negocio: el envío de paquetes correspondientes a compras que se hacen por internet (e-commerce).

El cofundador y CEO, Andrés Gutiérrez, habla de las perspectivas del servicio que comenzó con un convenio con Linio, y de cómo se están adaptando a la nueva reglamentación del servicio de taxis de lujo que permite alianzas entre compañías de transporte con las de las ‘app’.

¿Por qué se metieron en este campo?

Habíamos lanzado servicio de mensajería hace un año y nuestros clientes corporativos nos dijeron que cada que sale un mensajero a hacer una vuelta, si alguien más tiene que enviar algo no se puede. Para eso usamos los taxis. El encrucijada era que no podían rastrear el paquete a ver si había llegado y, lo más problemático, es que al cliente le tocaba pagar la carrera, porque no había forma de cargar automáticamente a la cuenta corporativa o la tarjeta de crédito. Después de desarrollar un piloto, vimos que nosotros sí podíamos ofrecer este servicio a empresas de e-commerce. Páginas como Falabella, Éxito y Grupón están perdiendo muchas ventas potenciales por no tener un envío inmediato.

¿Acaso esas firmas no mandan sus paquetes?


Hablando con Linio vimos que el servicio más rápido era de tres días, porque no tienen línea exprés, motos, ni bicicletas, solo algunos camiones con un servicio diseñado para dos días. Se nos prendió el bombillo y tratamos de usar nuestros taxis para envíos exprés a clientes que necesitan algo de inmediato.

¿Cómo es la operación?


Los taxis llegan a los comercios, recogen el envío y se lo entregan al cliente en menos de 3 horas. Creemos que al evolucionar, esto se va a convertir en el estándar de la industria. Si queremos que el e-commerce crezca tiene que ir por este lado.

¿Hay más convenios a la vista?


El de Linio es el único que puedo revelar, pero con cinco más ya existen otros adelantados: uno es de comidas, otro de ropa deportiva, una floristería y una lavandería.

¿Esto funciona más por días especiales?


Esto no es para todo, sino para algunas necesidades. Nos dimos cuenta de que había fechas, como el Día del Padre, o si tienes un evento, en que mucha gente necesita un regalo de afán, y empezamos a desarrollar la idea.

Además, estamos planeando algo con Adidas, aunque no está firmado, alrededor de la Selección Colombia, porque cuando hay partido a la gente le gusta ir con la ropa del equipo.

En Estados Unidos también se acostumbra que en el lanzamiento de celulares o prendas hacen filas y acampan para comprarlos. Imagínate que puedas reemplazar esa experiencia y que el producto llegue con solo pedirlo por taxi.

¿Cómo aseguran que los paquetes llegaron?

Nos dimos cuenta de que ese era un lunar. Analizamos y vimos que si le metíamos un seguro le dábamos confianza a la gente y eso se resolvía. Los paquetes tienen una póliza y si algo se pierde, respondemos.

¿Cómo les fue en el Día del Padre?

En solo cinco días hubo más de 50 pedidos, bastante para ser la primera semana, y lo más interesante es que no tuvimos ni una pérdida, con 100% de confirmación. El envío llegaba antes de una hora.

¿Es una apuesta por subsistir?

Cuando lanzamos Tappsi, hace más de tres años, éramos la única ‘app’ de taxis y ahora hay más de 16. Esto habla de la proliferación, y vemos que hay que diversificar y encontrar un nicho donde podamos defendernos. Uber y otras aplicaciones nos estaban quitando un grueso de pasajeros, y vimos que había servicios que no se estaban prestando. Una ventaja es que somos más económicos y aunque hay consumidores insensibles a ese aumento de precio, hay muchos a los que sí les pesa un incremento de hasta 5.000 pesos en la carrera.

¿En qué nichos están enfocados ahora?

Hay dos: estudiantes y universitarios, que tienen un presupuesto limitado y no se pueden dar el lujo de pagar 30 mil pesos por transportarse. El otro mercado es el corporativo: las empresas, que veían que con vales a veces los empleados les metían goles inventándose trayectos que no son del trabajo.

¿Qué están haciendo para esos públicos?


Para los estudiantes estamos haciendo muchas campañas de mercadeo con el fin de acercarnos más, y con las empresas lanzamos los vales digitales para que puedan empezar a usar Tappsi con sus empleados.

¿Cómo va el 2016?

Estos negocios son bastante explosivos y las cifras son muy buenas. Este año llevamos un crecimiento del 50% frente al 2015 y actualmente hacemos 1,5 millones de carreras por mes. Hace un año eran un millón. El crecimiento ideal para finales del 2016 es de 100%.

¿Cómo le jugarán a los taxis de lujo?

Hay que aliarse con empresas de transporte, aunque no sea el camino óptimo. Lo que pasa es que estas firmas tienen el monopolio; muchas veces quieren posicionar sus propias aplicaciones y van a hacer lo posible por no concretar ninguna alianza.

¿Entonces, cómo quedarían ustedes?

Esto nos obliga a repensar si debemos ser una empresa de transporte o no, y si tenemos que hacer alianzas más agresivas, porque la necesidad de un taxi de lujo se ve y las especificaciones están hechas para que podamos responder al mercado.