La robótica en las empresas no es cosa de ciencia ficción

El valor agregado queda en manos de las personas y las tareas repetitivas se asignan a las máquinas.

Un factor favorable de estas herramientas es  que eleva la moral de los colaboradores.

Un factor favorable de estas herramientas es que eleva la moral de los colaboradores.

Empresas
POR:
Portafolio
marzo 24 de 2017 - 07:33 p.m.
2017-03-24

La cuarta revolución industrial está en marcha y las empresas que se adapten a ella serán ganadoras.

(Lea: Sexo con muñecas y robots)

En ese proceso la robótica, más conocida como las soluciones RPA (Robotic Process Automation, que en español significa la automatización robótica de procesos), es un tema que cada vez llama más la atención de los ejecutivos, como parte de las iniciativas de mejora continua.

(Lea: Educación tecnológica, un requisito para los empleos del futuro)

El tema no tiene nada que ver con los robots que sustituyen a los humanos al mejor estilo de las películas de ciencia ficción, ni con la producción industrial sino con la inserción de tecnologías que hagan más eficiente las operaciones repetitivas que tradicionalmente han sido realizadas manualmente.

Beatriz Dager, socia líder de Estrategia y Operaciones de Deloitte, firma que ha analizado este fenómeno.

Se trata de la adopción de nuevas herramientas que están llegando para hacer ciertas funciones de tipo administrativo. “No es el robot de ciencia ficción que camina y habla. Estoy hablando de un software que permite automatizar ciertas tareas - como la actualización diaria de la tasa de cambio para efecto del departamento de finanzas- que hoy, típicamente se hacen manuales”, insiste.

Este mercado se estima en 200 millones de dólares y se prevé que en el 2020 puede llegar a los 5.500 millones de dólares, señala la experta, teniendo en cuenta cálculos del sector tecnológico.

(Además: Cerebros conectados y sexo con robots: el mundo en 2050)

En la aplicación de la robótica en Colombia, apenas estamos en la etapa inicial.
El tema gana preponderancia en el mundo desde hace unos cuatro o cinco años. Europa y Estados Unidos, que nos llevan una ventaja importante, aún se están recorriendo unos primeros pasos”, explica la experta.

Por lo menos el 49 por ciento de las actividades que realizan se puede automatizar vía robots en una empresa, en general.

En la adopción temprana del RPA, fase en la que está Colombia, se han reportado ahorros del 50% al 60%, tiempo que registra mejoras en la velocidad, precisión y trazabilidad en la ejecución de tareas rutinarias, debido a que los robots ejecutan funciones con un alto nivel de precisión, se reducen los tiempos de entrega y operan 24/7.

La experta reconoce que las herramientas y aplicaciones que constantemente presentan al mercado los emprendedores de pequeñas y grandes empresas para administrar las redes sociales, las bases de datos, la gestión de inventarios o la administración de personal, hacen parte de la automatización robótica de procesos.

Sin embargo anota, que las empresas se deben asesorar muy bien para identificar lo que necesitan.


Cuando se habla de robótica uno de los asuntos que más inquietud genera tiene que ver con la suerte del recurso humano.

La respuesta es que el concepto está lejos de anularlo.

Por el contrario, uno de los factores favorables de usar más estas herramientas es que eleva la moral de los colaboradores en la medida que los hace sentir más importantes por el nivel de aporte que pueden hacer a la compañía.

“Cuantas veces los empleados nos quejamos sobre la cantidad de tareas que tenemos y que nos quitan tiempo para cosas importantes como analizar. Aquí el foco es que la capacidad del colaborador se va a aprovechar más”, dice Beatriz Dager.

El reto de los diferentes actores del sector público y privado es ver cómo se prepara esa fuerza laboral para esos requerimientos.


“Lo que está claro es que la nueva formación tiene que ver con las habilidades analíticas. Es fundamental la matemática, la ciencia, la tecnología y la estadística”, explica.